• SÁBADO,  05 DICIEMBRE DE 2020

Cultura  |  18 octubre de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Robinson Castañeda

Filosofía en bicicleta

0 Comentarios

Imagen noticia

Escrito por Guillermo Salazar Jiménez. Foto tomada del portal, www.ciclismoafondo.es.

De París viajó a Lyon en compañía de sus padres quienes organizaron una posada en el campo que le sirvió para meditar sobre asuntos espirituales. Pensar sobre problemas de la existencia fue uno de los asuntos que le sirvió para llegar a ciclista de élite. Su ejemplo de estudiar y practicar el deporte no eran opuestos, lo contrario se complementaban en la formación integral como persona y profesional.

De veintisiete años, el ciclista francés Guillaume Martín del equipo Cofidis, con el número 121 en su camiseta, alcanzó el tercer lugar en la cuarta etapa, el séptimo en la novena y como ciclista todo terreno quedó en el puesto once en la clasificación general al final del Tour de Francia 2020.

Aquella mañana, después de una caída que lo había relegado en la clasificación, antes de encarar la siguiente etapa, le comentó a la revista Marca que "las cosas están saliendo bien pero mi objetivo real es el Top 10 porque así mejoraría el 12º puesto del año pasado”. Respuesta que denotó el espíritu deportivo y la responsabilidad profesional consigo mismo. El tono de la entrevista cambió de rumbo porque Martin logró lo que antes parecía imposible cuando los periodistas insistían en preguntar sobre su desempeño intelectual. Su respuesta fue tajante: "Estoy contento de que se hable más de mi nivel atlético que de filosofía".

Con la filosofía, otra pasión de Martín, logró un triunfo categórico con su trabajo final de maestría sobre un estudio que tituló Nietzsche y el deporte. Parodiando la necesidad de correr bicicleta en equipo, a la filosofía le agregó la de escritor con la novela Sócrates en bicicleta: el Tour de Francia de los filósofos y la obra de teatro Platón versus Platoche, estrenada en el Festival “Off” de Aviñón y que imaginó al filósofo griego en el siglo XXI. ¿Por qué Nietzsche?, le preguntaron y respondió con categoría de deportista y académico que era en la competencia como él, Nietzsche un escritor “bastante agresivo en filosofía”.

Martín ahondó en su respuesta para explicar la agresividad copiada de Nietzsche, dijo que su mente de deportista la asociaba con su actividad intelectual simplemente porque "el autor alemán desarrolló los conceptos de ser sobrehumano, de retorno eterno, de voluntad de potencia". Juzgo que le gusta bajase de la bicicleta y leer, convencido que escribir antes que restarle fuerzas lo tranquilizaban e impulsaban a seguir luchando. Creo que Martín tomó muy en serio el ciclismo y la filosofía, pero también los disfruta, por algo sabe perfectamente mezclarlos.

"Cuando escribo, quiero que se juzgue la calidad de mis libros. Cuando compito sobre la bicicleta, por mis resultados", dijo Martín en medio de micrófonos y cámaras. Explicó que la ideología dominante de Pierre De Coubertin decía que “lo importante es participar”, mientras que Nietzsche, a través de Zaratustra, afirmaba “no os aconsejo la paz, sino la victoria”. Concluyó la entrevista afirmando que él, en tanto que deportista, se encontraba más cerca de Nietzsche que De Coubertin.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net