• DOMINGO,  09 MAYO DE 2021

Región  |  09 abril de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Liderazgos culturales del Quindío en entredicho

0 Comentarios

Imagen noticia

Por Equipo de Investigación y Análisis de El QUINDIANO

El departamento del Quindío, uno de los más pequeños de Colombia en cuanto a territorio se refiere, ha llegado a ser considerado por muchos habitantes como un “infierno grande”, gracias a las maquinarias politiqueras, que han logrado la transversalidad de la corrupción.

Los informes que este medio ha publicado desde mayo de 2020, sobre el mal manejo de los recursos públicos para la cultura en los dos últimos cuatrienios, dejan ver el triste logro de los gobernantes en este lugar lleno de verde.

En el presente informe, se ahondará en este fenómeno de la transversalización de la corrupción en el campo del arte y la cultura de Armenia y el Quindío, a través del análisis de hechos particulares que han tenido lugar en los últimos meses en el devenir cultural de la ciudad y el departamento, y haciendo relación a la información contractual de carácter público disponible en SECOP I.

Uno de estos hechos fue la realización de la campaña “Yo Respaldo”, que tuvo lugar en 2020. Llamó bastante la atención ver a personas que han sido denunciadas por corrupción con evidencias tomadas del SECOP I, y señalados de ser “contratistas de planta”, liderando el año pasado, en plena cuarentena, la realización de dicha campaña, en la que manifestaban apoyo a la gestión de un Secretario de Cultura Departamental que en ese momento no había mostrado ningún resultado que ameritara tal comité de aplausos por redes sociales.

Ver video en: https://fb.watch/4DhZJobcB8/

Ahora resulta, además de increíble, sin coherencia alguna, ver a algunos de los promotores de la campaña “Yo Respaldo”, como es el caso de Juan Diego Gaspar, protestando el pasado viernes 26 de marzo del presente año, por el gobierno y periodo que celebraban en 2020, y en contraste con estas quejas airadas dirigidas actualmente a la gestión de la Gobernación del Quindío en el tema cultural, ver que no mencionaban a Corpocultura con contundencia, omitiendo deliberadamente las críticas sustentadas y las denuncias argumentadas sobre el pésimo manejo dado a esta entidad en los últimos años. Pero, ¿cómo alzar la voz y manifestarse frente a un entramado politiquero y de corrupción, si se ha formado parte de él?

Es preciso recordar que, de acuerdo a la información disponible en SECOP I, entre 2012 y 2015, la Corporación Cultural Vaca Loca, cuyo representante legal es precisamente Juan Diego Gaspar, ejecutó 8 contratos suscritos bajo la modalidad de contratación directa, por un valor total de $176. 665.000.

Y durante el periodo 2016 - 2019, esta predilección de contratación de forma directa hacia Vaca Loca, sin concursos de méritos de por medio, continuó, y la Corporación dirigida por Gaspar suscribió 6 contratos con Corpocultura, que sumados dan un total de $174.100.000. Adicionalmente, como persona natural, firmó en ese cuatrienio un contrato por $15.000.000, y como si fuera poco, su esposa, Irene Cárdenas Grajales, recibió un contrato en el 2017, por $13.000.000, en la modalidad de convenio, y como ganadora de una convocatoria del Programa de Concertación Cultural.

La anterior información aparece de forma detallada en la entrega “Corpocultura y la contratación monopólica de una compañía en Armenia”, publicada el año pasado por el EL QUINDIANO. De acuerdo a la información proporcionada por SECOP I, se concluyó que Corporación Cultural Vaca Loca, representada legalmente por Juan Diego Gaspar, fue el contratista preponderante o “de planta” en el área de teatro en los cuatrienios 2012-2015 y 2016-2019.

Ver enlace de la entrega periodística: https://www.elquindiano.com/noticia/18837/corpocultura-y-la-contratacion-monopolica-de-una-compania-en-armenia

En 2020, iniciando un nuevo periodo de gobierno municipal, la situación continuó igual. El 13 de marzo del año pasado, Juan Diego Gaspar suscribió de forma directa con Corpocultura, el contrato n º 017, por un valor de $23.000.000. De acuerdo al contrato de prestación de servicios culturales, disponible en SECOP I, el objeto del mismo fue “apoyar un evento artístico, lúdico y festivo a través de presentaciones de teatro y títeres en el municipio de Armenia”.

