• MIÉRCOLES,  16 JUNIO DE 2021

Columnistas  |  10 junio de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Aldemar Giraldo

El “Doctor” se tiró al ruedo

0 Comentarios

Aldemar Giraldo

Aldemar Giraldo Hoyos

El ciudadano colombo estadounidense, Enrique Peñalosa Londoño, anunció su precandidatura a la presidencia de la República; nada raro en quien ha fungido como candidato para muchos cargos en el ejecutivo, unas veces, para la alcaldía y, otras, para la presidencia; lo hemos visto encanecer en ese oficio que circula en su ADN.

Expresa que se lanzará como independiente, que recogerá firmas para la rifa y que le ayudarán muchos que lo acompañaron en su último mandato en Bogotá; de paso, le tiró puyas a Petro y aseguró que hizo mucho más, por la ciudad, que don Gustavo; tirándoselas de independiente corre menos riesgos y no le pisa los talones a sus “copartidarios”; ya sabemos que ha militado en el Partido Verde, en Cambio Radical, que es bien mirado por Uribe y que el partido de la U y el Centro democrático lo tienen “en la buena”.

El gran problema es que habrá muchos candidatos, lo cual significa que el caldo debe repartirse entre muchos y las cucharadas serán pequeñas; como si fuera poco, tendrá que descabezar, posiblemente, a Char y a Gutiérrez, antes de que empiece la función. Desafortunadamente, don Enrique ha tenido un concepto de desarrollo muy cercano a crecimiento económico y físico, cosa bastante complicada en el marco de la crisis financiera global y del sistema capitalista; olvida que el desarrollo es un proceso altamente complejo que exige la integración de diversos factores que contribuyan a enriquecer el concepto e impacten a las personas involucradas en el mismo.

Entonces, no se trata de competir con Petro por calles, humedales y ladrillos, sino superar el neoliberalismo que le es tan afín y jalonar una concepción que guíe a los individuos, hombres o ciudadanos en la búsqueda del bienestar personal y general. Colombia es otra y la ciudadanía ha “levantado la enjalma” para mostrar las peladuras que la incomodan y le impiden respirar tranquilamente.

Peñalosa dice “que lo que le interesa es contribuir a que el país siga adelante y que estamos mucho más cerca de convertirnos en un país desarrollado de lo que creemos”; entonces, tendrá que bajarse del curubo en el cual ha vivido, consensuar con el pueblo, hablar menos, alejarse, realmente, de las fuerzas tradicionales y salir del club en donde se ha formado. No la tiene fácil, pues implica una metamorfosis imposible para un “burgués gentilhombre”. Una cosa es Bogotá y su círculo y otra, esa Colombia que clama por la justicia social.

No lo veo visitando barrios populares, sino en grupos de amigos de la “high”, conversando sobre urbanismo o sobre el Metro, las troncales de Transmilenio, el uso de la bicicleta o el circuito ambiental, pero de aquello, nada. Como decía mi abuela: “Un candidato es un candidato; un presidente es un presidente”.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net