• MIÉRCOLES,  06 JULIO DE 2022

Política  |  23 mayo de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

Del odio a la tolerancia, en víspera electoral: análisis desde el Quindío

0 Comentarios

Imagen noticia

Por German Estrada Mariño *

Consejos para evitar los conflictos interpersonales y el quiebre de relaciones por diferencias en la ideología política con nuestros amigos, familiares y conocidos: Del odio a la tolerancia en víspera electoral: Pensar diferente no es equivalente a odiar.

En víspera electoral ha regresado el fanatismo y con las semillas de odio, intolerancia y la exacerbación de todo aquello que indigna a todos los colombianos que soñamos con un país en paz y con una convivencia armónica y centrada en el respeto por la diferencia. Esa ausencia de respeto e intolerancia es la que precisamente le hemos juzgado y señalado con indignación a los más perversos criminales narcotraficantes, guerrilleros paramilitares y actores armados y políticos que nos han robado por seis décadas consecutivas la posibilidad de vivir como hermanos en la tolerancia y el respeto por el otro que solo pueden dar la paz y el amor.

Gandhi declaro en dos frases célebres que promuevo en consulta, pero también en prevención del suicidio:  

“No hay camino hacia la paz, la paz es el camino”

“Sé el cambio que quieres ver el mundo”.

Los verdaderos héroes históricos

Los lideres mundiales históricos que se transformaron en verdaderos héroes por haber aportado bien y bondad  a su naciones, a sus pueblos y a la humanidad empezando por el mismo Jesucristo (desde la confirmación de su existencia hace 2 mil años desde  perspectiva tanto histórica como antropológica y arqueológica  ) así como lideres contemporáneos  tales como Nelson Mandela, Gandhi, Martin Luther King  entre otros pocos, tristemente  en vía de extinción, tenían en común algo determinante y diferencial en la ostentación del poder y su ejercicio: Promovían la resolución pacífica de los conflictos; la no violencia; el respeto por la vida y la dignidad humana, incluso en escenarios de tensión y protesta severas.

Todos estos hombres jamás estuvieron llenos de odio y sus fines no estaban motivados por su propio beneficio por lo cual lograron hacer trasformaciones fundamentales y trascendentales y estructurales en sus pueblos.

Todos ellos luchaban para que sus naciones, sus pueblos y el mundo entero se transformara en un universo de armonía centrado en la tolerancia y en la evitación máxime de la violencia bajo las premisas morales superiores de equidad, justicia, benevolencia, verdad y respeto a la autonomía del otro ser humano. Primicias e ideales que describió bien el psicólogo Lawrence kohlberg en su teoría  del desarrollo moral que debería ser obligatoria en los currículos educativos y en las facultades de derecho y de formación basada ética humanista en cualquier profesión.

Nosotros y nuestras similitudes ignoradas en medio del fanatismo:

Buscamos mucho sin darnos cuenta y sin distingo de orilla política e ideológica, muchas cosas en común: justicia, oportunidades, bienestar social, educativo, económico e incluso desde diferentes orillas, muchos ciudadanos no están dispuestos a hacerle daño a otro ser humano, a empuñar un arma, o a destruir el mundo.

Muchos buscamos en común el respeto al medio ambiente, a la vida y a la dignidad de las mujeres, de los niños y a un país menos pobre y más próspero, más seguro y justo. Solo personas con rasgos marcadamente perversos y psicopáticos pueden disfrutar viendo noticias de bombas, atentados, muertos, desplazados, desnutrición hambre, bosques talados y sufrimiento extremo en la patria en que nacimos.

Los verdaderos malos son una minoría. Debemos reconocer que nos parecemos mucho más a nuestros contradictores que ni siquiera conocemos a fondo, de lo que nuestros fanatismos odios prejuicios y resistencias paranoides nos permiten reconocer.

Soñar (escuchar la canción imagine de John Lennon)

Soñar con la tolerancia no es más que lo que estos hombres promovieron, aunque parezca utópico demasiado idealista o inalcanzable. ¿Queremos ser semillas de paz o de odio? ¿Qué queremos modelar a los niños niñas y adolescentes?

¿Vinimos al mundo a construir o a perpetuar los círculos de odio que vemos en los otros, pero muy pocas veces en nosotros mismos?

