• DOMINGO,  25 OCTUBRE DE 2020

Cultura  |  20 septiembre de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Robinson Castañeda

Volver a la universidad

0 Comentarios

Imagen noticia

Un texto de Guillermo Salazar Jiménez.

La lluvia de cifras, mensajes y recetas sobre la Covid 19 coparon la mayoría del tiempo, inundaron nuestra posibilidad de pensar sobre otros problemas, como si la vida se agotara en contrarrestar la epidemia. Esta es grave pero ya pasará y ¿qué hacer para enfrentar otros agudos problemas sociales represados? Contra la precariedad de la salud surgió la voluntad del personal médico, trabajadores informales utilizaron estrategias rústicas para paliar su situación y frente a la virtualidad los maestros respondieron optimistas.

Pensar sobre otros problemas, en tiempo de cuarentena, es neutralizar el espectro obligado de contagiados y muertos por otro horizonte de vida futura. Crearlo implica que maestros y estudiantes decidan proponer algo nuevo porque la universidad no puede perder su capacidad argumentativa y pensamiento crítico.

Más que desarrollar contenidos con la idea de terminar los cursos, la crisis producida por la covid-19 hay que aprovecharla para utilizar el tiempo y las tecnologías de la información en espacio para cuestionar las causas de la postración educativa, dialogar acerca de la realidad pedagógica y reflexionar colectivamente sobre la educación de hoy y del futuro.

Discutir sobre cómo la universidad va a cumplir su papel que seguramente no será igual después del regreso parcial a clases. De qué manera van a cumplir su trabajo los estudiantes y profesores que no disponen de los medios tecnológicos o profesionales para desarrollarlo en casa. Regresar a la universidad para exigir el apoyo social y estatal, necesarios en la construcción de aquella exigida por los nuevos retos.

Dejar las noticias sobre el coronavirus para hacer un alto en el camino y reflexionar con la comunidad sobre cómo cambiamos lo que tenemos y qué universidad aspiramos para Colombia. Romper ese frenesí impuesto para desarrollar contenidos y la presión sobre los jóvenes para que atiendan las pantallas de computadores o celulares. Si hoy resultó importante destinar los medios de comunicación y los recursos financieros para atender la epidemia, mañana será tarde para hacer lo mismo con la educación.

Volver a la universidad para deliberar sobre su situación financiera es un asunto clave para superar la crisis social que se avecina con el “aislamiento selectivo”. La universidad cumplió, ahora falta que el Estado lo haga. Reflexionar sobre las posibles consecuencias si no paga la deuda estimada en 18.2 billones de pesos hasta 2018. Debatir sobre la cruda realidad entre financiación estatal y esfuerzo institucional. Según El Espectador, la inversión por estudiante en la universidad pública fue de $10.825.000 en 1993 y bajó a $4.785.338 en 2017; mientras que el número de estudiantes subió de 365.985 en 2004 a 576.393 en 2017 y en posgrado pasaron de 16.492 en 2004 a 46.794 en 2017.

Nueva Universidad y crítica situación financiera temas para debatir en este tiempo de pandemia. “En tu lucha con el mundo, apoya al mundo”, lo advirtió Kafka como directriz para que estudiantes y profesores, con su potencial pedagógico, se atrevan a erigir una universidad diferente y apoyen la construcción de otra Colombia.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net