• VIERNES,  27 MAYO DE 2022

Columnistas  |  03 diciembre de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: James Padilla Motoa

HAY QUE APOYAR AL DIRIGENTE DEPORTIVO GIOVANNI GALINDO

0 Comentarios

James Padilla Motoa

Por James Padilla Mottoa

Sin hacer mucho ruido Giovanni Galindo ha constituido un movimiento deportivo de grandes repercusiones nacionales e internacionales desde Calarcá Quindío. Para la llamada Villa del Cacique romper la gruesa capa del anonimato entre las ciudades colombianas, más allá de los hijos ilustres nativos y de adopción, no obstante, el origen de Carmelina Soto, la primera poetisa nacional, y de la extinta moneda de 10 centavos, era una empresa supremamente difícil.

Pero el tesón del joven dirigente ha hecho posible que Calarcá haya hecho resonar su nombre aquí, allá y mucho más allá: Caciques es un club de fútbol de salón, nacido de la inquietud de Giovanni, consentido con criterio y con ambición deportiva, a tal punto que sus logros han superado todas las expectativas que inicialmente hubieran podido crearse. Un tricampeonato nacional, un Continental de clubes y otros varios galardones adornan el palmarés de un movimiento que ahora es orgullo de toda la tierra quindiana.

La semana pasada Caciques consiguió el más reciente título nacional al vencer sin atenuantes a su rival en los dos juegos de la final. La prensa local destacó el hecho, pero en el ámbito nacional, nutrido por el enorme negocio del fútbol y de otros deportes, los medios han ignorado lo conseguido por los calarqueños, no sólo en la temporada sino en una joven, pero fructífera actuación a lo largo de estos años

Al señor Galindo lo conocí en una visita fugaz que nos hiciera cuando aún estábamos en la brega periodística diaria y nos dejó una gratísima impresión como dirigente y como persona, algo que ha quedado patentizado en sus realizaciones al frente del equipo de su ciudad. Ha aportado con largueza para el desarrollo de esa iniciativa deportiva y ella le ha correspondido con triunfos y con el bienestar espiritual que todos necesitamos. La vida, que no siempre es muy grata, le ha puesto difíciles pruebas a nuestro personaje; pero también le ha dado la entereza para aguantar a pie firme y superar paulatinamente las inmensas contrariedades y tristezas.

Giovanni es, por lo tanto, una de las mayores reservas que tenemos los quindianos en el rubro de la dirigencia deportiva de las nuevas generaciones. Son tan pocas, a propósito, que debemos mimarlas y tratar de darles el aliento permanente para que el Quindío, que ha conseguido cosas tan importantes en su infraestructura del deporte, pueda encaminar su desarrollo hacia la conquista de un mejor sitial en materia de triunfos con sus deportistas.

[email protected]

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net