• SÁBADO,  22 ENERO DE 2022

Cultura  |  10 enero de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

Entre el museo del disco y Boleros del dial 102.1 fm Estéreo. Tercera parte

0 Comentarios

Imagen noticia

Una crónica de Luis Carlos Vélez Barrios.

(Crónica polifónica o recorrido de largo aliento)

Ildebrando abrió la tapa a otra radiola de brazo niquelado, y del larga duración de sello naranja que permanece en el plato giratorio brotó del pasado, y superando el scrach o sonido del tiempo propio de los de los discos de vinilo o pizarra que semeja una “fritura” de papas, la voz inconfundible de Eva Garza, interpretando Volver, el tango de Carlos Gardel y Alfredo Le Pera, con arreglos para bolero; mientras arriba, en la pared de madera pintada de blanco, Julio Sosa, “El Varón del Tango”, la escuchaba inmóvil desde su marco de cristal.

Antes de continuar el recorrido, Ildebrando dijo: Este Museo no sólo hace un recorrido a través de los discos, sino por la historia los equipos reproductores de sonido. Si leemos la parte de atrás de las carátulas de los discos, encontraremos la frase Disco es Cultura, y esta es otra de las razones de ser del Museo: fomentar la cultura.

Manrique: Podríamos decir que Lupita Palomera es la cantante que estrena el tema Perfidia. Ella había hecho su versión en una película que se llamó Los hombres de mar; también se estrenó el tema famoso de los años cuarenta, de Gonzalo Curie, Vereda Tropical; pero Palomera no era la que interpretaba el tema en la película, sino que Esther Fernández, la actriz en la película hacía la mímica, acompañada de otro gran actor del cine en Méjico y Argentina, Arturo de Córdova. Palomera estrena su voz en la película con el doblaje de Esther Fernández, y esto le permite llegar a los hermanos Domínguez, y Alberto Domínguez le entrega Perfidia para que lo estrene en 1939, y se haga famosa.

Gracias a Ildebrando los visitantes escucharon cuñas: en el disco impreso por Philips para el mundial de 1974, y promocionando un almacén de Manizales; del Expectorante Baltisicol compuesto, donde el anunciante tose y pasa la cuña; y gaseosas Fanta. En este punto el recorrido por el Museo duraba más de hora.

Camilo: Cerramos con un tema de los años sesenta y setenta, en Venezuela, la voz de Héctor Cabrera, póngale cuidado a la letra de este tema para que nunca diga No. Espero que esta selección les dé una idea de las incontables voces que esperan oyentes desde hace muchos, muchísimos años.

Los visitantes llegaron a la sala dos cuando Ildebrando abrió la puerta corrediza y dijo que podría llamarse de las Victrolas o Vitrolas. En ella se encuentran discos pintados que representan las emociones y la fuerza que transmiten algunas audiovisuales, auditivas, por medio del terror, escándalos extremos de farándula, sexo o tiernas.

Mientras los visitantes miraban carátulas y rótulos de casetes y discos, Ildebrando dijo: En el Museo los visitantes encuentran discos con discursos políticos, programas humorísticos, cuentos, rondas infantiles. Tenemos una salsa en homenaje a Tomás Alva Edison. También salas de rock, salsa; biblioteca musical, un teatro de tamaño reducido y cinemateca, y en todas: carátulas de discos, afiches, partituras, cilindros originales con captura de sonidos… Ildebrando dio un giro temático, y dijo: Ahora volvamos sobre el doctor Manrique y el Museo. El doctor es caleño. En el ITI del barrio Guayaquil se especializo en radio y televisión; de allí se incorporó a Sharp Colombia e inició sus estudios de medicina. Se graduó en 1989; vino a sus prácticas a Armenia y se quedó aquí hasta cuando viajó a Costa Rica a especializarse en Ginecología y Obstetricia. Luego regresó a Armenia en 1998, y en su casa almacenó discos y piezas musicales, hasta el día en que hizo un préstamo bancario a largo plazo para comprar un lote, abrir el Museo y promover la cultura acá en esta casa, misma que fue la principal de la hacienda Sausalito… Después, cuando regresemos a la cafetería les contaré sobre esta casa…

Ildebrando respondió la pregunta sobre una de las rocolas: Es una Wurlitzer Disc Jukebox 1956. La particularidad de este equipo consiste en que es el primero que puede reproducir 250 discos por ambas caras. Digamos que es la más apetecida por el mundo de los coleccionistas. Esta rocola gramola o sinfonola, y las demás, son dignas representantes de la cultura del rock and roll. En la televisión o en el cine, cuando se trata de hacer referencia a esa época, siempre se menciona este tipo de rocolas. Este modelo conserva su prestigio, y aunque ya no se fabriquen, todavía se encuentran repuestos originales de la Wurlitzer en Colombia y Estados Unidos.

