• SÁBADO,  05 DICIEMBRE DE 2020

Región  |  22 noviembre de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Un telescopio monitorea el volcán Machín, en los Andes de Quindío

0 Comentarios

Imagen noticia

 Imagen del Cerro Machín, con el telescopio interpuesto: Tomada de la UIS

Un telescopio que lleva por nombre MuTe (Muon Telescope) y que está compuesto por aproximadamente 200 piezas de hierro y acero, fue instalado en el cerro volcán Machín, en la zona de Toche, en los límites de los municipios de Salento, Quindío y Cajamarca, Tolima. El telescopio fue elaborado por profesionales de la Universidad Industrial de Santander, construido e instalado por ellos mismos. La idea es monitorear, desde Bucaramanga, el comportamiento de este volcán, que representa un riesgo para el Quindío en caso de hacer explosión.

El proyecto ha sido realizado por un grupo de más de 20 profesionales especializados en física, ingeniería y otras ramas, que tienen como propósito analizar, desde Santander, el interior de estos fenómenos geológicos con la construcción de este telescopio.

El telescopio funciona como quien estudia detalladamente una radiografía de rayos X, que con una fotografía logra analizar qué está pasando al interior de un cuerpo humano, este grupo de expertos lo harán con MuTe.

Los científicos pretenden detectar las alertas tempranas y leer los complejos volcánicos como el Machín (Tolima), primer cráter en el que se hacen las pruebas. Y aunque está lejos del nororiente colombiano, está ubicado en un punto en el que por medio de satélites en la zona -en la cordillera Central, a siete kilómetros de Cajamarca y a 17 de Ibagué, en Tolima- lograrán saber el flujo de muones exacto, que son las partículas que vienen de fuera de la tierra y que atraviesan el Machín, con esto logran determinar la antigüedad y datos importantes del volcán.

“Suena muy fácil decirlo, pero sí nos hemos tardado en hacerlo es porque estamos trabajando en varios volcanes del territorio (esto por medio de satélites) y es un tema que se debe tratar con cuidado y con todo el profesionalismo”, dice Luis Alberto Núñez, director del Grupo Halley de Astronomía y Ciencias Aeroespaciales, de la Universidad Industrial de Santander (UIS).

Esta institución, junto a Colciencias y la empresa santandereana Industrias Acero, pretenden evitar tragedias como el desastre de Armero, producto de una erupción del volcán del Nevado del Ruiz, que una noche de noviembre de 1985 tomó por sorpresa a los habitantes de esta región, sepultando así a 25.000 personas y arrasando con todas las vías del lugar, 20 puentes y 4.200 viviendas.

“Nosotros somos conscientes de que esto es único en Sudamérica y tenemos conocimiento de que existen artefactos parecidos, pero no iguales en México, Japón y Francia, lo que nos ha servido como guía, pero la idea es hacer algo mejor”, explica quien a su vez, añade que el presupuesto que donó Colciencias desde hace dos años fue de 150 millones de pesos. Sin embargo, la fase final para viajar a las entrañas de estos complejos exige unas tres veces más la cifra mencionada.

“Como expertos le estamos aportando en trabajo y tiempo desde la UIS y la industria. Cabe recordar que la historia volcánica y el análisis de esto nos ayudaría a comprender futuros acontecimientos”, concluye el experto.

(CON INFORMACIÓN DE LA RADIO NACIONAL Y LA PÁGINA WEB DE LA UIS)

 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net