• VIERNES,  24 JUNIO DE 2022

Blogueros  |  08 diciembre de 2017  |  12:00 AM |  Escrito por: Claudia Ángel

Soy transgénero, ¿cuál baño debo usar?

1 Comentarios

Imagen noticia

Claudia Ángel

El ser persona transgénero trae consigo una cantidad de dilemas y obstáculos en el diario vivir, en especial en las relaciones y en la forma como nos perciben las otras personas. Uno de estos grandes dilemas es el uso del baño en lugares públicos.

Dado a que las mayorías solamente reconocen los sexos masculino y femenino, se han creado durante el pasar de la historia toda una serie de convencionalismos que nos encasillan, clasifican y dividen en base a nuestro sexo biológico. Hasta hace muy pocos años no se tenía esta disyuntiva, o al menos no era tan visible, pues a pesar de que las personas sexualmente diversas hemos existido desde el principio de la humanidad, siempre estuvimos en las sombras, escondidos como criminales, como arrimados en la casa de un familiar o amigo, sin poder expresar con tranquilidad nuestro más profundo sentir.

Gracias a la apertura (Poca, pero al fin y al cabo apertura) hacia las identidades de género diversas que actualmente se observa, las personas transgénero como yo, ya no tenemos que resignarnos a vivir en las sombras, en la clandestinidad, en los fondos mas bajos de la sociedad. Aunque es poco común ver mujeres transgénero en la calle, a excepción de las chicas que ejercen trabajo sexual en las zonas de tolerancia de cada ciudad, estamos cada vez mas presentes en la cotidianidad, somos parte de una sociedad que no nos acepta y que continua discriminándonos por nuestra apariencia muchas veces confusa, que hace dudar a muchos si somos hombres o mujeres, en temas tan sencillos como el uso de un baño público.

Volviendo al dilema origen del presente escrito, creo que a todas nos ha pasado en algún momento de nuestras vidas, en especial cuando iniciamos una transición de hombre a mujer, y mas en especial cuando aún no hemos iniciado tratamiento hormonal o no nos hemos sometido a cirugía alguna, que nuestra apariencia aun confunde a la mayoría de personas que nos ve, hemos tenido la duda cuando vamos a algún lugar público como centros comerciales, instituciones educativas, de salud, gubernamentales, etc, de cuál baño usar cuando se requiere, ¿el de hombres o el de mujeres?

Cabe anotar que esta duda no se presenta en la mayoría de los casos porque tengamos dudas de nuestra identidad de género, ni mucho menos, sino porque muchas evitamos entrar en conflictos con personas intolerantes e ignorantes de nuestra condición, que convierten un acto tan sencillo y necesario como el uso del baño, en todo un motivo para armar una guerra mundial, y en este caso debo decir muy a mi pesar, que son las damas las mas intolerantes ante esta situación.

Yo en lo personal evito usar los baños públicos diferenciados, para evitar inconvenientes de esta índole, principalmente con el objetivo de no incomodar a las mujeres, e iniciar conflictos que a mi parecer, no tienen fundamento diferente a la intolerancia fomentada por los sectores radicales de nuestra sociedad. En la institución donde estudio, solamente uso el baño en casos de urgencia extrema, cuando la necesidad no da espera, y uso el baño de hombres, aunque para ser sincera, me incomoda un poco, y eso que no uso el orinal, uso el privado, y trato de entrar en un momento en que no haya nadie mas en el baño, pues ya me pasó en un centro comercial cerca de mi casa, que entré al baño de hombres, y al salir, alguien hizo un comentario de descontento porque utilicé este baño, y estoy segura de que si hubiera utilizado el baño de las damas, las cosas hubieran ido más allá de un comentario incómodo…

A pesar de que mi identidad de género no la discuto con absolutamente nadie, pues como dije en otro escrito, eso es algo que nadie diferente a mi lo puede definir, y me siento tan mujer como cualquier otra, soy una persona pacifista que prefiere evitar los conflictos por una cosa tan sencilla como el uso del baño, pues estoy convencida que puedo hacer lo mismo en el de hombres que en el de las mujeres.

Respeto la opinión y la manera en que cada persona ve el tema, tanto la posición de las mujeres cisgénero (Biológicas), que no nos reconocen como mujeres y consideran que no tenemos derecho a invadir un espacio que ellas consideran tan íntimo, pues eso daría pie a que personas con malas intenciones pudieran cometer algún abuso en su contra, como la posición de mis compañeras transgénero que están dispuestas a pelear con quien sea porque este derecho tan básico les sea reconocido, pues al fin y al cabo, aunque la sociedad pseudomoralista e hipócrita no nos reconozca como mujeres con igualdad de derechos como cualquier otra, lo somos, y eso no tiene discusión.

Yo prefiero en vez de atacar a alguien y armar conflictos por algo que se puede remediar de manera pacífica, invitar a las partes implicadas, tanto mujeres y hombres cisgénero, como a la comunidad transgénero, en especial a las mujeres, a que veamos las cosas de una manera objetiva, como realmente son, el baño es para hacer las necesidades fisiológicas de nuestro cuerpo, independiente de nuestro género, el uso de un baño cualquiera no me define como hombre o como mujer, soy mucho mas que eso.

De igual manera, para las personas cisgénero, en el caso de las mujeres, ustedes no entran acompañadas al privado, solo tienen que compartir los lavamanos, el espejo y el secador de manos, y generalmente no se demoran en ese lugar mas de 10 minutos, no deberían indignarse porque una de nosotras usemos ese baño, a menos que haya alguna palabra o acto incómodo, o un abuso claro de nuestra parte, por supuesto.

Y en el caso de los hombres, cabe anotar que si una persona transgénero usa este baño, no es para ir a morbosear o incomodar, las pocas que lo usamos lo hacemos por evitar conflictos sin sentido con las damas, y eso no les da ningún derecho para incomodarnos o agredirnos de alguna manera.

Sería muy conveniente que los comercios y las instituciones públicas habilitaran baterías sanitarias unisex, para evitar estos dilemas y los conflictos que se pueden derivar de ahí, de hecho, algunos ya lo hacen, pero aun son muy escasos, y dado que los sectores radicales se preocupan tanto por nosotras, entonces deberían fomentar la implementación esta medida, pues las personas de género diverso no nos resignamos a seguir en las sombras solo por su rechazo y su ignorancia respecto a nosotras.

PUBLICIDAD

Otras Opiniones

Comenta este artículo

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net