• SÁBADO,  25 MAYO DE 2024

Cultura  |  23 marzo de 2023  |  12:00 AM |  Escrito por: Miguel Ángel Rojas Arias

Temas de ciudad y territorio, un libro para saber de la Armenia de hoy

0 Comentarios

Imagen noticia

Miguel Ángel Rojas Arias

Si alguien en los próximos cincuenta años lee este libro del ingeniero Eduardo López Murillo, encontrará aquí un tesoro histórico para analizar la ciudad de Armenia, especialmente, en su trasegar social, político, económico, pero muy puntualmente en sus obras de infraestructura, durante los dos primeros decenios del siglo XX.  Y, sobre todo, en la negligencia de los gobiernos para acometer esos trabajos que la ciudad ha reclamado con urgencia en estas dos décadas.

Temas de ciudad y territorio, el libro del ingeniero López Murillo, recoge las principales columnas de opinión publicadas por este profesional en el diario La Crónica del Quindío, a partir del año 2009, donde recrea la ciudad de sus amores y sus sueños, sin haber nacido en ella, en sus problemas, aciertos, frustraciones, pero también en su belleza reflejada en el paisaje y sus modificaciones por el hombre.

Aquí hay multitud de temas, pero muy orientados a la profesión de la ingeniería, de la cual proviene su autor. Por eso, su enfoque sobre las obras por hacer, los proyectos, las ejecuciones de infraestructura, sus fallas y sus aciertos. Y aquellos temas colindantes con esta profesión, como el cobro de la contribución de valorización, los planes de ordenamiento territorial, los proyectos de vivienda nacional y local, así como el hoy polémico y espinoso esquema de actualización catastral y el catastro multipropósito.

No es ajeno el ingeniero Eduardo López Murillo a la política y a las candidaturas a alcaldía y gobernación del Quindío, por eso también se incluyen sus opiniones sobre algunos aspirantes y sus programas. Y, por supuesto, con la entereza de poder reclamarles cuando ejerzan sus cargos, como lo escribió en varias oportunidades en sus columnas de opinión.

También han sido de su interés, el agua y el medio ambiente y su íntima relación con el turismo, en análisis serenos pero cuidadosos sobre lo que está pasando en municipios como Filandia y Salento. Y las consecuencias que puede traer el desborde de ese turismo para estos dos elementos sustanciales en la vida de los quindianos, el agua, que proviene de la montaña donde se hace el turismo, y el deterioro en general del medio ambiente.

Los planteamientos sobre el terremoto del 25 de enero de 1999, todo el proceso de reconstrucción y, muy encarecidamente la planeación de la ciudad, vale la pena resaltarlo, leerlo y releerlo en estos textos, porque son elementos muy vívidos para darle una mirada crítica a la ciudad. Eduardo López nos recrea, muy seguidamente, los problemas del desorden urbano y la falta de planeación en una ciudad que crece desproporcionadamente por el auge del turismo y la promocionada ‘tranquilidad’.

El arte está reflejado aquí en el amor que se deja ver por la Banda Departamental de Músicos del Quindío. Hay tres o cuatro columnas alusivas a esta institución artística del departamento, casi siempre para aplaudir su regreso y sus presentaciones. No dudamos que el ingeniero Eduardo es un consuetudinario espectador de la retreta de la banda los viernes a las 6:00 p.m., a la hora prima del descanso de la noche, en el hall del Banco de la República.

El túnel de La Línea es otro tema recurrente en este libro, especialmente por los reclamos que hace el autor ante la falta de planeación, la desfinanciación, el despilfarro y la falta de agilidad en la ejecución de la obra.

Son muchos los temas que se tocan en las columnas que nos presenta el ingeniero Eduardo López en este libro, que no solo será un texto de lectura, sino de consulta, porque aquí está reflejado no solo el ingenio de un hombre, sino su profunda preocupación por una ciudad que ama, respeta y planea.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net