• MIÉRCOLES,  01 DICIEMBRE DE 2021

Región  |  26 octubre de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Consuma café y piense en las aves

0 Comentarios

Imagen noticia

Sociedad Quindiana de Ornitología.

Marco Horacio García C.

Fotos: Alejandro Bayer

Generalmente la promoción del consumo de café trasmite la idea de una bebida en torno a la cual se tejen historias, se construyen relaciones, se hacen negocios, en fin, se vive la cotidianidad en una zona de tradición cafetera y por extensión, en la del consumidor extranjero. Sin embargo, hay otros aspectos que bien vale la pena considerar a propósito del consumo.

El Laboratorio de Ornitología de Cornell presenta en su sitio web, un artículo titulado ¿Cómo pueden las plantaciones de café ser más amigables con las aves?, el cual reseña resultados de una investigación realizada en Costa Rica por el biólogo de la Universidad de Utah Çağan Şekercioğlu y su equipo de investigadores durante 12 años en 19 sitios. En el marco del estudio, se registraron 57,255 aves anilladas individualmente, representantes de 265 especies el cual arrojó nueva luz sobre cómo las aves tropicales, un indicador clave de la salud del ecosistema, se encuentran en un mosaico de hábitats en un campo agrícola cambiante. El equipo comparó, en un estudio de largo aliento, las poblaciones de aves en las fincas cafeteras principalmente abiertas (con pequeñas cantidades de sombra), con las de las áreas boscosas restantes.

En un ejercicio de ciencia ciudadana, Şekercioğlu reclutó a agricultores locales quienes ayudaron a su equipo a anillar minuciosamente a miles de aves año tras año en paisajes diferentes. Observaron el café pero también los corredores ribereños, bosques secundarios, fragmentos de bosque, bosques primarios, en un análisis comparativo realmente raro en procesos de investigación.

Dice Şekercioğlu: “es probable que los estudios a corto plazo que se centren únicamente en la riqueza de especies, pinten un panorama más optimista que la realidad ecológica”. “Definitivamente no basta con mirar cuántas especies tiene un hábitat. A la vista del público, tener muchas especies es algo bueno, y lo es, pero definitivamente no es suficiente. La clave es: qué tipo de especies están presentes”. Es importante centrarse en las especies amenazadas, las especies que solo se encuentran en determinadas partes del mundo y las "especialistas", aquellas aves que solo comen cierto tipo de alimento o viven en un hábitat muy específico.

Si bien las plantaciones ofrecen cantidades muy limitadas de sombra de árboles, definitivamente brindan un impulso a la biodiversidad de las aves. El estudio encuentra que estos sitios no son tan útiles para las aves especialistas en bosques, es decir, aquellas que pierden su precioso hábitat a medida que se extiende la producción de café.

Tenemos el deber moral y ético de no destruir básicamente el planeta, dice Şekercioğlu. "Si está tomando café, ese es un cultivo clave que se planta en muchos de los puntos críticos de biodiversidad tropical del mundo y sus elecciones sobre dónde obtener su café pueden tener una influencia positiva o negativa".

Para los bebedores de café que desean minimizar su huella ornitológica, la principal recomendación de Şekercioğlu es comprar café de Etiopía o Kenia. El café es una planta nativa del sotobosque en el este de África, donde a menudo todavía se cultiva tradicionalmente bajo árboles nativos de 20 pies de altura. Sin embargo, en la práctica, los cafés de origen único pueden ser costosos.

Según Şekercioğlu , el programa Bird Friendly Coffee del Smithsonian's Migratory Bird Center, cofundado por Robert Rice a fines de la década de 1990, es el mejor esquema de certificación para quienes se preocupan por la biodiversidad de aves. Otras organizaciones, como The Rainforest Alliance, ofrecen sus propias certificaciones que tienden a centrarse en los impactos ambientales en general junto con otros factores como el bienestar laboral.

Un aparte del Plan de Manejo de nuestro PCCC define Paisaje Cultural como: “una parte del territorio, resultado de la acción humana y su influencia sobre factores naturales. El paisaje es el resultado de un proceso histórico natural y cultural de relaciones de una comunidad con un medio ambiente determinado”. Unesco identifica entre los componentes, el sustrato natural (orografía, suelo, vegetación , agua); la acción humana que modifica o altera los elementos naturales y la actividad productiva. El patrimonio natural es uno de sus atributos.

La agricultura tropical es uno de los principales impulsores de la pérdida de especies. Necesitamos saber cómo esos tipos de paisajes agrícolas (café, cacao, aguacate, plátano, cítricos, etc) contribuyen a la biodiversidad y la variedad de grupos biológicos, entre ellos las aves, todos buenos indicadores de la salud ambiental general de un sistema.

Considerando que el cultivo de café deja una huella en la tierra, los bebedores de esa bebida deberíamos preguntarnos ante cada sorbo, si esa huella es buena para los pájaros o no. Siga comenzando su día con una buena taza de café pero escuche esta sugerencia: piense en las aves, posiblemente desconozca que el origen del grano deja mayor o menor huella ornitológica. No todas las noticias son desalentadoras: el estudio revela que un pequeño aumento en la cobertura de árboles de las fincas cafeteras (del 7 al 13 por ciento para ser exactos), puede proporcionar un impulso significativo a las aves.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net