• DOMINGO,  29 ENERO DE 2023

Cultura  |  30 noviembre de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

No espero hacer ese viaje; un libro de fantasmas, viajes truncados y vidas destruidas por la guerra y el fanatismo

0 Comentarios

Imagen noticia

Publicado por el Grupo Editorial Planeta.

Una exhaustiva investigación inspirada por el amor a la literatura y a dos grandes autores que vivieron en una época vertiginosa del último siglo, es lo que nos da a conocer el actual ministro de Educación Alejandro Gaviria con su ensayo titulado No espero hacer ese viaje.

En este libro podríamos decir que son dos sus protagonistas, uno de ellos el colombiano German Arciniegas, político y escritor de trayectoria en Latinoamérica, y el otro, el también escritor y ensayista austriaco Stefan Zweig, ya que es en ellos en quienes recae gran parte del relato que nos cuenta cómo se conocieron, la amistad casi epistolar que tuvieron y la admiración mutua por sus trabajos.

Pero siendo justos con el libro, el autor también nos comparte las impresiones e importancia de esos años que tuvieron el grabador e ilustrador Frans Masereel y el crítico de arte Walter Engel, y la manera cómo, no solo influyeron en las artes colombianas, sino también en la vida de German y Stefan.

En este ensayo podemos apreciar las vivencias y reflexiones políticas de cada uno de ellos, pero sobre todo sus peripecias para migrar a América, principalmente las de Zweig, quien terminó viviendo como desterrado entre guerras mundiales en un Brasil que lo acogió con respeto y admiración, aunque él siempre en su alma extrañó su natal Austria, la cultura, el entorno, y sobre todo sus libros; esa enorme biblioteca que dejó en una Europa que se consumía en llamas por los bombardeos de ambos bandos.

Otro aspecto que nos cuenta Alejandro Gaviria es el heroísmo espiritual de los cuatro personajes que hacen parte del ensayo y la manera en que siguieron haciendo lo que amaban por encima de las circunstancias que atravesaban, en particular Stefan Zweig, que sumido en una profunda depresión causada por la inentendible autodestrucción del ser humano, justo cuando pasaba por su máximo esplendor en todos los sentidos, desde las artes hasta la ciencia, siguió escribiendo, dando conferencias, oponiéndose al horror de la guerra, aunque ya al final no soportó más y terminó tomando la decisión de suicidarse.

También se nos muestra en el libro cómo el reconocido escritor Zweig, toda una celebridad del momento, nunca pudo tener a Colombia como uno de sus destinos por visitar, algo que según cuenta German Arciniegas, que lo invitó en reiteradas ocasiones, le habría sido favorable para mejorar su estado anímico, sobre todo estár en una Bogotá de aquellos años, muy parecida entonces a la Europa que extrañaba el austriaco.

No espero hacer ese viaje es un libro de fantasmas, de cartas olvidadas, de viajes truncados que nunca se hicieron y vidas destruidas por la guerra y el fanatismo irracional. Es un ensayo de rigor y que deja ver toda la pasión por desentrañar una de las relaciones literarias más enigmáticas, pero a su vez más trascendentales de Colombia, en un momento donde poco figuraba en el mapa literario del mundo.

Este libro es en definitiva el resultado de toda una arqueología documental bien contada que nos deja querer saber más sobre sus cuatro personajes. Un merecido homenaje a los espíritus libres que con sus vidas y obras, palabras y grabados, acciones y andanzas por un mundo que se destruía durante la Segunda Guerra Mundial, dieron ejemplo de cómo enfrentar una época de locura muy parecida a nuestro presente y en la que la resistencia humanista adquiere una importancia inusitada, coyuntural.

Este es nuestro libro recomendado para esta ocasión y que lo disfruten, no sin antes adelantarles parte del prólogo escrito por el novelista Mario Mendoza:

"Nosotros, los colombianos, a nivel interno aún no logramos consolidar el proceso de paz, y por eso mismo este libro nos llega en el mejor momento, cuando necesitamos aprender y asimilar la gran herencia de Zweig en cuanto a alteridad, respeto y empatía. La paz y la educación son un solo proyecto".

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2023 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net