• LUNES,  29 NOVIEMBRE DE 2021

Columnistas  |  13 octubre de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Nelson Guzmán Baena

HACIENDO MEMORIA

0 Comentarios

Nelson Guzmán Baena

Por Nelson Guzmán Baena

Hacia unos cuantos meses no ingresaba a las instalaciones del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación del Quindío, Suteq. A propósito, moderno, elegante y cómodo edificio que reemplazó en su mismo sitio la añosa edificación la cual colapsó producto del terremoto que se sucedió el 25 de enero de 1999. Se logró construir esta elegante obra de arquitectura gracias a serios forcejeos que me tocó librar para no adquirir en otra parte como se pensaba. (Tomo 2 de 2003. Página 527. Nota aclaratoria. Enero 18 de 2005 y de inmediato se cayó la adquisición de otro vetusto inmueble).

De verdad que no hacia presencia en la sede desde que participe en la creación del organismo Alfonso Conde Cotes educador de educadores en Colombia en especial de los Unitarios e Isegoria y además ingeniero y docente de la Universidad Nacional quien falleciera el día 29 de agosto de 2020.

Desde esa época ahora aparezco nuevamente por invitación al conversatorio Aportes a la Historia del Suteq y orientado por el actual presidente Héctor Elías Leal, Diego León Caicedo Piedrahíta secretario de organización y educación sindical y Jennifer Andrea Flórez Páramo la secretaria general quien es egresada de la Universidad del Valle con maestría en historia de la Tecnológica de Pereira e interesada en llevar a cabo un trabajo investigativo, es decir el desenvolvimiento del magisterio en el Quindío durante su existencia y viendo el tópico a tratar me atrevo a manifestarles que uno en particular y que no aparecía en la propuesta temática seria las diversas gestiones de empresas asociativas que se han creado en nuestra región y que por consiguiente debe poseer un capítulo propio con sus aciertos e irregularidades caso concreto Coodeq donde era invitada especial y reconocida en congresos nacionales e internacionales como La Tercera Conferencia Ideológica Nacional Cooperativa 1993 Ibagué, Cuarta y Primera Internacional en Cartagena 1995, Quinta Conferencia y Segunda Internacional en Medellín 1996 y orientado por la Escuela Superior de Administración Cooperativa Esacoop y llegar con nuestra beligerancia, experiencia y ayuda a construir la Federación de Cooperativas de Educadores de Colombia, Bogotá 15 y 16 de diciembre de 2000.

Todo no será color de rosa y se viene un periodo en que estas empresas comenzaron a decaer o desaparecer como efecto del incremento de la corrupción institucional y de este golpe no se escapa un grupo de docentes que tuvieron pérdidas millonarias casi que equivalente a toda su vida de ahorro durante su tiempo laboral, dando melancolía leer: Millonario fraude a afiliados de la cooperativa de educadores. (Julio15 de 2014 La Crónica del Quindío). Esta anomalía se venía anunciando con varios años de antelación y la publicación Coodeq es fiel testigo de ello. No olvidamos que se vendía dijes de cobre por oro o tv con repuestos de diferentes marcas. O el Fafs que pagó auxilio por muerte donde las personas seguían vivas y coleando, y otras como confusión de objetivos; el de saber que estos dineros son destinados para la exhumación de sus asociados y solidaridad para la familia a pesar de ello; todas ellas como Proviteq, Facequin, Cootur, Asem seguro mutuo se merecen su espacio cultural como hechos históricos por ser sustancial al magisterio y lo segundo es como volvernos a citar con las discusiones que se libraban al interior de la junta directiva que aunque fueran álgidas se llegaba a un momento donde sobraba las corazas y entrabamos a coincidir en objetivos en defensa de la educación pública y a librar la lucha en unidad de acción, entiéndase no de identidad política la cual se seguía y sigue conservándose. Esto era un logro contundente.

En esta reunión dejo dos de mis libros publicados: Movimientos sociales desde una óptica educacional 2003 y Traslado Discrecional…Arma efectiva para la persecución y vulneración de derechos que recoge artículos periodísticos y otros sobre algunos de los tópicos propuestos para la investigación.

Como coexistencia gremial y emotiva es cuando un docente llega hasta las oficinas del Suteq a preguntar por revistas, informativos, periódicos o libros que se hayan presente y de verdad con fomento a la actualización del docente y de inmediato me sorprenden en esta visita del 5 de octubre con un libro inquietante y coincidente Memorias de una Maestra 2018 de Hilda Nora Carvajal Marín, licenciada en tecnología educativa de la Universidad del Quindío, maestra de niños, adolescentes y adultos, profesión que ejerce desde el año 2003, su pasión por la docencia la lleva a proponer varios proyectos de aula como una flor para mi escuela, biblioteca abierta de aula y niño escritor, este último tiene sus primeros poemas en el libro Memorias de una Maestra. Así lo afirma la contraportada. Al irlo degustando se nota su preocupación por los estudiantes y por su formación, compartiendo angustias tanto de ellos en su estrato socioeconómico como también una persecución a su labor profesional y puedo constatarlo al leer sus 152 páginas conteniendo VII capítulos.

Y entraré en su mente porque en Colombia al que desea producir intelectualmente se le castiga con traslado discrecionales incluso violándose toda normatividad y la esencia de la pedagogía fundamentada en el amor a los niños y estudiantes que deseen proyectar los colegas educadores.

Da la sensación que faltó una orientación acertada y permiten que las autoridades hagan lo que les venga de manera irracional en gana contra la propia integridad de la educadora y en esta red caen administradores.

otro es valorar que el quehacer pedagógico posee dos condiciones: la primera el ser íntimo y contemplar las figuras que tenemos a nuestro alrededor y la se segunda es romper las paredes para que la comunidad educativa aprenda a estimar la transformación social que se persigue en la educación. Por ese desconocimiento algunos se confunden y atacan los docentes sin tener razón, pero es que el papel es transformar la sociedad y a veces somos fugaces.

Considero fundamental hacer memoria y ante todo la histórica para frenar la desidia y la pereza mental de autoridades académicas, gubernamentales, el rescate de lo ético, la vida; para sacudir a seres inertes pintados en escritorios y oficinas, que su mayor riqueza no compite en lo mínimo con los detentadores del poder económico y que no piensan por ellos sino por quien les dio el puestico. Lástima, pero esta es la realidad que se vive en instituciones educativas. Ahora reitero no son todas, pero lo grave operando con principios de esclavitud moderna.

Me parece pertinente lo que manifiesta el colega Jaír Velasco Acosta que reseña en este libro Memorias de una Maestra: la disciplina no se puede encontrar en las puertas del cementerio y le anexo: es un don de la naturaleza sicosocial colectivo. Nunca una imposición como la pretendida en la formación económica social imperante.

*Integrante Comisión Técnica e investigación de la U.I.S. (Unión Internacional Sindical) de P y J (Pensionistas y Jubilados) de la F.S.M. (Federación Sindical Mundial). Calarcá, OCTUBRE 10 de 2021.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net