• LUNES,  30 ENERO DE 2023

Columnistas  |  28 noviembre de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: Lucimey Lima Pérez

La salud mental, los negocios menores y la pandemia COVID 19

0 Comentarios


Imagen noticia

Lucimey Lima Pérez

Lucimey Lima Pérez

El 31 de diciembre del 2019 en Wuhan, República Popular China, la Organización Mundial de la Salud (OMS) encuentra declaraciones sobre una “neumonía atípica” y comienza a investigar mientras la ola se expandía. Ya el 1ro de enero del 2020 se había detectado en varias regiones del planeta. A casi 3 años de tan forzosamente conocida y lamentable situación, todavía surgen casos afectados por el virus o a raíz de este. Existen muchos reportes que constatan los efectos de variantes del virus sobre la salud mental, lo cual no es sorprendente, tanto por acciones directas sobre los tejidos como por los cambios sociales y comunitarios relacionados con la pandemia. Las consultas abarrotadas y los hospitales no se daban abasto. Si bien ha sido y es un problema de salud pública, ha tocado las esferas políticas y la vida financiera de muchos.

Los pequeños empresarios se vieron atrapados entre cerrar sus negocios, encargarse de los mismos, reducir el número de empleados y formar redes de ayuda, entre tantos avatares. Pero qué hacer para manejar la salud mental de sus empleados, de sus familias y la propia. Muchos negociantes aun padecen el impacto de la crisis física y el deterioro emocional. Conservar el propio bienestar ha sido el primer paso para preservar el de los empleados. Me consta que se ha hecho en varios pequeños negocios en el mundo, sin embargo, se reporta globalmente que alrededor de un 20% de los dueños consideran que “cuidar de la salud de sus empleados” es una tarea que no les compete.

Un detallado estudio de Incfile (septiembre, 2022) señala que las manifestaciones más frecuentes observadas mediante una amplia encuesta son las afecciones del sueño, un 88%, y 70% reportaron inequidad en las labores del hogar y el cuidado de los hijos, especialmente durante los confinamientos. Luego le siguen ansiedad 65%, depresión 52%, manifestaciones de hiperactividad y deficiencia de atención 24% y uso de substancias 17%. También figuran desequilibrios en el empleo del tiempo en más y en menos, dificultades financieras y baja energía como disparadores de más problemas mentales. En este mismo estudio, el cooperador del Oficial Ejecutivo (Dustin Ray) destaca que el 77% de los negocios pequeños incluyen como prioritaria la salud mental de la comunidad laboral. Pero, cuánta variabilidad en las decisiones y los enfoques.

No es nada fácil lo que hemos vivido y seguimos viviendo con la pandemia. Sin embargo, los pequeños empresarios deben apoyar a sus empleados, cuidar de sí mismos, estar pendientes de su salud física, mantener un sueño adecuado, incluir actividades recreativas así sea en casa, hacer ejercicios, relacionarse con afines y llevar a cabo planes de contingencia. Todo suena muy sencillo, pero bien sabemos que no lo es y si es necesario buscar soporte profesional, no dudarlo.

Enfrentamos una situación particular, quizás porque hemos visto suficientes casos de moderados a graves que, aunque agotados, se han involucrado en superar la contingencia y las condiciones que cursan.

Cuento sobre Felipe y su esposa Giovanna (pacientes reales, nombres ficticios), ambos médicos graduados en Italia, la migración los condujo a la decisión de abrir una panadería, tenían antecedentes familiares que los motivaron, además, les entusiasmaba tener su propia empresa y algunos empleados. Aunque ambos son muy buenos en su nuevo desempeño y tenían un pequeño número de empleados, se vieron en la necesidad de trabajar sobre horas. Buenos jefes y conscientes servidores de la comunidad. Sin embargo, no pudieron mantener a sus tres empleados. Estos consiguieron trabajos en panaderías más grandes y con ubicaciones convenientes. Los acompañé en su difícil momento, están recuperando su fuente de ingresos debido a que todo ha amainado, pero particularmente debido a motivación, comprensión y desempeño.

Psiquiatra, Psicoterapeuta, Neurocientífico

Investigador Titular Emérito del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC)

Especialista en Psicoterapia y Educador en CatholicCare, Hobart, Tasmania, Australia

[email protected]

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2023 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net