• LUNES,  15 AGOSTO DE 2022

Columnistas  |  05 agosto de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: James Padilla Motoa

El recordado José Luis Carpene de vuelta a Armenia

0 Comentarios

Imagen noticia

James Padilla Motoa

Por James Padilla Mottoa

Llegó casi de incógnito en ese año 1978 y aficionados y periodistas preguntábamos ¿José Luis cara de qué? Era que nadie sabía lo más mínimo de él y el presidente del Deportes Quindío Jorge Enrique González, con algo de pudor, decía muy poco, a pesar de haber sido artífice de la llegada de este jugador a la plantilla del cuadro cafetero.

 Para más, era muy joven y derramaba timidez por todos lados. En las primeras entrevistas nos confesó que nunca había jugado fútbol profesional, que no conocía un estadio de un equipo de primera y que toda su experiencia se remitía al Argentinos de Rosario, un cuadrito de cuarta categoría que no aparecía en el radar del fútbol argentino. No era de Rosario sino de Capitán Bermúdez, un pueblo lindo que está al lado de esta gran ciudad.

Pero ¿saben una cosa? Curiosamente no hubo un solo periodista que se atreviera a lanzar una crítica que pudiera afectar a este chico que llegaba a buscar su sueño. Tal vez fue porque su humildad y su don de gentes, de entrada, comenzaron a convencer a los arrogantes comunicadores de aquel entonces.

Se llamaba José Luis Carpene y apareció como titular de aquel Quindío en partido contra Nacional en el inolvidable estadio San José, partido que por cierto ganó el equipo local.

Nadie habría podido imaginar que desde esa tarde ese muchachito rubio de cabello ensortijado se metería para quedarse por siempre en el corazón de la hinchada cafetera. José Luis o "El Nené" Carpene, tal como lo bautizó mi compañero Gustavo Domínguez, se convirtió desde entonces en uno de esos jugadores de recuerdo imborrable en la historia del glorioso. Estuvo con esa camiseta 6 del Quindío hasta los albores de la temporada de 1981cuando, muy a su pesar, fue transferido al Independiente Santa Fe. Efectivamente él no se quería ir, pero las afugias del equipo empujaron a sus directivos a prescindir de un hombre de su valía.

En el rojo de Bogotá también triunfó ampliamente; y luego fue prestado al Cali, y volvió al Quindío y terminó en el Once de Manizales. En todas partes dejó huella. Pero asimismo, los quindianos abrimos un lugar en el corazón de José Luis. No nos olvida y cada que puede arregla las valijas para venir a Armenia en compañía de Mirta su mujer, su novia de toda la vida y con quien se casó en el siguiente año de su estada en Colombia.

El lunes pasado me llamaron para decirme que Carpene había llegado y que salía del estadio de ver a su Quindío. Salí corriendo para encontrarme con él y el Tigrillo Henao facilitó la cita en uno de sus famosos programas. Enorme emoción al pisar juntos la gramilla de aquel anciano estadio San José, no obstante las reservas iniciales que ambos compartimos porque esa nostalgia duele.

 Está en Armenia "El Nené, con sus rizos menos rubios, pero con el alma bondadosa y con la misma estampa del futbolista de entrega absoluta que nos enamoró a todos hace ya cuarenta años.

 

[email protected]

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net