• LUNES,  08 MARZO DE 2021

Cultura  |  28 enero de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Robinson Castañeda.

Génova Quindío, territorio de Paz

0 Comentarios

Imagen noticia

Un texto de Diego Alejandro Arango Hernández.

El Génova Quindío que hoy conocemos se caracteriza por su gente de buen corazón, sus calles amigables y ese aire con aroma a café tostado que con su olor engalana al parque municipal. Es este el municipio en el que todavía podemos observar a las 5:00 de la tarde a los trabajadores que labran la tierra, bajar al pueblo después de un largo día.

En él también se aprecian a los campesinos que todos los sábados bajan de la montaña en los famosos Jeeps Willys a comprar su remesa junto a los arrieros con sus mulas cargadas de café. Es esta la tradición campesina, la esencia de la cultura de nuestro territorio.

Quedan para la memoria las noticias que constantemente amargaban a las familias genovesas. Ese triste episodio llamado guerra que recorría con sangre y terror los caminos que entrelazan las montañas de este municipio. En el pasado quedó el avión fantasma, el sonido de las ametralladoras, ese miedo que rondaban las calles del bello rincón quindiano.

Todos estos hechos terroríficos sirven para la historia desde el momento que se firma el proceso de paz con la guerrilla de las Farc-Ep. Atrás quedaron los enfrentamientos en las veredas. A un lado quedó la quema de buses. Es hoy Génova el que sueña con un porvenir muy cerca al desarrollo social y económico de sus comunidades, siendo ellas las mayores beneficiadas al disminuir considerablemente los hurtos, homicidios y extorsiones en comparación con el pasado.

Es con la firma del cese bilateral del fuego entre el Estado colombiano y la guerrilla más antigua de América latina, que se termina con más de 60 años del conflicto armado. Una guerra constante que según el Centro Nacional de la Memoria Histórica trajo consigo 8,6 millones de víctimas, entre estas 262.197 muertos, atribuyéndole 94.754 a los paramilitares, 35.683 a la guerrilla y 9.804 al Estado colombiano.

215.005 fueron civiles siendo las víctimas mayoritarias del conflicto frente a 46.813 combatientes. Dejando dicho conflicto en total 80.514 desaparecidos y 7 millones de desplazados.

Según la unidad para las víctimas, el conflicto interno colombiano dejaba 3.000 muertos al año y para el 2017, después de la firma del proceso de paz, era de 78 en el año. Una disminución histótica. Las garantías que da el nacimiento de los diálogos de paz están en el Derecho Internacional, es en los protocolos de Ginebra que habla sobre los conflictos internos de estas guerrillas que en este caso perduraron en el tiempo, tenían mandos y control territorial, razón por la cual no estamos hablando de cualquier banda delictiva, estamos hablando de una guerrilla de 12.000 hombres y mujeres combatiendo bajo lineamientos de mando.

Por eso estos tratados ratificados por Colombia indican la forma de disolver el conflicto armado interno que es en el marco del respeto de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, como es el diálogo, la rendición o la negociación política. En ningún momento se habla de exterminio como algunos gobernantes le hicieron entender a este pueblo cansado de tanta guerra.

El conflicto es muy difícil que desaparezca de Colombia pues mientras exista hambre, miseria y menos oportunidades, la población vivirá en eterna tensión dados los intereses de algunos poderosos contra el resto de los colombianos, dejando como resultado esta profunda desigualdad.

Es está la lección que nos queda para la historia y en especial para Génova, que con las armas no se solucionan los problemas sino con el diálogo, el entendimiento y en las urnas, haciendo uso de la democracia como herramienta de convivencia y respeto por la diferencia.

Hoy el sol brilla para muchos municipios colombianos, y Génova Quindío es uno de ellos, pero aún faltan muchos asuntos internos que se deben resolver en el país como el caso de la guerrilla del ELN, disidencias de Farc, bloques paramilitares, entre otros, pero lo cierto ante esta triste realidad actual en otros territorios y lo que podemos decir con esperanza es que estamos ante el proceso de paz con mayores resultados en la historia de nuestro país.

PUBLICIDAD

Otras Noticias

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net