¿Vinimos a ser víctimas o héroes de nuestras naciones? Un héroe no es un conquistador un rey o un guerrero, también es un ciudadano de a pie que con sus actos palabras y obras representa modela y actúa bajo la base de  la paz y la tolerancia .

¡De tal forma cada uno puede ser semilla de paz entre los hombres!

La negación de la  violencia y la construcción de paz:

Jesús, Gandi, Mandela o Luther King condenaron cualquier tipo de violencia física o psíquica contra otra persona que siempre incluso ante sus agravios debe ser tratada con consideración y empatía.

Defenderse y estar hipervigilantes ante los agravios que es lo que nos incitan nuestros más profundos instintos, es caer en el comportamiento bestial y poco consciente, primitivo y poco racional que nos lleva a comportarnos como bestias no como individuos inteligentes.

La violencia constituye muchas veces la proyección un odio hacia afuera que desnuda nuestras más profundas carencias afectivas y pone en evidencia un odio oculto e inconsciente hacia sí mismo.

Sidharta Gautama declaro: “antes de criticar, analízate y perdónate “. No es nunca fácil, pero dejar de defenderse y de atacar es la única forma de romper desde una posición más sabia más sensata y activa (diferente a la de víctima), el circulo vicioso de violencia que nos azota y que destruye nuestros corazones nuestras consciencias; incluso nuestra salud física y mental como lo ha demostrado la psiconeuroinmunología.

Líderes tóxicos:

Muchos líderes políticos actuales muy populares y populistas, influencers, youtubers e íconos de la opinión siembran sin medir sus impulsos, la rabia y la aversión colectivas porque ni sienten el dolor, ni jamás tuvieron un sentimiento misericorde o compasivo con el prójimo, o con el que piensa diferente.

Muchos lideres populares pero muy tóxicos se caracterizan porque no tienen otra tarea más que la de manipular los sentimientos y destruir la capacidad de discernir por medio de la manipulación de las conciencias, en procura de satisfacer sus despiadados y ególatras fines a través la coacción, la injuria y la calumnia sistemática en donde los mensajes de odio y de mentira reinan si con estos se consigue destruir al otro.

Oleada de odio en redes y manipulación de las masas:

Ha vuelto el fanatismo. Y con ellos una legión de bots o bodegas desde miles de cuentas, unas falsas y otras con sus nombres y apellidos.

Estamos inmersos en una oleada de odio de una sociedad enferma que ajusta cuentas y drena su ira en las redes sociales buscando destruir al opositor.

Los individuos tóxicos son aquellos propagadores del odio que en sitios como Twitter o Facebook van incluso un paso por delante en esto del aborrecimiento, con la manipulación y la mentira que bombardean con masivos mensajes que repiten consignas muchas veces falsas como loras mojadas para programar y adoctrinar cerebros.

Colombia y la compulsión a la perpetuación del conflicto:

La sociedad colombiana tras 60 años de búsqueda de resolver los conflictos a punta de guerra se ha convertido compulsivamente adicta a la violencia desde diferentes orillas políticas e ideológicas.

Se ha instaurado un fenómeno de compulsión a la repetición colectiva orientada a la destrucción del otro como fin último sin ánimo de espacio a mediación alguna, mantenido por una negación del propio rol en un círculo vicioso, cíclico, circular que se perpetua y configura una sociedad fallida, cruel, perversa y autodestructiva !

Consejos finales y estrategias para romper las cadenas de odio intolerancia y promover la paz en nosotros y en los más cercanos:

Finalmente, por pedido de algunos nobles y humildes lectores de la pasada columna que se quedaron pensando en sus corazones qué podemos hacer en víspera de elecciones para romper los círculos viciosos de la violencia y el odio y liberar nuestras mentes de pensamientos destructivos, nuestros corazones de resentimiento y nuestras almas de enfermedad neurosis y malestar físico y mental les dejo unas recomendaciones puntuales:

