• MIÉRCOLES,  23 SEPTIEMBRE DE 2020

Región  |  17 septiembre de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Las boas constrictor de Lehder rondan a El Edén y toda La Tebaida

0 Comentarios

Imagen noticia

Pisamal es una hacienda en el municipio de La Tebaida, que fuera de propiedad del exnarcotraficante quindiano Carlos Lehder Rivas, en los años setenta y que luego pasó a manos del también narcotraficante Ramón Matta Ballesteros, en los ochenta. Cuando Lehder fue extraditado a los Estados Unidos en el año de 1987, y Matta Ballesteros en 1989, la hacienda como otros bienes que poseían en el Quindío pasaron al Gobierno, a través de la Unidad de Extinción de Dominio.

En ese momento, la hacienda Pisamal empezó a quedar abandonada, y los animales que estaban en el sitio, entre ellos chigüiros, ciervos y boas constrictor, quedaron a la deriva. Casi todos ellos escaparon y aún se encuentran especímenes en zonas de bosque de esta municipalidad.

Los animales fueron traídos por Lehder y mantenidos por Matta, ubicados en por lo menos cinco predios en las veredas Pisamal y Maravélez en La Tebaida Quindío, se trata de las fincas Veraguas, La Colonia, Predregales, Gran horizonte y Bello Horizonte, que solo en el año 2004 fueron objeto de extinción de dominio y un año después, el Consejo Nacional de Estupefacientes los transfirió al Incoder.

Posteriormente en el año 2006 el Incoder los adjudica mediante tres resoluciones a aproximadamente 39 familias, unas, sujeto de reforma agraria, y otras vinculadas al proceso de reincorporación a la vida civil integradas por desmovilizados del departamento de Córdoba.

Cuando los ocupantes llegaron al sitio, encontraron algunos animales, pero ya no estaba el criadero que se había organizado. Así las cosas se reporta que estos animales existían en una buena cantidad en la hacienda Pisamal y todas se esparcieron por el suelo de La Tebaida. Esta semana, en el propio aeropuerto El Edén, fue hallado por la Corporación Autónoma Regional del Quindío un ejemplar de esta naturaleza

La presencia de boas se estimula en este sitio específico debido a que las comunidades que habitan cerca al terminal aéreo arrojan residuos que generan la proliferación de roedores que son presa para las serpientes, según lo explicó el subdirector de Regulación y Control de la CRQ.

Durante inspecciones técnicas adelantadas por funcionarios de la CRQ al aeropuerto El Edén, se encontró una serpiente boa constrictor, que fue trasladada al Centro de Atención y Valoración de Fauna Silvestre de la corporación donde se le aplican los protocolos de rehabilitación para ser devuelta su hábitat natural.

El subdirector de Regulación y Control Ambiental de la CRQ, Carlos Ariel Truke Ospina, explicó que el ejemplar no tiene rango de distribución en el departamento y que su presencia en el aeropuerto se origina en la problemática existente en el municipio de La Tebaida donde hace varios años fueron liberadas serpientes que se han reproducido en este sector del departamento.

Las autoridades ambientales pidieron a funcionarios del aeropuerto El Edén y a los habitantes en el sector informar inmediatamente sean observadas las serpientes y evitar contacto con ellas, además pidieron no arrojar residuos de alimentos o basuras por esta zona para evitar la proliferación de roedores que se conviertan en alimento para los ofidios.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net