• MARTES,  16 ABRIL DE 2024

El Quindío  |  19 febrero de 2024  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

Red de Viajes Slow propone una mirada diferente para el turismo quindiano

0 Comentarios

Imagen noticia

La Red de Viajes Slow que lidera Mònica Flórez desde el municipio de Pijao hizo un detallado análisis del tema turístico en el Quindío, a propósito de la conformación de los Planes de Desarrollo de cada municipio y del Departamento, proponiendo un turismo diferente para esta región del país que ha tomado la senda de la recreación y el descanso en su actividad económica.

La idea de la Red de Viajes Slow está centrada en un Viaje Autentico: conectado con la naturaleza, la gastronomía y cultura local, fortaleciendo emprendimientos locales para vigorizar la economía local.

“La Red de Viajes Slow está integrada por un grupo de ciudadanos interesados en el Turismo, así como en conservar y preservar la belleza paisajística, la biodiversidad que atesoran nuestras montañas y el acervo cultural de las raíces campesinas y cafeteras, promoviendo los valores del buen vivir en el territorio desde nuestros emprendimientos”, dicen los miembros de la Red

Crecimiento del turismo

Presentamos parte del documento de la Red de Viajes Slow entregado a los alcaldes y al gobernador del Quindìo.

“De acuerdo con la Organización Mundial del Turismo - OMT, ONU Turismo, <>, y, esto se ha evidenciado en nuestros territorios, por tanto, es importante reconocer que el turismo dinamiza la economía local y las comunidades desde diferentes sectores: el transporte, los alimentos, la agricultura, diferentes servicios de entretenimiento, bares, cafés, oficios varios, impuestos, arte y cultura, pero, igualmente, se debe reconocer que, así como como trae beneficios, el turismo no planificado, puede generar perjuicios.

Según FONTUR, <

¿Cuál es la visión?

La Red le pregunta a los alcaldes y gobernadores, ¿cuál es la visión del turismo para los próximos años? “Con este panorama de crecimiento del turismo a nivel internacional y nacional, algunos sectores de la sociedad civil, que hemos contribuido a crear una imagen delicada, amable, consciente y SLOW del viaje, tanto en el Quindío como en otros territorios del, otrora denominado, Triángulo del Café, queremos conocer ¿cuál es la posición de los nuevos dirigentes frente a la visión del turismo en el territorio en los próximos años?”.

Territorio promisorio

Ciertamente, las tendencias de crecimiento del turismo van al alza, y, se espera que Latinoamérica sea un <> Según reporte de la Revista Forbes, Latinoamérica representa un lugar de promesa para el turismo, y, Gustavo Santos, Director de Turismo para las Américas – ONU Turismo, está “convencido de que América Latina y el Caribe es el espacio (y) tiene una enorme oportunidad para convertir al turismo en uno de los principales factores de desarrollo de sus pueblos, de consolidación de la paz, de la integración, sus reacciones y sobre todo de una oportunidad de vida de las personas donde tienen sus raíces” (Forbes, 2023)

Entonces, ¿cómo vamos a responder a tales tendencias del turismo en nuestros territorios? Porque, no todos los turistas desean lo mismo, por ejemplo, “en las encuestas cualitativas, el 80% de los jóvenes, es decir 8 de cada 10 jóvenes millennial y generación Z, plantean que prefieren viajar a comprar un bien; el viaje está en el aspiracional de la autoformación de las personas”

Santos detalló que “el 85% de los entrevistados, también de los más jóvenes, está planteando una relación positiva con la naturaleza y el medio ambiente, (pues) son naturalmente sustentables, no es que haya que forzarlos a ser sustentable, (ya lo) son. Tienen un comportamiento de relación con los residentes, aspiran a integrarse con las comunidades que visitan, buscan respuestas identitarias. Ha nacido un turista mucho más responsable del mundo y hay que prepararse para satisfacer sus necesidades”, apuntó. (Forbes, 2023)

En este orden de ideas, la recuperación del turismo pospandemia, así como la transición hacia un turismo o viaje más responsable, es un tema recurrente en artículos académicos y de organismos especializados. Según cifras de la ONU Turismo, se señala una recuperación a nivel global, en términos económicos, de 1.4 billones de dólares, en el año 2023.

