• LUNES,  24 SEPTIEMBRE DE 2018

Columnistas  |  13 marzo de 2018  |  12:00 AM |  Escrito por: Nikita

¿Por qué Fajardo?

1 Comentarios

Nikita

Es la hora de responder algunas preguntas de los amigos y allegados: ¿por qué vas a votar por Fajardo?

Por respeto a los editores, aspiro a que esta columna no se convierta en publicidad política gratis sino, simplemente, ofrecer la opinión de uno de sus colaboradores en torno a un asunto tan decisivo en estos momentos.

En primer lugar votaré por él, y sus asociados, porque hay algunas cosas que no me importan: no me importa que se diga que es un antioqueño rico, que su familia ha estado vinculada a proyectos de construcción, ni que sea narcisista o metrosexual, o que se vista de bluyines a toda hora. No me importa saber que es ambiguo, o que no sea tan contundente en las promesas como los demás, ni nada parecido. No me importa que sea un matemático que sabe razonar bien como todos esos especialistas y utilizar la pizarra para exponer sus ideas.

Me importa lo que hizo como gobernante y lo que dice ahora.

Su candidatura ha surgido de una coalición decente que tiene miembros tan respetables como Claudia Lopez y Jorge Enrique Robledo: nadie como ellos tienen en Colombia la fuerza moral para combatir la corrupción y nadie puede hablar tan alto como lo hacen desde hace tiempo.

Pero lo mejor es lo siguiente: su candidatura está basada en la reconciliación y no en la polarización. Fajardo ha recorrido el país sin atacar a nadie, sin compartir rumores sobre sus adversarios, sin ridiculizarlos: está respetando a todos –y ese es un lenguaje al que no estamos acostumbrados los colombianos. Alguien nos está incitando a matarnos de nuevo por la intolerancia de las ideas: no soporto esa manera de ver el mundo y Fajardo habla como debe hacerlo un hombre de bien.

La polarización es una estrategia falsa con la cual se engaña a la gente disfrazando la falta de propuestas útiles y manipulando las emociones (otra vez la teoría de los emberracados) para echarle los perros a los demás. De esta manera ponen a los electores a boxear en el aire, como dice los púgiles costeños.

Sea como fuere, y gracias a esta forma de comunicación con la gente, una enorme franja de colombianos permaneceremos en la idea de que la paz es tolerancia y por eso, por la tan anhelada paz, por eso votaré por Fajardo y su coherencia.

PUBLICIDAD

Otras Opiniones

Comenta este artículo

©2018 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net