• SÁBADO,  25 SEPTIEMBRE DE 2021

Obituario  |  04 noviembre de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Robinson Castañeda

Falleció en Armenia el médico fisiatra Luis Eduardo Gómez Sabogal

0 Comentarios

Imagen noticia

Ayer sábado 31 de octubre falleció en la ciudad de Armenia el médico Fisiatra, Luis Eduardo Gómez Sabogal, reconocido profesional de la medicina en el Quindío que dejó de existir tras sufrir un paro cardíaco, después de que en días pasados le practicaran un cateterismo.

El profesional de la salud que laboró en el Hospital San Juan de Dios de Armenia era hermano del docente, gestor cultural y columnista de éste diario Manuel Gómez Sabogal y deja una huella imborrable en su familia, colegas y pacientes que lo recuerdan con especial cariño.

El QUINDIANO expresa una voz de condolencia para su esposa, Liliana Gutiérrez, sus hijas Juliana, Manuela y María José, su nieta Gabriela y toda su familia que lamenta su sensible pérdida. A su vez comparte algunos de los mensajes de amigos y familiares del doctor Luis Eduardo Gómez Sabogal.

“El cuerpo médico del Quindío ha tenido una inmensa pérdida. Murió el más agradable, gracioso y bueno de todos los colegas, el profesional intachable, el padre amoroso, el esposo bueno, el médico amable y sabio pero ante todo el amigo fiel, querido y servicial que siempre estaba dispuesto a ayudar y que siempre tenía la ocurrencia y el chiste a flor de labios. Cuánto te vamos a extrañar querido Luchito!!! No sé si alguna vez te dije cuánto te apreciaba pero ahora mismo quiero decirte que te amé inmensamente como amigo y que siempre te llevaré en mi corazón mi querido Luis Eduardo Gómez Sabogal” - Álvaro León.

“El segundo de siete hermanos. Era demasiado agradable, gracioso y bueno con pacientes y colegas. No discriminaba y era servicial. Como profesional, fue honesto, responsable y serio dentro de lo que podría ser quien tiene chistes a flor de labios. Un gran esposo, padre ejemplar y modelo para los hermanos y amigos. Abuelo increíble y lleno de amor por su nieta.

Sus estudios fueron en el Colegio San José. Terminó en 1972. Siempre vivió en Armenia. Murió del corazón. Le hicieron un cateterismo y luego le dio infarto...no volvió a despertar.

Muchas veces, me preguntan aquí que qué pasó, porque me ven llorando...creen que me dijeron algo nuevo. No, simplemente, recuerdos...recuerdos lindos...

El año pasado, por primera vez en mi vida, estaba yo tan mal y los médicos le dijeron al gordo que yo no tenía remedio. Se acercó y me dio un beso y todos los días, salía temprano para Pereira y ese era siempre el saludo: un beso en la frente...Eso nunca lo había sentido tanto...recuerdo y lloro...lloro, porque no pude ir a verlo y hacer lo mismo. Es por lo que más he llorado.

Amaba a su familia. Era un ejemplo como esposo, padre y abuelo de una nieta que cumplió un año en julio. Dedicado a su profesión. Muy responsable y amable con sus pacientes” – Manuel Gómez Sabogal.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net