• DOMINGO,  14 AGOSTO DE 2022

Región  |  25 junio de 2022  |  08:25 AM |  Escrito por: Administrador web

Once años del Paisaje Cultural Cafetero: balance desde los ‘Atributos Patrimoniales’

0 Comentarios

Imagen noticia

Pie de foto: Calle de Filandia, conservada como patrimonio arquitectónico.

Por Roberto Restrepo Ramírez.

El 25 de junio es una fecha importante de aniversario en el Eje Cafetero. Once años después de la inclusión del Paisaje Cultural Cafetero de Colombia en la Lista de Patrimonio por parte de la UNESCO, el significado de tal acontecimiento y su importancia son todavía desconocidos por el grueso de habitantes de la región. Cuando me desempeñaba como docente universitario - hace cinco años - los ejercicios con estudiantes, que regularmente se hacían a nivel de encuesta, arrojaban reiteradamente unos resultados lamentables, cuantas veces se realizaran como indagaciones de trabajo de campo en las calles de Armenia. Ello, en el sentido de ignorar el simbolismo y semiótica del PCC por parte de los administradores públicos o los mismos pobladores.

Como anécdota curiosa, la sigla PCC, a secas, era - y es todavía - para la mayoría de los encuestados, algo que se relaciona con otros sentidos y no con la cultura cafetera. Ya era común que el encuestado respondiera que la sigla quería decir Partido Comunista Colombiano. Más extraño aún es la permanencia de sendas placas, de gran tamaño, empotradas en las paredes externas de las dependencias de las alcaldías y que por oxidación ya no dejan ver los símbolos, letras, textos o alusiones a la pertenencia de dichas poblaciones a la privilegiada Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO. El ícono de este organismo adscrito a Naciones Unidas tampoco es visible, debido a la condición de deterioro ambiental que han sufrido las placas de metal.

Pero esto es gaje de la cotidianidad, es apenas un asunto de forma. Lo más grave es que - tantos años después - no exista en los habitantes un nivel de apropiación social del Patrimonio Cultural que garantice su cuidado y preservación. Podemos ver tales falencias en el análisis de dicho proceso, con respecto a los Atributos, numerados de 1 a 16, en una escala de importancia con respecto al café como producto y cultivo, y que a la vez son las condiciones que definen los Valores Excepcionales del PCC.

Veremos un balance de cuatro de ellos, los que se destacan en el ámbito cultural. Ellos son el número 6, Patrimonio Natural. El 9, Patrimonio Urbanístico. El 10, Patrimonio Arquitectónico. Y el 11, Patrimonio Arqueológico.

Casa de bahareque en Filandia

Atributo 6. Patrimonio Natural

Este es el balance de un proceso en la apropiación social de los cuatro Atributos Patrimoniales en el departamento del Quindío. En cuanto al Atributo 6, Patrimonio Natural, se puede afirmar que está en peligro permanente. Amenazas como el cambio climático, la deforestación de los bosques andinos y de los relictos boscosos en zona de páramo, el aguacate Hass, las introducciones de proyectos hidroeléctricos en la cordillera, la contaminación ambiental por las torres de energía en cercanías del bosque de Bremen y la más preocupante, la concesión minera, ponen en riesgo no sólo la disponibilidad hídrica (Atributo 7),sino que refleja un panorama desalentador para la preservación de los recursos naturales no renovables.

El Atributo 9, Patrimonio Urbanístico.

Este atributo no solo es objeto de desconocimiento, sino que las normas que lo regulan son constantemente violadas por los organismos estatales. Un ejemplo claro lo refleja la falta de control en la regulación de las franjas que se acercan a las quebradas en la ciudad de Armenia. Es una capital que ha olvidado sus más de 50 riachuelos, los cuales son amenazados por la construcción cercana a sus cauces o por la contaminación. El no avance en los POT, la invasión descarada de un disfrute hacia la vista de la cordillera, presente en la proliferación de bloques residenciales en las otrora zonas verdes del norte, en las avenidas Centenario y la 19 de Armenia, no avizoran el mejor futuro. En los municipios no es diferente el panorama, pues la falta de regulación en el mantenimiento o intervención de las casas tradicionales ha llevado, incluso, a que desaparezcan conjuntos bellos y armónicos. Gran responsabilidad de ello recae en la debilidad normativa de los funcionarios de las Oficinas de Planeación.

El Atributo 10, Patrimonio Arquitectónico

Este es el atributo más afectado. La desaparición, en los últimos once años (2011 - 2022) de las casas de bahareque, o su refacción indebida, no tiene justificación alguna. El caso más grave corresponde al municipio de Montenegro. Perteneciente esta localidad, en su parte urbana, al Área Principal del PCCC, nadie explica cómo sus construcciones de bahareque sucumbieron en la última década.

El Atributo 11, Patrimonio Arqueológico

El patrimonio arqueológico es todavía objeto de saqueo y expoliación. La falta de conciencia arqueológica, la ausencia de investigación sistemática en Arqueología, la guaquería solapada y el comercio descarado de piezas prehispánicas de cerámica son razones verdaderas para poner en riesgo este Atributo. Como se anotó sobre el Atributo 10, no se explica por qué La Tebaida, el municipio que alberga el mayor número de yacimientos arqueológicos (los petroglifos) quedó por fuera del PCCC.

(Apartes del informe final, Beca de Investigación en Patrimonio. Programa Departamental de Estímulos 2021. Secretaría de Cultura, Gobernación del Quindío).

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net