• LUNES,  08 AGOSTO DE 2022

Región  |  14 junio de 2022  |  06:41 AM |  Escrito por: Administrador web

Lo que esconde el Invías en La Línea

0 Comentarios

Imagen noticia

Por Néstor Ocampo

Llegando al peaje del Túnel de La Línea llama la atención una pared de guadua que no permite ver hacia adentro de un lote identificado externamente como del INVÍAS. ¿Qué esconden allí?

Hay un depósito de chatarra (maquinaria desechada en las obras del túnel de La Línea) que se pudre a la intemperie, desde hace muchos años, generando un grave impacto ambiental en el sector y sobre la cuenca del río Navarco, cuyas aguas van al río Quindío, al acueducto de La Tebaida, al río De La Vieja, al acueducto de Cartago y al río Cauca.

La maquinaria que se pudre allí produce lixiviados que van al rio Navarco (por percolación y con el flujo de aguas lluvias), contaminan el suelo, las aguas del río y afectan, con seguridad, la salud de los trabajadores que permanecen mucho tiempo allí, como los vigilantes que se acercaron a decirme que saliera del lote.

Ese montón de metales, plásticos, carpas, llantas, combustibles, aceites hidráulicos, aceites de motores, refrigerantes, líquidos de frenos, y otros líquidos no biodegradables, se convierten en una mezcla de sustancias tóxicas y metales pesados que lo contaminan todo. Las baterías contienen elementos químicos peligrosos y muy contaminantes si no se tratan adecuadamente: plomo, ácido sulfúrico, calcio y antimonio; la pintura de las máquinas contiene plomo y arsénico entre otros componentes. Todo esto contamina y daña el suelo, el agua, la vegetación, la fauna y otras formas de vida por allí presentes. Nada bueno sucede en ese lugar que también es refugio de alimañas y criadero de zancudos.

Además, las cunetas que recogen los flujos de aguas lluvias y lixiviados, para conducirlas hacia el río Navarco (!), están en mal estado, fracturadas, algunas a punto de colapsar, y otras obstruidas por derrumbes generando graves procesos erosivos en el terreno que también afectan al río Navarco.

A lo anterior se suma que, hacia abajo, en la vertiente al río Navarco, hay acumulación de inertes (material sacado de los túneles) y material de corte, precariamente establecidos, en terrazas que ya amenazan posibles derrumbes. Incluso hay evidencia de que allí se sigue botando material hacia el río (Ver fotos). No sobra recordar que los “inertes” generan un tipo de contaminación llamado drenaje ácido.

En síntesis, en ese lote, INVÍAS trata de esconder un grave problema ambiental que lleva años sin resolver. Viola la Licencia Ambiental del proyecto. Recordemos que en su momento hubo sanciones por la acumulación excesiva, y nada técnica, de inertes y material de corte en ese “botadero” de Las Américas y que, hace 10 años, fue necesario promover una Acción Popular que también se refirió a esos problemas. Creíamos que estaban resueltos, pero NO es así.

¿Qué hace la CRQ al respecto? Podría hacer, al menos, uno de sus videos diarios de promoción para exigir soluciones al INVÍAS. La gobernación, en lugar de repetir las mentiras diarias con respecto a las obras de Paso de la Cordillera y Túnel de La Línea, podría hacer algo por proteger el territorio. La “Veeduría” Técnica de las obras del Túnel, que nunca ve nada, podría abrir los ojos y “rogar” por soluciones. El municipio de Salento podría pronunciarse ya que es el directamente afectado. El caso es que se requieren acciones inmediatas para detener el daño ambiental y prevenir posibles situaciones desastrosas.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net