• VIERNES,  06 DICIEMBRE DE 2019

Región  |  26 diciembre de 2017  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

La Fundación Clinton tiene en el Quindío sede de apoyo a población vulnerable

1 Comentarios

Imagen noticia

Por Pablo Morales

Estuvimos hablando con Sebastián Zapata, Ingeniero Industrial y gerente para Colombia del proyecto Chapiki de la organización internacional Fundación Clinton. Un quindiano que ha estado en cargos directivos de empresas como Ecopetrol y Johnson y Johnson, y que tiene una visión clara acerca de cómo apalancar el desarrollo económico de nuestra región.

Háblenos de la fundación Clinton

La fundación Clinton pertenece al ex presidente Bill Clinton de los Estados Unidos, y en Latinoamérica la fundación tiene presencia en Guatemala, Haití, y en Perú, cuenta con diferentes iniciativas a nivel global dirigidas a la salud, a los niños, a las mujeres, a la reducción de la pobreza.

Tenemos macro iniciativas, en particular estamos trabajando en Colombia con el empoderamiento de mujeres y la reducción de la pobreza. Para esto, la fundación hizo alianzas con otras fundaciones como la Carso de Carlos Slim y la Frank Giustra, del billonario filántropo canadiense, son ellos los que ponen los fondos, y la administración se da a través de la fundación Clinton.

Nosotros trabajamos en el capítulo Latinoamérica, donde los Slim tienen interés, allí es donde están aportando fondos. Comenzamos hace 2 años en Cartagena con un piloto que ya se tenía desarrollado gran parte de este programa en los otros países antes mencionados donde tenemos presencia, y se comienza a replicarlo en Colombia, inicialmente en Cartagena en zonas vulnerables como María la baja, Palenque, Vereda del Tigre , Montes de Maria y zonas periféricas de la ciudad de Cartagena.

El piloto consiste en dar capacitación y empoderamiento a las mujeres en estos sitios, principalmente agobiadas por la violencia, desplazadas. Allí se trabaja su ser y se les dan oportunidades de negocios para ingresos. Trabajamos en paralelo el empoderamiento personal y el empoderamiento financiero.

La historia de cómo llegué a dirigir este proyecto en Colombia, comienza después de este piloto exitoso, cuando la Fundación Clinton busca un gerente general, yo en ese momento estaba en México trabajando para la compañía Johnson y Johnson, yo era el responsable de la estrategia comercial para México y Centroamérica, y me llamó mucho la atención este proyecto, pensé en regresarme a Colombia para trabajar por mi país. Llegamos a un acuerdo con la fundación y me regreso, parte de la negociación fue trasladar la oficina principal del Proyecto hacia Armenia, de donde soy originario, entonces traslado la sede aquí y empezamos la expansión no solo en Bolívar sino en el Eje Cafetero.

Este proyecto tiene la oficina en Armenia, su nombre es Chakipi que significa “a su casa” en lengua quechua. Trabaja con fondos de la fundación Slim y la fundación yusti

¿Qué hace Chakipi?

Primero, trabajamos con la mujer, porque hemos identificado que para tener un impacto en la sociedad, la forma más efectiva es trabajando por la mujer. En la familia, a nosotros los hombres nos llega la plata, pero hacemos uso del dinero de forma diferente a como lo hace la mujer. La mujer siempre tiene la familia en mente, es la mejor administradora de los recursos que pueden haber en la casa, ella se preocupa por que lo hijos estén bien, que haya alimentación, ahorro y bienestar para toda la familia.

En este proyecto trabajamos dos ramas, el empoderamiento personal y financiero, para el empoderamiento personal trabajamos el desarrollo de habilidades blandas. La primera etapa para romper la pobreza es romper la pobreza mental, la pobreza no es económica sino mental, es tener esas ganas de salir adelante, tener ese sueño, tener esa meta que ellas se sientan capaces de cumplir, si eso no existe, se les puede regalar la plata que quiera y no va a pasar nada, no va a salir adelante. Debe concientizarse de sus capacidades.

Para el empoderamiento económico, tenemos en cuenta que nuestras mujeres son mujeres que no tienen los estudios, no tienen el tiempo disponible, no tienen la edad para que sean empleables. Existe una gran población en todo el país y el Quindío de mujeres que no les dan empleo, porque tienen que cuidar a alguien o no están en edad activamente económica.

