• LUNES,  25 ENERO DE 2021

Región  |  26 noviembre de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Laboratorio Clínico de Uniquindío, listo para hacer pruebas diagnósticas de Covid-19

0 Comentarios

Imagen noticia

El Laboratorio Clínico del Centro de Investigaciones Biomédicas (CIB) de la Universidad del Quindío recibió el aval oficial del Instituto Nacional de Salud (INS) para realizar pruebas diagnósticas de Covid-19.

Desde este momento, el Laboratorio uniquindiano se encuentra facultado para procesar alrededor de 96 pruebas diarias para Covid-19. De acuerdo con el director del Centro de Investigaciones Biomédicas, Leonardo Padilla, PhD, serán recepcionadas, principalmente, muestras de salud pública ajenas a las EPS, dando cobertura a la población desplazada, indígena y afrodescenciente, así como aquellas personas vinculadas laboralmente al sistema de salud, provenientes de los municipios de Filandia, Circasia, Salento y Calarcá, cuya demanda acaparará la capacidad del Laboratorio. Los demás municipios son jurisdicción del Laboratorio Departamental de Salud Pública, brindando así la cobertura total de la población quindiana.

En la medida de las posibilidades y, de acuerdo a la demanda de muestras recibidas, si estas están por debajo de la capacidad del Laboratorio uniquindiano, se aumentará el apoyo al laboratorio departamental y viceversa, en un trabajo mancomunado y coordinado entre ambas comunidades científicas.

Según señaló el director del CIB, el proyecto inició su ejecución en el mes de agosto de 2020, fecha en la que fue aprobada su reestructuración y se procedió a la compra de equipos, insumos, reactivos y, a la par, se trabajó arduamente por cumplir con los estándares de calidad exigidos, presentando la documentación necesaria acorde a la normatividad vigente que permitiera pasar al diagnóstico, donde se debe superar el 80% en el control para obtener el aval y poder dar inicio a las pruebas, un factor que el CIB de Uniquindío superó con creces al obtener una puntuación del 88.7%.

Lazos científicos con proyección social

En un principio, se tenía contemplado producir un estimado de 4.000 pruebas diagnósticas desde la Universidad, que equivaldrían al procesamiento de más o menos 1.300 muestras de pacientes que hayan pasado los protocolos con pruebas previas. A raíz de la reestructuración del proyecto, se logró ampliar ese margen a más de 6.000 pruebas diagnósticas, gracias a las contribuciones y asesorías otorgadas por el colectivo científico de la Universidad El Bosque, pioneros en el proceso de montaje de pruebas diagnósticas para Covid-19 en el país.

Mediante esa transferencia tecnológica brindada a los investigadores del CIB uniquindiano, en la que comparten su fórmula para la mezcla correcta de los reactivos necesarios que garantizan el éxito de los procedimientos. Cada prueba equivale a una muestra, es decir, se podrán procesar entre 5.500 y 6.000 muestras efectivas, descartando algunas por efectos de control de calidad. Así las cosas, con esta metodología, se genera una mayor efectividad y aprovechamiento en los reactivos empleados y, por ende, una disminución considerable en sus costos.

Destinación de los recursos

Los 2.520 millones de pesos asignados, monto que suma aportes propios (520 millones) y los provenientes del Sistema General de Regalías, SGR (2.000 millones), autorizados por la Gobernación del Quindío, fueron destinados a la adecuación del Laboratorio Clínico. Allí se intervino toda el área de Biología Molecular, distribuida en 4 secciones: Una dispuesta para la recepción de muestras y extracción del material genético, una para el montaje de muestras donde se montará la prueba de biología molecular, un área de lectura donde se ubican los equipos encargados de leer las pruebas y arrojar el resultado (positivo o negativo), y el área limpia o pre-PCR donde se realiza la mezcla de los reactivos.

De igual manera, se incluyó la instalación de mesones de acero inoxidable, divisiones en aluminio con vidrios templados y pisos recubiertos con pintura epóxica, garantizando un fácil lavado de los espacios. Se adquirieron equipos de alto costo, que se suman a los que ya estaban disponibles, como un ultracongelador, congeladores y neveras especiales, cámaras de bioseguridad y centrifugadoras, un equipo para PCR, equipo automatizado de extracción de ARN, cabinas de bioseguridad, equipos de calentamiento, entre otros dispositivos y obras de infraestructura.

El resto de los recursos se emplearon en la compra de reactivos, insumos para el montaje de las pruebas y los componentes de bioseguridad necesarios para la operación de los equipos médicos y del personal que laborará en el montaje de las pruebas moleculares, como overoles antifluídos, polainas, mascarillas, entre otras inversiones necesarias, como la contratación de recurso humano especializado para administrar la prueba de Covid-19, vinculando a 5 biólogos, con experiencia en biología molecular, 2 bacteriólogas y 3 auxiliares de enfermería que fungen como auxiliares de investigación, que se unen al personal previo asignado al Centro de Investigaciones Biomédicas (CIB).

Una Institución de Educación Superior al servicio de la comunidad

A partir de ahora, nuestra alma mater prestará un servicio social de suma importancia gracias a la materialización de este proyecto. El Laboratorio Clínico está avalado para contribuir a la salud pública del Departamento, por ende, servirá de apoyo al Laboratorio Departamental de Salud Pública y seguirá enfocado en sus líneas de investigación.

Con las adecuaciones se podrá, igualmente, continuar con los procesos de investigación para realizar pruebas para Dengue, ZIKA y CHICUNGUNYA, entre otras enfermedades, así como de agilizar la capacidad de respuesta frente a futuros brotes virales a los que no está exenta la población, continuando con el compromiso y responsabilidad social institucional de nuestro claustro.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net