Manrique: Escuchemos la voz de Charles Figueroa, este intérprete puertorriqueño desaparecido muy joven, en el tema Añoranza, que por supuesto tenemos todos los seres, y sobretodo nosotros los colombianos que sentimos gran arraigo por nuestra tierra…Pienso que cada uno de ellos se encuentra haciendo patria en todos los rincones del mundo; porque adonde usted vaya, ahí encontrará un colombiano. Recuerdo una vez caminando por las calles de Praga; entré a un restaurante llamado Don Pedro, y sus dueños colombianos me ofrecieron un gran ajiaco; porque como dice el tema peruano Todos vuelven a la tierra en que nacieron, nosotros aquí en Colombia deseamos que un día retornen a disfrutar de su patria, igual que lo dice Charles Figueroa en el tema Añoranza. Antes escuchamos la voz de Felipe Pirela en el tema Muy tarde, y en el primer tema del segmento, acompañado por la orquesta Sonolux, dirigida por el maestro Luis Uribe Bueno, uno de los grandes compositores de la música colombiana, y que la empresa discográfica la conformó para que varios de los intérpretes grabaran con esta empresa, pues la orquesta Sonolux acompañó a Lucho García en el tema El Loco…

Ildebrando abrió la puerta que a simple vista no se percibía, y que da entrada a otra sala. Dicha puerta es otra más que da al visitante la sensación de que visita un castillo encantado por la música, porque parece esconder tras ellas pasadizos estrechos donde los esperan voces dormidas en vinilos, o sospechar sorpresas distintas a las musicales. Ante los tres apareció la biblioteca conformada por libros sobre música, compositores; además, otra colección de discos superior a 5.500, y más vinilos pintados. Ildebrando notó la atención del trío sobre aparato de apariencia sofisticada, y dijo: En la biblioteca del Museo el visitante encuentra este Weltron 2007 Stereo System 1970 Space… 2007; es un tocadiscos estéreo de los años 70; una edición llamada “espacial” en su época. Como anécdota especial: por su diseño característico tan novedoso, muchos visitantes al Museo lo confunden con una silla o una pieza decorativa. Incluso pasa que algunos visitantes intentan sentarse en él. Este modelo fue ofrecido con tapa de madera, otros con tapa de vidrio. Es un tocadiscos muy elegante, muy estilizado, que luce muy bien en cualquier sitio especial de una casa.

Camilo hace un corte publicitario: Este programa llega a ustedes por auspicio del Museo del disco y la música… ¿dónde queda? Cercano a Cruces, un kilómetro por la vía a Filandia… Gracias por permitirnos entrar a sus hogares. Recordemos que este programa llega con el auspicio del Museo del disco y la música. Kilometro uno, vía Filandia, vereda Cruces. Recuerden que serán bienvenidos a vivir las maravillosas historias del disco y la música… En la voz de Milthiño, Recuerdos; Julita Ross, Me la robaste, y el Trío Los Panchos, Por qué no.

En este tramo del recorrido, uno de los visitantes agotaba las páginas de su libreta, y los otros no cesaban su cliqueo a los celulares para registrar cuanto llamaba su atención. Ildebrando, dijo: Este equipo es un gramófono Decca Crescendo Junior Sound Box, que en principio fue fabricado por una compañía con sede en Suiza, pero también tuvo sede en Inglaterra y se desarrolló más en la parte discográfica, pues en ella grababan artistas famosos. Es un gramófono Decca de más o menos la década de 1920, que primero reproducía discos Shellac de 78 revoluciones, y fue una marca especializada en discos de acetato, un tipo de discos fabricados con una resina especial extraída de unos insectos…Ahora regresemos a la historia del Museo:

Manrique: Bueno Camilo, vamos con la música. Uno de los compositores y autores de la música cubana, quizás el considerado más importante de música clásica cubana, don Ernesto Lecuona. Sin embargo a mediados de los años treinta decide componer mucha música popular, temas en diferentes géneros cubanos como la guajira, el bolero, mambo…Vamos a escuchar su tema Estás en mi corazón, que se hizo famoso en la voz de Fernando Albuerne; hoy lo traemos en la voz de un artista reconocido por los coleccionistas de la música de este género, a Nico Mendiela, bolerista famoso en Cuba a finales de los años cincuenta porque hacía una especie de mosaico entre dos temas en sus presentaciones en Cuba. A continuación, de la gran compositora, autora e intérprete de la música portorriqueña, Mirta Silva, que participó a comienzos de los años cuarenta en el grupo Victoria, del maestro Rafael Hernández, y que después hizo parte de La Sonora Matancera; pero en campo de la composición dejó grandes temas como el que hiciera famoso la cantante cubana Olga Guillot, titulado Qué sabes tú. Y terminamos escuchando una voz no conocida en nuestro medio, la voz de Mario Aguilera, en el tema Dudas.

