• MARTES,  15 OCTUBRE DE 2019

Región  |  08 marzo de 2018  |  12:00 AM |  Escrito por: Rubiela Tapazco Arenas

Una química preocupada por el agua que consume el Quindío

0 Comentarios

Imagen noticia

En la celebración del día internacional de la Mujer nos detenemos para escuchar una voz desesperada.

Una mujer del Quindío profesional en química se debate entre sus responsabilidades de madre, esposa, trabajadora, sus condiciones difíciles de salud y la gran preocupación por la calidad del agua que aquí se consume.

En la celebración del día internacional de la Mujer nos detenemos para escuchar una voz desesperada. Ángela Patricia Rivera Camelo quien no cesa de hablar un minuto, le parece que el tiempo no le va a alcanzar para contar todo lo que tiene dentro de su cerebro en un cuerpo enfermo, adolorido y afectado por la contaminación con plomo.

Habla rápido mientras disfruta un delicioso café, es la primera vez que conversamos, aunque pareciera que hace mucho tiempo nos conocemos. Es una mujer sencilla, se nota que ama a su hijo y a su familia, le encanta la vida rural y está genuinamente comprometida con el cuidado de la naturaleza sin pertenecer al movimiento ambientalista.

La mayor preocupación de esta mujer contaminada con plomo, es saber la manera como está preparado el territorio del Quindío para el peor de los eventos. “Empecé buscando cómo estamos en gestión del riesgo para el manejo de sustancias peligrosas y veo que estamos en cero, no tenemos, no hay capacidad de respuesta, yo tengo un hijo y me interesa protegerlo”.

Con angustia Ángela habla fuerte, mueve sus brazos y enfatiza que aquí no estamos en capacidad para atender una emergencia relacionada con cianuro, mercurio, ácido nítrico o nitrato de plata. “Todas son sustancias que se utilizan en el beneficio del oro, la gran preocupación es que aquí en el Quindío no se está midiendo la cantidad de mercurio, ni plaguicidas en el agua y tenemos minería en el territorio, no solo en la parte alta de Salento que es donde se origina el agua que tomamos en Armenia”, dice en tono concluyente.

Desde 1983 hay registros y documentos oficiales que hablan del cuidado para esa zona por ser la fuente del agua en la región y resulta que allá se está explotando oro.

En la celebración de este día, Ángela apela a su condición de madre para hacer un llamado como estructura fundamental del hogar, la madre da el buen consejo, orienta a los hijos, los alimenta y viendo en peligro a sus cachorros los defiende.

La contaminación con plomo que esta mujer padece le genera intensos dolores en su cuerpo, ella necesita abrazos de algodón que son difíciles de lograr, su experiencia la obliga a preocuparse por la salud de los quindianos porque el mercurio es una de las sustancias consideradas más tóxicas y letales para las personas.

Es urgente saber cuáles son las sustancias que tiene el agua que aquí se consume, no es suficiente los valores que se están conociendo oficialmente, dice esta especialista en química que hoy más allá de celebrar el día de la Mujer, lo que quiere es expresar es su gran preocupación por el estado de las fuentes hídricas de una región interesada en el turismo y en muchas otras cosas sin fijarse en lo fundamental: el agua.

 

PUBLICIDAD


Comenta esta noticia

©2019 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net