• DOMINGO,  29 ENERO DE 2023

Mascotas  |  25 noviembre de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

Ojo con el “gusano redondo” en gatos

0 Comentarios

Imagen noticia

Si tenemos un gato en casa o vamos a adquirir uno, es importante conocer los cuidados clínicos que éstos necesitan para asegurarnos de proporcionarles una vida saludable. Entre los problemas más comunes se encuentran los parásitos, en concreto los gusanos redondos y los gusanos planos del intestino.

Una primera y correcta desparasitación es fundamental, así como la prevención de contagio durante toda su vida.

Existen dos tipos muy diferentes de parásitos dependiendo de dónde se ubiquen: los parásitos internos, que se encuentran en el interior del cuerpo, principalmente en el intestino, aunque también en el corazón y en los pulmones y los parásitos externos, que se localizan en la piel, sobre el pelo o las orejas.

Centrándonos en los gusanos intestinales, los gusanos o lombrices más comunes que pueden tener son los llamados gusanos redondos y los gusanos planos del intestino.

Las formas más habituales de contagio de este tipo de parásitos son las orofecales, con el contacto directo con otros gatos infectados; aunque también hay infestaciones con la ingesta de plantas contaminadas o la ingesta de artrópodos o pequeños roedores que forman parte del ciclo del parásito.

Por ejemplo, la ingesta de pulgas en el acicalamiento suele ir acompañada con la ingesta de Dipylidium, que se desarrollan en nuestro gato. Por lo tanto, se debe pensar que todo gato en el que se observen pulgas puede estar infectado por este gusano.

A la hora de identificar los síntomas, muchos de nuestros mininos no los presentan, aunque, si existe una carga importante de gusanos, esta puede causar pérdida de peso, vómitos y diarreas. Debemos tener especial cuidado con estos parásitos si nuestro gato es un cachorro, ya que pueden provocar un retraso en el crecimiento.

Debido a que los gusanos redondos son muy comunes en gatitos, es necesario desparasitarlos con frecuencia. Cada dos semanas desde las 6 hasta las 16 semanas de vida.

Los gusanos planos son más comunes en gatos adultos y éstos deben desparasitarse de cada 2 a 6 meses.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2023 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net