• JUEVES,  29 FEBRERO DE 2024

Columnistas  |  10 enero de 2018  |  12:00 AM |  Escrito por: Oriana Giraldo

Síndrome postvacacional

1 Comentarios


Oriana Giraldo

No hay nada más difícil que volver a trabajar después de haber estado disfrutando de unas buenas vacaciones. Nunca me había costado tanto sentarme a escribir una columna como hoy. Lo que me hace más difícil el tener que regresar al trabajo es programar mis pensamientos en temas específicos, que aunque me gusten, requieren de demasiada concentración y tengo que hacer demasiados esfuerzos para dar inicio a una reflexión. Adicionalmente, me angustia que la mayoría del tiempo del día ya esté destinado a una cosa específica y no poder contar con él para hacer o pensar libremente.

De acuerdo con lo que he podido leer con relación al síndrome postvacacional, se considera que “es producto de que en gran parte de nuestro entorno el trabajo se tiene por una actividad negativa, obligada y sacrificada; en las sociedades en que se considera el trabajo como algo creativo, con sentido por sí mismo y digno para el ser humano, el estrés postvacacional prácticamente no existe”. No obstante, no me identifico con esta atribución, porque conozco a varias personas que disfrutan su trabajo, incluyéndome, y aún así sienten la presencia de ansiedad y melancolía al regresar de las vacaciones.

El trabajo requiere de disciplina, cumplir horarios (incluso para los independientes), concentración, repetición (hasta para los más creativos) y todo esto genera un esfuerzo para el ser humano, que en menor o mayor grado es angustioso; empero, cuando se empieza con la rutina, poco a poco se va adaptando al trajín diario y se recupera el gusto al trabajo. Me disculpo con los lectores por mi corta columna, pero ya que los expertos recomiendan empezar de manera gradual con la intensidad del trabajo, hoy les haré caso y me iré preparando mentalmente para que la próxima semana el síndrome postvacacional ya no se me note.

 

PUBLICIDAD


Otras Opiniones

Comenta este artículo

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net