• DOMINGO,  22 MAYO DE 2022

Cultura  |  24 enero de 2022  |  12:27 AM |  Escrito por: Administrador web

Academia de Historia del Quindío tiene dos nuevos académicos correspondientes

0 Comentarios

Imagen noticia

En reunión extraordinaria celebrada el pasado 20 de enero, la Academia de Historia del Quindío recibió como nuevos Académicos Correspondientes a Carlos Enrique Fernández Quintero y Uriel Orjuela Ospina.

En la reunión el montenegrino Carlos Enrique Fernández Quintero, quién es administrador de empresas y miembro de la Academia Colombiana de Genealogía, presentó la ponencia «El conflicto de “Los colonos de Nápoles”» que trata sobre los graves sucesos ocurridos en Montenegro a raíz de la invasión de tierras en la hacienda Nápoles en la década del treinta del siglo pasado como uno más de los innumerables casos de lucha del campesinado pobre en busca de un pedazo de tierra donde morar y de alguna manera prosperar. Sus orígenes se remontan al siglo XVIII, con la creación de la empresa Burila y sus nefastas prácticas mercantilistas. Fernández Quintero intenta establecer algunos aspectos básicos de lo que fue este capítulo en la historia de Montenegro, olvidado por las generaciones actuales, pero que sin duda fueron factor determinante en el desarrollo social del pueblo.

Por su parte, Uriel Orjuela Ospina, ingeniero civil y especialistas en administración de empresas, quién es presidente del Comité Intergremial del Quindío y director del Programa Armenia Cómo Vamos, presentó la ponencia «Túnel de la línea: Contribuciones a la ingeniería histórica» donde trata las circunstancias del proyecto que atraviesa la cordillera Central pasando por el Alto de la Línea para unir el centro del país con el puerto de Buenaventura. Orjuela Opina analiza cómo los antecedentes de este proyecto carretero se remontan a la construcción de una línea férrea, la cual fue iniciada en 1929, pero debido a las complejas condiciones topográficas y geológicas, tuvo que ser abandonada, de esta manera el gobierno nacional decidió iniciar la construcción de una carretera para unir a las ciudades de Ibagué y Armenia. Con el correr de los años, y por el importante flujo de carga, el alto de La Línea fue cobrando más fuerza y cada gobierno trabajó por la construcción de un túnel que atravesara la Cordillera Central hasta la obra recientemente entregada que incluye modernos túneles, viaductos, intercambiadores viales y segundas calzadas.

Los dos nuevos miembros recibieron del Presidente de la Academia de Historia del Quindío, Jaime Lopera Gutiérrez, las respectivas resoluciones y diplomas que los acreditan como Académicos Correspondientes.

 

PUBLICIDAD

Otras Noticias

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net