Ver contrato en: https://bit.ly/2OiHar3

Posteriormente, el 13 de abril de 2020, a través de la propia cuenta oficial de Facebook de Corpocultura, Gaspar se refería a este contrato en un conversatorio moderado por Andrés Carvajal (cuestionado representante del área de música que, a pesar de hacer parte de la junta directiva de Corpocultura, al mismo tiempo ha contratado con la entidad). Gaspar dijo en dicho conversatorio: “… Corpocultura ha demostrado niveles de equidad bien interesantes y eso es mucho mejor, no podemos repetir lo que pasó en cuatro años pasados, en que los dineros terminaron prácticamente en dos instituciones, el grueso del dinero y el resto del dinero repartido en todas las instituciones que habían…” .

Ver video en: https://www.facebook.com/corporacion.turismo/videos/639721699919580/?t=1103

Con semejante afirmación, en el perfil de Facebook de la entidad pública que maneja los destinos del arte y la cultura de Armenia, ¿a quién se le podía pasar por la cabeza que una de las instituciones monopolizadoras de las que hablaba, en lo que se refiere al área de teatro, era su propia entidad, Corporación Cultural Vaca Loca?

 

Sobre la ejecución del contrato no. 17 de 2020

Por la dificultad para el encuentro con el público que supuso la cuarentena, Corpocultura indicó que de las 28 obras de teatro que debía realizar Juan Diego Gaspar para el cumplimiento de las obligaciones de este contrato, 16 pudieran hacerse en el marco del evento llamado Festival Virtual de las Artes, realizado de forma virtual durante el confinamiento obligatorio. Para la selección de las propuestas teatrales a presentar, hicieron convocatoria pública a través de redes sociales.

De acuerdo a lo señalado por el director y actor Juan Carlos Méndez en el conversatorio denominado “El teatro en tiempos de coronavirus”, le pagaron a cada agrupación y/o artista por estas presentaciones virtuales un valor máximo de $250.000.

Ver video en: https://www.facebook.com/watch/live/?v=639721699919580&ref=watch_permalink&t=4300

Esto quiere decir que se emplearon aproximadamente $4.000.000 de pesos del contrato de $23.000.000, del cual era titular Juan Diego Gaspar, en pagar las actividades correspondientes al área de teatro del Festival Virtual de las Artes. ¿Y cómo se ejecutaron las actividades faltantes?

Las 12 presentaciones teatrales restantes que debía realizar Juan Diego Gaspar para cumplir con el objeto de este contrato, se realizaron, de acuerdo a los informes disponibles en SECOP I, haciendo presentaciones de títeres, una presentación artística, revistas de zancos junto a otra agrupación teatral de la ciudad y presentaciones de narración oral. Llama la atención que ninguna de estas dos últimas actividades corresponden a lo estipulado en el contrato: obras de teatro.

Surge entonces la pregunta: ¿por qué fueron aprobadas estas actividades por la persona encargada de la supervisión de este contrato, si claramente, una obra de teatro no es igual a una revista de zancos ni a una presentación de narración oral?.

Siguiendo con la revisión de los informes de ejecución, puede observarse también que, como evidencia fotográfica de la mayoría de presentaciones realizadas, aparecen de forma reiterada fotos de Juan Diego Gaspar, y en el encabezado de dichas imágenes, nombres de diversas organizaciones como Corporación Cultural Vaca Loca, El Cuentero del Bosque y Los Cuenteros del Bosque.

Ver informes de actividades del contrato no. 017 del 2020 en: https://bit.ly/2OiHar3

Ver informes de actividades del contrato no. 017 del 2020 en: https://bit.ly/2OiHar3

Ver informes de actividades del contrato no. 017 del 2020 en: https://bit.ly/2OiHar3

Ver informes de actividades del contrato no. 017 del 2020 en: https://bit.ly/2OiHar3

Ver informes de actividades del contrato no. 017 del 2020 en: https://bit.ly/2OiHar3

Es contradictorio entonces que el señor Gaspar haya afirmado en el conversatorio virtual ya mencionado, realizado a través de la propia cuenta oficial de Facebook de Corpocultura, que este contrato de prestación de servicios, fue suscrito para “ser distribuido en el sector”.

