• DOMINGO,  25 JULIO DE 2021

Columnistas  |  22 julio de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: ÁLVARO AYALA TAMAYO

A PRODUCIR

0 Comentarios

ÁLVARO AYALA TAMAYO

Por Álvaro Ayala Tamayo

¿Para qué encender la luz si puedes abrir las cortinas? Ya es hora de comenzar a trabajar y estudiar. De nada servirá presentar una nueva reforma tributaria con todo el aparato productivo listo para comenzar a recuperar el tiempo perdido, pero la llamada primera línea le sigue haciendo la segunda a intereses oscuros.

Las pérdidas por el paro y el vandalismo son enormes y aún no se han cuantificado, por lo tanto, es momento de reactivar la vieja frase: “es la economía, estúpido”. La izquierda, la derecha, el centro o cualquier otra tendencia no tendrán futuro sin la economía a toda marcha.

La crueldad del destino no puede seguir marcando el rumbo de tantos colombianos que ya no tienen derecho ni al rebusque, porque algunos persisten en no dejar reaparecer la normalidad. Son cuatro millones de colombianos los que requieren con urgencia los resultados de los quince billones de pesos que recaudará la reforma.

Es hora de enterrar el hacha de la guerra y si no quieren producir, al menos que despejen el camino. El paro es un asunto muy importante como para que unos pocos se crean sus dueños. Los logros obtenidos como la caída de la reforma Carrasquilla y la matrícula universitaria sin costo son trofeos importantes para mostrar. Para que sean realidad se necesita financiarlos.

Ya se ha visto como el presidente Duque, alcaldes y gobernadores se dieron cuenta que no hay tiempo que perder y lo mejor es unir fuerzas para que sean todos los colombianos quienes se beneficien en este año que queda al gobierno nacional. Cuando llegue la hora de las votaciones cada opositor tendrá la oportunidad de manifestarse en las urnas y si ganan no será fácil gobernar un país destruido por ellos mismos.

Si la tal primera línea, que, si existe, y sus patrocinadores siguen empeñados en afectar la nación corremos el riesgo que el próximo gobierno, cualquiera que sea, tendría que estrenarse con otra nueva reforma tributaria.

Estamos en el momento oportuno para la reactivación y si la primera línea sigue con sus ataques el país puede estar dando un salto al vacío. Además, el COVID 19 no se ha ido. Faltan los estragos de la variante Delta que pronto llenará las salas UCI de clínicas y hospitales. No olvidar que la vacuna protege, pero no evita el virus.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net