• DOMINGO,  05 DICIEMBRE DE 2021

Región  |  12 agosto de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Invasión aguacatera en Circasia

0 Comentarios

Imagen noticia

Por Néstor Ocampo

Circasia, “Tierra de hombres y mujeres libres”, tampoco está libre de la INVASIÓN AGUACATERA. Lo pudimos constatar en recorrido que hicimos el domingo 8 de agosto de 2021 por la vereda “Membrillal” hasta el Mirador “Las Libertades”. El sector de donde baja el agua que provee parcialmente al acueducto de la ciudad de Circasia y también a Montenegro. Visitamos predios como El Paisaje, San Agustín, La Gaviota, La Esmeralda y otras.

Por allá sucede lo mismo que en Salento, Calarcá, Pijao y Génova: CRECEN INMENSOS CULTIVOS DE AGUACATE HASS y, como en esos municipios, también vimos grandes movimientos de tierra, apertura de carreteras, construcción de bodegas y otras infraestructuras, creación de reservorios de agua, deforestación, empobrecimiento de la diversidad biológica, desplazamiento de campesinos propietarios tradicionales de la tierra. Por allí va quedando solitario y aislado el Bosque de “El Silencio” y otros relictos de vegetación nativa que merecen mejor cuidado.

No sobra recordar que esos cultivos requieren uso intensivo de agroquímicos: ABONOS para garantizar productividad y PESTICIDAS (venenos) para espantar o matar a otros seres vivos (insectos, hongos, aves, mamíferos y “malezas”) que puedan afectar los cultivos. Tampoco olvidemos que esos miles y miles de árboles creciendo consumen, nos quitan, parte del agua que necesitamos más abajo y que, cuando llueve, buena parte de esos abonos y pesticidas terminan en las corrientes de agua que van a los acueductos, lo mismo que la tierra movida para abrir carreteras y construir edificaciones.

También vimos el impacto del tránsito de maquinaria pesada por vías que no están hechas para eso, vimos cómo están tumbando los pocos árboles que quedan, incluso casi sobre nacimientos y corrientes de agua, vimos grandes lotes que están siendo arados con maquinaria y nos enteramos de cómo están cerrando el paso por caminos que han utilizado siempre con libertad habitantes del sector y caminantes. En el Mirador “Las Libertades” vimos que la estructura que se construyó como mirador está abandonada y en ruinas representando serio peligro para quienes se atrevan a usarla.

En otras palabras: vimos “afectaciones ambientales” EVIDENTES y no “PRESUNTAS” como suele denominarlas la CRQ. Y, de nuevo, quedan en el aire algunas preguntas: ¿todo se hace con permiso de autoridades locales, regionales y de la CRQ? ¿Por qué esas “autoridades” nunca se enteran a tiempo de esos problemas, a pesar de denuncias oportunas, y solo llegan a actuar tarde, cuando los daños ya se han causado? ¿No hay forma de detener esa desastrosa invasión aguacatera que agrava la ya preocupante crisis ambiental que afecta a nuestro territorio?

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net