Ver video en: https://www.facebook.com/corporacion.turismo/videos/639721699919580/?t=1521

Quizás en todo lo anteriormente expuesto esté la razón del silencio cómplice hacia Corpocultura en la protesta realizada desde el Parque Sucre hasta la Plaza de Bolívar el pasado viernes 26 de marzo de 2021.

Aunque también existe otra razón de peso, y es que Jorge Iván Espinosa Hidalgo (Secretario de Cultura Departamental hasta noviembre del año pasado), el 5 de marzo de 2021 firmó un contrato de prestación de servicios profesionales para “prestar apoyo al desarrollo de las actividades de la dirección de la Corporación de Cultura y Turismo de Armenia”. En otras palabras, la misma persona cuya gestión criticaban en la protesta del viernes 26 de marzo, fue ubicado ahora en la administración municipal.

Jorge Iván también impulsó vía Whatsapp la asistencia a dicha protesta, reclamando el “abandono de la gobernación del Quindío a la cultura”.

Ver contrato en: https://bit.ly/3mhh8kA

A principios de diciembre, en un medio de comunicación local, Jorge Iván Espinosa ratificaba la noticia de su nombramiento como director de Corpocultura. Al parecer, se apresuró a dar estas declaraciones sin estar aún nombrado, pero finalmente no pudo ocupar dicho cargo, por no cumplir con el perfil profesional requerido.

El análisis de lo anteriormente expuesto permite entender que la corrupción ha llegado a permear profundamente el arte y la cultura del departamento, pues algunos de los que se hacen llamar líderes, son personas con historiales cuestionables, que se ponen al servicio de la cultura -pero de la cultura de la politiquería-, consiguiendo contratos continuamente a su favor, formando parte de juntas directivas y siendo a la vez contratistas.

Este tipo de liderazgos deben empezar a ser pasado en nuestro departamento si se quiere el desarrollo de la cultura en Armenia y el Quindío, estos negociantes del arte no deben seguir contando con el aval de sus conciudadanos, pues hacen daño a quienes apenas dan sus primeros pasos en el ejercicio del arte en el departamento, enseñándoles prácticas de “gestión cultural” que distan mucho de la transparencia, e incurriendo en acciones irresponsables, como se pudo evidenciar el viernes 26 de marzo, con la presencia de algunos menores de edad, incluso algunos de ellos niños, en la marcha de protesta que organizaron. Liderazgos que manipulan con información a medias, tergiversado, que hacen daño a gente trabajadora, a instituciones artísticas que tienen cómo caminar limpiamente, en una sana competencia, para concursar por recursos del Estado.

La reclamación de condiciones dignas y justas para los artistas y gestores culturales quindianos debe ser encabezada por líderes con hojas de vida intachables, prolíficos en su quehacer artístico, no por quienes han sido cómplices y artífices de tramas politiqueras en la cultura y el arte del Quindío.

Y ahora, llega una nueva directora de Corpocultura, Diana María Giraldo, quien ha sido directora ejecutiva de la Fundación Territorio Quindío, una de las entidades que, de acuerdo a la información disponible en el SECOP I, ha tenido predilección por parte de Corpocultura en la asignación de contratos directos, en los cuatrienios 2012-2015 y 2016-2019.

Ver detalles en: https://www.elquindiano.com/noticia/19351/cultura-una-actividad-que-se-debe-democratizar-en-el-quindio

Diana María acaba de terminar una inhabilidad de 12 años por parte de la Procuraduría, que le fue impuesta cuando se desempeñó como directora de cultura en el gobierno de Amparo Arbeláez Escalante. Ojalá lea todas las entregas sobre el tema Corpocultura que han sido publicadas en este medio de comunicación, y elija obrar de forma correcta y transparente. Se espera que actúe correctamente, apegada a la ley, y entendiendo que la esencia de ser servidora pública es precisamente servir al bien común, para darle a Corpocultura el viraje que necesita, con el objetivo de garantizar a través de políticas públicas, el verdadero desarrollo del arte y la cultura de Armenia.

 

Espere nuestra próxima entrega.

 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net