En la sala cuatro, de pianolas, se encuentra una restaurada que data de 1917, y funciona con teclas o rollos de papel perforado. El Museo conserva un poco más de 50 rollos en buen estado con canciones antiguas: tangos, clásica, colombiana. El Museo exhibe con orgullo el piano construido hace más cien años por Gabriel Vieco, hermano del compositor antioqueño Carlos Vieco.

Camilo: En la voz de Milthiño, Recuerdos; Julita Ross, Me la robaste, y el Trío Los Panchos, Por qué no.

En la sala cinco los visitantes encontraron audiolibros, poemas recitados por Víctor Mallarino, padre del autor del mismo nombre; Julio Flórez, Federico García Lorca; poemas de Fausto Cabrera, padre del cineasta, recitados en su voz; Pablo Neruda, en especial Veinte poemas de amor y una canción desesperada recitados por Neruda. Un mural de discos de vinilo con diferentes temas. Poemas satíricos poco escuchados en el país. Vinilos de 78 R.P.M. con comerciales, cortinillas, cuñas radiales de la emisora Todelar, rondas infantiles, en discos de 45 R.P.M.

Los visitantes también encontraron casetes en desuso, mismos que en otras épocas al enredarse los desenredaban con un lápiz. Ildebrando hizo un recuento de la historia de las grabaciones en cintas, que empezó con el casete de cartucho que contenía ocho canciones grabadas y no necesitaban aguja para reproducirlas, y no se podían llevar en el auto porque el vaivén los enredaba. Estos cartuchos fueron remplazados por el casete que podía tener 24 canciones, pero su cinta también podía enredarse con los movimientos burscos del auto. A éstos los remplazó el disco compacto con capacidad para 100 canciones o más, dependiendo de la duración de las canciones.

Manrique: Vamos con la música de este género maravilloso que es el bolero. Nuestra canción es uno de los boleros insignes que apareció en los años cuarenta y tres, el bolero filling , compuesto por los trovadores cubanos, importantes entre ellos: César Portillo de La Luz, uno de los creadores de este género; compositores que tuvieron el apoyo del Conjunto Casino para promover y difundir su música. Hay que recordar que no tenían facilidad económica ni los querían apoyar para difundir su música. José Antonio Méndez, Ángel Díaz, Mara Portuondo, y muchos más, tuvieron el apoyo del Conjunto Casino, y de Roberto Fas que interpretaban estos boleros a la manera del tradicional, acompañados de orquesta. Roberto Fas era acompañado por la orquesta Casino. Recordemos que el tema más conocido de César Portillo es Contigo en la distancia. A continuación una gran voz del cono sur del continente, María Martha Serra Lima, interpretando una versión de Flores negras, un tema muy conocido del compositor cubano radicado en México en los años cincuenta, Sergio de Carlo, que a veces se confunde con el pasillo Mis flores negras, del poeta colombiano Julio Flórez. Y como es costumbre en este programa, cada ocho días presentamos un o dos boleros que poco suenan en nuestro programa a lo largo de estos veinte años de difusión…Escuchemos el tema En mil pedazos, de Pedro “Pituco” Rigual, uno de los tres hermanos Rigual, que conformaron el Trío de los hermanos Rigual, radicados en México a finales de los cuarenta e hicieron parte de la época de oro del cine mejicano; se presentaron en muchos películas; ellos eran Carlos, Mario y Pedro. Pedro es compositor de un bolero conocido en tiempo de balada de los años sesenta, titulado Cuando calienta el sol, que conocemos en muchas versiones…incluso Raphael tiene su versión; y en la voz de Miguel de Gonzalo, otra de las voces importantes del bolero filling en los años cuarenta; muchos no conocen sus grabaciones, aunque llegó a grabar tres o cuatro canciones con La Sonora Matancera, de finales de los años cincuenta; lo escucharemos acompañado de la orquesta de Gilberto Suárez, uno de los grandes compositores cubanos, que animaba las noches del famoso Casino, en Cuba. Entre ellos el famoso Tropicana, en La Habana.

(Continuará)

Barcelona, Quindío, agosto 24 de 2021

 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net