• DOMINGO,  25 FEBRERO DE 2024

Editorial  |  11 diciembre de 2023  |  12:00 AM

Hay que rescatar el alumbrado de Quimbaya

0 Comentarios

Imagen noticia

Durante un poco más de 40 años el alumbrado de Quimbaya, el Festival de Velas y Faroles en ese municipio, enorgulleció no solo a los habitantes e hijos de esta localidad, sino a todos los quindianos. El Festival de Velas y Faroles fue creado en 1982 por el Club de Jardinería de Quimbaya, que lo hizo grande, fantástico y reconocido nacionalmente.

Luego se creo la Fundación Velas y Faroles, entidad que siguió liderando la celebración y realización del Festival desde el 2011. Uno de los aportantes ha sido la propia alcaldía de Quimbaya, que a través de un rubro del presupuesto logra activar varias propuestas para financiar, de alguna manera, las principales cuadras de faroles en la localidad.

Sin embargo, es la comunidad la que más participa, en unidad de personas en cada barrio, en cada cuadra en el centro de la ciudad, para que Quimbaya luzca hermosa y sea adalid de los alumbrados en Colombia. Cuarenta años haciéndolo todo bien, hasta este 2023 cuando los desafueros del alcalde Abelardo Castaño Marín pusieron en peligro este gran evento que ha sido declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de Colombia.

Castaño contrató una persona de Caldas para promover el alumbrado y con este contrato se gastó casi todo el presupuesto del Festival de Velas y Faroles, sin que se les hubiera dado un peso a los verdaderos organizadores para hacer posible su realización. A última hora, algunas personas de Quimbaya asumieron la responsabilidad de echar para adelante el alumbrado, pero ya era tarde.

Por eso, en el 2023 se hizo el peor alumbrado, el más escaso, la menor participación comunitaria, el menos estético de la historia, con el agravante de que el centro de la ciudad fue convertido en una cantina con ventas de comidas callejeras y chucherías que dejaron perplejos a los visitantes.

Hay que rescatar el alumbrado de Quimbaya, volverlo a posicionar, regresarlo al sitial de honor y valor que tenía, y no dejar perder su condición de patrimonio cultural inmaterial de la nación. Una de las primeras tareas del próximo alcalde de Quimbaya Juan Manuel Rodríguez Brito y del próximo gobernador del Quindío Juan Miguel Galvis será devolverle a este querido municipio una de sus razones de ser en el ámbito nacional: El Festival de Velas y Faroles, pero no con la pobreza y la mediocridad del que nos ofreció en su cierre de mandato el alcalde Abelardo Castaño, sino con la grandeza que ha tenido durante 40 años.

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net