  • Antes de buscar información que solo reafirme tus creencias, debes contrastar todo lo que oímos con la evidencia y con información objetiva en la que no se note un ánimo de división o de persuasión del malestar e instigación al odio, aunque quien la profese sea un artista un famoso o alguien que hayamos siempre idolatrado.
  • Ten en cuenta que todos los seres humanos nos equivocamos, no idealices.
  • Ten en cuenta a su vez que todos tenemos cualidades no satanices por completo a nadie, aunque se equivoque.
  • Alterna el acceso las noticias políticas con contenidos y material en redes que contribuya a tu bienestar, nutrición, salud física, salud mental, deporte, arte, literatura y música que te deslinde del fanatismo.
  • Bloquea no personas sino contenidos que sean tóxicos, instigadores de odio y cuyos mensajes despierten tus peores instintos.
  • Escucha música clásica o instrumental y cierra los ojos, medita y reflexiona.
  • Ora y medita o al menos una de las dos.
  • Aprende yoga.
  • Evita los contenidos violentos en televisión Netflix, youtube y en la web especialmente en compañía de la familia busca contenidos más armónicos y que transmitan paz.
  • Solo dedícale media hora o al máximo una hora de ver noticias a una para mantenerte informado.
  • Come en ausencia de distractores mediáticos de excesivo ruido o contaminación auditiva y visual como el televisor
  • Evita los diarios contenidos y las noticias amarillistas y que se centran en el lado más cruel de cada noticia en donde la muerte la barbarie y el sufrimiento son explícitos
  • Evita que los niños estén sobreexpuestos a estos contenidos tóxicos y poco educativos.
  • Busca más documentales y menos amarillismo.
  • Procura un contacto permanente o al menos periódico con la naturaleza, la vida animal, la fauna y contempla la belleza de la vida el planeta.
  • Disfruta de la paz del silencio el cantar de las aves y contempla más seguido un atardecer una noche estrellada o un paisaje hermoso y entrégate y disfruta ese momento incluso a solas sino te apoyan.
  • Escribe tus sentimientos y trabaja con ellos, lucha contra tus odios, resentimientos traumas y dolores pasados.
  • Reflexiona y lee y guíate por personas que te brinden paz.
  • Lee biografías de hombres ejemplares que trascendieron del odio y promovieron y actuaron la paz.
  • Busca espacios de soledad y reflexión en los que hagas un balance diario o al menos semanal de tus acciones sentimientos.
  • Prioriza las relaciones afectivas sobre los desacuerdos con ideas políticas
  • Escucha más hablar menos
  • Ponte o intenta siempre ponerte en el lugar del otro para entender desde su historia porque piensa como piensa.
  • No tomes todo personal
  • No asumas que la a demás tienen nuestros valores formación y misma visión
  • Y no idolatres a ningún líder a un nivel extremo ni permitas que esto destruya tus relaciones interpersonales.
  • ¡En cada ser humano hay cosas maravillosas descúbrelas y no te dejes llevar por tus propios prejuicios o jamás serás ni libre ni feliz!

• Esta columna es un complemento de la columna artículo sobre análisis psicológico del fanatismo anterior por sugerencia de algunos lectores que me escribieron por privado y me pidieron consejos para salir del odio la violencia en redes los insultos y la polarización extrema que sesga las consciencias la columna-artículo anterior la pueden ver en:

https://www.elquindiano.com/noticia/34268/las-trampas-detras-del-fanatismo-politico-analisis-desde-el-quindio.

*Psicólogo clínico y psicoanalista

Psicoterapeuta individual de pareja y familiar

Experto en conducta delictiva y criminal

Líder de campaña gratuita de prevención del suicidio juvenil .

  LIBROS RECOMENDADOS: (Los y las que quieran los textos gratis en PDF buscarme en redes y se los envío digitales sin costo):

1. Manual básico de meditación. Gunaratana, B. H. (2012). El libro del mindfulness. Editorial Kairós.

2. El arte de amar. (Fromm, E., & Rosenblatt, N. (2000). El arte de amar. São Paulo: Martins Fontes).

3. Del tener al ser. ( Fromm, E., & Valdés, C. (1978). ¿ Tener o ser? (No. 04; BF698, F7.). México, DF: Fondo de cultura económica)

4. El arte de la vida Rupnik, M. I. (2013). El arte de la vida. Lo cotidiano de la belleza, Madrid: Fundación Maior, 73-74.

5. Amor liquido. (Bauman, Z., Rosenberg, M., & Arrambide, J. (2005). Amor líquido (p. 133). FCE-Fondo de Cultura Económica.

 

 

 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net