• SÁBADO,  05 DICIEMBRE DE 2020

Columnistas  |  29 octubre de 2020  |  12:59 AM |  Escrito por: Jairo H. Londoño

EL COVID NOS ESTÁ ENLOQUECIENDO

0 Comentarios

Jairo H. Londoño

Por Jairo H. Londoño

No nos está matando el Covid 19, la asesina es la desinformación que nos llega a través de los medios: la prensa, la Radio, la Tv, las redes, el celu, los chismes y cuanta manera tenemos de comunicarnos.

Los médicos "serios" y los dirigentes solo nos dieron tres directrices: lavado frecuente de manos, uso de tapabocas y distanciamiento entre personas.

Al principio de la pandemia escuché a una persona, que dijo ser director de un hospital en España, asegurar que el tapabocas era un recolector de infecciones, propias y ajenas. Entonces me lo quité.

Dos horas más tarde la OMS anunció que el tapabocas era la única medida de seguridad que teníamos contra el virus. Me lo puse.

Salí a caminar y escuché que caminar con tapabocas podría causar infarto respiratorio. Me lo quité El Dr Christian, un médico holandés, dijo que el virus puede flotar en el aire y está en las calles. Me lo puse.

La Secretaría de virus de salud de Londres manifestó que el uso prolongado del tapabocas podría crear el síndrome de orejas de elefante. Me lo quité.

La asistente de virología de la OMS, que solo un tapabocas, no era suficiente garantía para evitar el virus. Me puse dos, casi me ahogo y terminé tosiendo, se encendió la alarma, parecía infectado. Me los quité. El doctor Salazar, dijo que tomar limonada con jengibre bien caliente eliminaba el virus de la garganta. Me quemé la lengua. Lo dejé.

Que el jabón para lavar las manos no debe ser antibacterial, porque matamos las bacterias buenas y nos quedamos sin defensas. Lo cambié por jabón de tierra.

El secretario de salud de "La Tebaida" dijo que el virus también puede entrar por la boca. Me puse un casco. En la calle me gritaban -¡se te robaron la moto!- Me lo quité.

Vino una prima a visitarnos y no la dejamos entrar, porque recomiendan no recibir visitas, pero la fumigamos con alcohol etílico. Ahora tengo problemas con mi tía.

una pizza a domicilio, cuando llegó la desinfectamos con alcohol, sabía horrible, la botamos.

No me estoy enloqueciendo, pero falta poco.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net