La forma como identificamos la forma de hacer que esta mujer se active económicamente, que pueden ser útiles, es la venta por catálogo. Nosotros negociamos directamente con empresas que tienen afinidad con el proyecto, nos dan unos precios especiales y nosotros les traemos esas revistas a las mujeres para que ellas comercialicen, nosotros damos créditos y somos más flexibles que otras compañías.

¿En qué nos diferenciamos de las otras compañías por catálogo?. Primero que todo, es que nosotros no buscamos tener una utilidad para nosotros, ni para ningún inversionista, el dinero que queda lo reinvertimos con las mujeres y estamos dispuestos a transferir más fondos a las mujeres que las otras revistas.

Lo otro es que estamos dispuestos a tomar más riesgos que las otras revistas. Tenemos un lema, “si tú crees en ti, nosotros creemos en ti”. Lo más importante de todo es que trabajamos en el desarrollo de las habilidades blandas y del ser, además de técnicas comerciales para que ellas salgan adelante.

En este momento tenemos acuerdos con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar a nivel nacional, Cámara de Comercio de Pereira, con Secretaria de Agricultura del Quindío, con la Alcaldía de Pereira, con la Red de víctimas y estamos en conversaciones con el Departamento de Prosperidad Social, donde estamos desarrollando un acuerdo que probablemente estará listo para enero.

Trabajamos primero antes que la parte comercial, el desarrollo de las habilidades del ser, habilidades primarias para que pueda ser exitosa y después de esto, le damos la oportunidad para que tenga unos ingresos económicos adicionales.

¿Cuántas mujeres están trabajando en el Quindío y el Eje Cafetero?

Aquí en el Quindío el proyecto cuenta con más de 500 mujeres de las cuales hay activas 250, hemos generado más de 100 millones de ingresos para ellas durante este año, eso hace parte de impacto social. Sumando nuestro trabajo en Eje cafetero, Risaralda y la Costa, este año cerramos con más de 1200 mujeres a nivel nacional.

Esto es una empresa con alcance nacional pero con sede en el Quindío, hemos logrado poner en el mapa global de la fundación al Quindio y Armenia, salimos en los reportes de los resultados. Aquí estuvo el presidente mundial de la Fundación, estuvo haciendo tour conociendo las emprendedoras.

¿Cómo le ha ido en el Quindío y Armenia con el apoyo institucional?

Nadie es profeta en su tierra, yo he notado un apoyo inicial positivo, pero creo que más importante es el seguimiento a esos apoyos. Uno aquí encuentra muchos “sí”, pero nos quedamos en la palabra y en reuniones, hemos tenido más apoyo de aplauso que apoyo como tal.

Por ejemplo Risaralda pronto sobrepasará al Quindío, y eso es satisfactorio para el proyecto, pero uno se pregunta como ciudadano del Quindío, ¿Por qué pasa eso?, en otras regiones se ve más intención a la acción que aquí, uno toca muchas puertas pero no se prospera. No se puede negar que hemos tenido algo de apoyo, pero no en las dimensiones que lo podemos encontrar en otras regiones del país.

¿Cómo pueden los quindianos aportar a este proyecto?

Pueden contribuir como ciudadano común a que movamos nuestra economía, contamos con un catálogo con productos de consumo masivo como el jabón, champú, etc, los mismos que se encuentran comercialmente, la diferencia es que usted se los compra a nuestras emprendedoras. No hay necesidad de sacrificar ni precio ni calidad, cuando usted compra a las grandes superficies, hay inversionistas detrás, en cambio en el caso de las emprendedoras, el dinero se queda con ellas, madres cabeza de hogar, que van a comprar mercado, que van a pagar clases de música, de futbol, cubrir necesidades de la casa, etc.

Con este proyecto, la utilidad de venta se está quedando con vecinos de armenia, fortaleciendo la economía local. Los invitamos a seguirnos en www.chakipicolombia.com, llámenos para contactarlo con emprendedoras que le van a llevar el producto hasta su casa. Así usted estará tomando una decisión inteligente porque está ayudando a su entorno económico, usted está ayudando a alguien que no tiene ingresos, a que tenga ingresos.

Otro de los beneficios sociales, por ejemplo en Montenegro, la prostitución juvenil e infantil es una problemática, porque a las madres les toca salir todo el día a buscar el sustento, pero ahora, ya no tienen que salir por tanto tiempo y tienen más horas para acompañar a sus hijos. Usted no está haciendo ningún sacrificio sino tomando buenas decisiones en favor de la gente.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2019 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net