• JUEVES,  01 DICIEMBRE DE 2022

Salud  |  27 septiembre de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

Temas y problemas que no debieron pasar con la salud en Colombia; explica la ministra de salud

0 Comentarios

Imagen noticia

Durante la audiencia pública convocada por la Comisión Séptima de la Cámara de Representantes, la ministra de Salud, Carolina Corcho, se refirió a los cambios que requiere el sistema de salud colombiano.

Recordó que la propuesta de reforma a la salud es una iniciativa de la sociedad civil. "Nos dijeron y nos hicieron creer que teníamos que aceptar que a un trabajador lo tercerizaran, que unos intermediarios apropien billonarios recursos en una posición dominante contra los demás", aseguró.

"No es normal y esa es la razón por la que llega este Gobierno", dijo la funcionaria, al destacar que este cambio es frente a 200 años de cómo funcionaba el Estado. "Han dicho que lo único técnico es el negocio de la salud y que estas voces no valen. Ahora las trabajadoras de la salud hemos llegado al Ministerio", mencionó la ministra.

Hay dos noticias importantes. La primera, que el presupuesto aprobado por el Congreso en el sector salud es el más alto de la historia de este país, pasando de 41 billones a 50,2 billones para 2023, por las prioridades de este Gobierno.

"Esperamos que se apruebe la tributaria, porque solo con el recaudo de las grandes fortunas vamos a lograr más recursos para el hambre, el agua potable, la educación, la reforma agraria", detalló la ministra.

La segunda noticia pasa por el proyecto de reforma a la salud que se presentará el próximo año, pero que la primera semana de noviembre, se espera que los colombianos y colombianas la conozcan, porque este Gobierno, según Minsalud, lo hará de frente con los ciudadanos.

"La salud se financia con aportes de los trabajadores y aportes del presupuesto de los impuestos de los colombianos. Esos recursos deben llegar directamente a los hospitales, no podemos continuar intermediando unos recursos", cuestionó Corcho, al mencionar que se pagan entre 6 y 7 billones por esa intermediación.

Precisó que esos recursos deben llegar a clínicas y hospitales, e hizo énfasis en la necesidad de fortalecer el hospital público, que "no puede ser una empresa de venta de servicios al mejor postor. Ese hospital público tiene que ser sagrado, no más corrupción".
En ese sentido, destacó que tienen que haber mecanismos para que ese hospital público formalice y dignifique a los trabajadores y trabajadoras y haga compras centralizadas. "La reforma a la salud va a recuperar recursos que están atrapados en una intermediación que no existe en ningún sistema en el mundo".

La jefa de la cartera de Salud también aseguró que esta reforma generará veeduría y vigilancia de la comunidad, empoderamiento de las organizaciones sociales, de manera que puedan controlar cómo es que se está girando esa plata.

Criticó que no puede ser que en tres décadas no se sepa cuánto se debe y a quién se le debe, al mencionar que "eso es un caldo de cultivo para la corrupción. Que roben, pero delante el país, porque entonces se van presos. Todo el mundo se va a dar cuenta cómo es el manejo de recursos".

De igual manera, la funcionaria mencionó que la salud no es solo la prestación de servicios. "La salud son los determinantes sociales. Por eso se incluye 1 billón de pesos para agua potable al Ministerio de Vivienda; y un billón adicional para la política contra el hambre".

Frente al modelo, precisó que el sistema debe tener una vocación preventiva. "No más personas con cáncer que llegan cuando el cáncer está avanzado y ya no se puede hacer más. No puede ser que en Colombia tengamos una de las mortalidades materno-perinatales más altas cuando tenemos forma de hacer el manejo de esas enfermedades".
Asimismo, señaló que se requiere de un ejército sanitario que se tiene que construir en el país y dedicarse a mirar al niño, a ver cómo se está alimentando la mamá, si la persona en situación de discapacidad tiene posibilidades para vivir con dignidad.

"Ese programa preventivo tiene que hacerse con los saberes ancestrales de los indígenas en el Cauca, de los Wayúu en La Guajira; en el Quindío, donde tenemos un problema de salud mental, o en Cali, ese programa preventivo debe tener enfoque de salud mental", aseguró la ministra.

De igual manera, dijo que este proyecto de cambio no tiene por qué generarle miedo a nadie; los médicos no tienen porque tenerle miedo. "Lo que tiene que generar miedo es aceptar el paseo de la muerte, los desfalcos que hay en este sistema".
Por último, en cuanto a las 14 EPS que el gobierno anterior dejó en proceso de liquidación, la ministra aseguró que se revisará esa transición para que no se afecte el pago a los hospitales y clínicas.

"Tenemos que hacer todos los esfuerzos por proteger a los pacientes y la prestación de servicios. No vamos a hacer daño, el daño ya fue hecho, vamos a proteger y a superar temas que no debieron pasar en este país", detalló la ministra quien, para concluir, aseguró que "tenemos ese compromiso por el cambio, no lo vamos a traicionar, no vamos a traicionarnos a nosotros mismos, y lo vamos a hacer de la mejor manera posible".

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net