• SÁBADO,  05 DICIEMBRE DE 2020

La Guaca  |  22 octubre de 2020  |  02:20 PM

La puja por la terna Liberal

0 Comentarios

Imagen noticia

Faltando mucho más de un año para las elecciones parlamentarias en Colombia, en el Quindío está ‘caliente’ la puja para integrar la terna de candidatos a la Cámara de Representantes del partido Liberal. Hay un candidato con derecho propio, el actual representante Luciano Grisales, que representa los intereses del antiguo partido en la región, el de su padre Samuel Grisales y el veterano dirigente Emilio Valencia y su hija Luz Piedad, condenada por corrupción y pagando condena en una cárcel de Armenia. Otro de los aspirantes lo quiere poner el senador caldense Mario Castaño y ha dicho que le ha ofrecido ese puesto a la actual gerente de Telecafé Sandra Bibiana Aristizábal. El tercero parecía, hasta hace 15 días, definido, y el nombre estaría en manos del alcalde de Armenia José Manuel Ríos, quien se inclinaría por uno de sus cercanos asesores, el exalcalde de Quimbaya Jhon Edgar Pérez. Pero, apareció otro ‘gallo’ en la disputa, el gobernador Roberto Jairo Jaramillo, que quiere que su candidato, el actual secretario del Interior del departamento Eduardo Orozco Jaramillo, integre esa terna liberal. A esta propuesta, que ya fue llevada a la Dirección Nacional Liberal, se opuso el senador Mario Castaño, argumentando que si bien es cierto el gobernador Jaramillo es liberal y fue elegido con el aval de ese partido, el señor Orozco ha venido perteneciendo, en los últimos años, al partido de la U. Lo cierto es que si se integra la terna con todos estos apoyos, sería, sin duda, la lista más fuerte en el Quindío para esta corporación.

El Camino del Quindío y el apoyo alemán

Por estos días hubo una polémica en la región alrededor de la necesidad de intervenir las zonas del Camino Nacional, paso del Quindío, que aún existen, como una reivindicación histórica y un atractivo turístico. Frente a este tema, el cónsul honorario de Alemania para el Eje Cafetero, Norbert Pudzich, recordó que hace unos pocos años había ofrecido su concurso y colaboración para recuperar ese camino, pero que ninguna autoridad, oficialmente, había atendido ese ofrecimiento. Pudzich terció en la polémica, con el siguiente comentario: “Me uno a la iniciativa de recuperar el camino del Quindío como monumento histórico de importancia nacional, como símbolo de la identidad quindiana y como otro atractivo turístico más en el tejido de la estructura turística existente. En Europa los caminos históricos como el Camino de los Francos o los caminos de peregrinación como el famoso Camino a Santiago de Compostela son un atractivo turístico que atrae año tras año miles de caminantes. Permítame llamar tu atención a otro aspecto. También Alexander von Humboldt describió en uno de sus libros cómo viajaba de Bogotá a Cali por el Camino del Quindío y que pernoctaba en Boquía. En el marco del Congreso de Historia del año pasado aquí en Armenia, había tratado de llamar la atención sobre el hecho, y propuesto de llamar un pedacito del camino “Camino Alexander von Humboldt”, sin resultado. La embajada alemana estaba interesada en el tema y dispuesta a colaborar en un proyecto de esta naturaleza. Qué lástima que las prioridades de los responsables eran otras. Pero de pronto y en otra oportunidad se abre nuevamente una puerta. Y voy a estar ahí esperando”. Hasta aquí el comentario del diplomático. ¿Qué estamos esperando para aprovechar esta maravillosa oferta?

Reclamo de la contadora del Fondo de Empleados de UQ

La contadora del Fondo de Empleados de la universidad del Quindío Luz Adriana Gutiérrez Gordillo, le ha reclamado a EL QUINDIANO porque en el informe sobre el faltante hallado en la entidad, se dice que personas del Fondo se preguntan: ¿Cómo la contadora y la revisora fiscal de la entidad pasaron por alto en sus informes los faltantes durante nueve años? Pide la señora Gutiérrez Rodríguez que rectifiquemos esta pregunta, pues, según su escrito, ella fue quien detectó el ilícito y hace parte del grupo de denunciantes ante la Fiscalía. “Fui yo quien detectó el ilícito y lo notifiqué inmediatamente al gerente general, revisora fiscal y al oficial de cumplimiento, ante lo cual el gerente general procedió a tomar las medidas necesarias en busca de aclarar la situación al interior del Fondo de Empleados”, sostiene la contadora.

Nos pide la señora Gutiérrez que revelemos los nombres de las personas del Fondo que se hicieron la pregunta, de por qué pasaron nueve años y ella pasó por alto en sus informes el tema del faltante. Le recordamos a la señora Gutiérrez que los periodistas en Colombia no estamos obligados a revelar nuestras fuentes, y para tal fin estamos protegidos por el artículo 74 de la Constitución Política que a la letra dice: “Todas las personas tienen derecho a acceder a los documentos públicos salvo los casos que establezca la ley. El secreto profesional es inviolable”.

Adicionalmente, la nota de EL QUINDIANO no tiene imprecisiones. La contadora Gutiérrez reconoce que ella detectó el ilícito, pero lo hizo en el año 2020, y lo que se está preguntado es por qué no lo hizo los nueve años anteriores, del 2011 al 2019. Ahora, si la contadora Gutiérrez tiene pruebas que nos demuestre que había detectado el ilícito en fecha anterior al 2020, que las revele, porque, que conozcamos, jamás lo hizo.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net