También es reiterado el tema de viajes segmentados, con una fuerte conexión con la naturaleza, viajes personalizados y viajes de baja carga. Igualmente, las tendencias de viaje muestran aspectos tecnológicos, ambientales y sociales que permiten conectar a los viajeros con las comunidades locales. Tendencias

A continuación, se presentan las tendencias más sobresalientes del 2024 y que llevarán a la recuperación total del turismo en el 2025, de acuerdo con una plataforma especializada en turismo: (Entorno Turístico, 2023)

  • Incorporación de la inteligencia artificial en los servicios turísticos.
  • Digitalización de los destinos turísticos.
  • Preferencia dirigida hacia destinos alternativos y emergentes.
  • Diversificación de los segmentos turísticos.
  • Autenticidad y personalización en los viajes por parte del turista.
  • Mayor interacción entre el turista y la comunidad anfitriona.
  • Destinos sostenibles con poca carga turística.
  • Turismo enfocado en la priorización del bienestar y equilibrio personal.
  • Experiencias turísticas relacionadas con el contacto y apreciación de la naturaleza.
  • Turismo deportivo.

Para reflexionar

Desde la Red de Viajes Slow, respetuosamente, queremos invitarlos a reflexionar acerca de las posibilidades, y, capacidades que se tienen en nuestros territorios para responder a dichas tendencias, porque <> (Booking, 2024)

El portal especializado Booking.com, a partir de un estudio global en el que participaron 27 mil personas, de 33 países, presenta estadísticas donde se evidencia un mayor porcentaje de viajeros que quieren invertir en alojamientos con tarifas más altas, con una clara diferenciación en su gastronomía, paisaje, naturaleza y tranquilidad. De igual manera, se habla de la importancia de la autenticidad y destinos menos concurridos, sitios a los que los viajeros tienen acceso limitado.

“La exclusividad de los destinos y la capacidad de estos para atrapar a sus visitantes con una mezcla de naturaleza, privacidad y autenticidad será clave el 2024”, así lo afirma Mario Viazzo, Director Comercial de Palladium Hotel Group para América Latina. De manera que, en el 2024, los destinos y servicios que logren abrazar estas tendencias están destinados a destacar y satisfacer las crecientes demandas de los viajeros modernos” (RedExpertos, 2024)

Visión del viaje

Desde un sector de la sociedad civil del Quindío y el Eje Cafetero, se considera que, el turismo es mucho más que infraestructuras, aumento de vuelos, visitantes o enormes inversiones… Turismo es cuidar lo que ya existe, el Viaje, es un profundo camino hacia el descubrimiento de una identidad perdida, un paisaje en lo desconocido, un sabor de una abuela, un tejido a punto de desaparecer, autenticidad, tranquilidad, privacidad.

Turismo es conocer un oficio único, a punto de desaparecer y que no se encuentra en un centro comercial. El Viaje es respirar aire limpio, transitar con un profundo respeto hacia todas las formas de vida locales, aportar al mejoramiento del ingreso para mujeres y jóvenes, es una conversación entre quien llega y quien recibe, es construir la paz, porque si no hay paz, no habrá viaje, ni destinos, ni ingresos, solamente, comunidades locales cada vez más vulnerables. Algunos gremios y miradas públicas insisten en el turismo como un “todo” en nuestras regiones, pero ese “todo” no ha permitido que la ciudadanía local viva mejor, ni tenga una mejor movilidad, un mejor servicio de agua potable, o, una mejor educación en algunos de los municipios “más turísticos”. Se escucha hablar, trilladamente, de turismo consciente, pero a la vez se habla de la apertura de más atractivos y parques temáticos para atraer más visitantes en masa, a una región frágil y fragmentada.

Que el turismo no sea un “todo” en nuestros territorios

Desde la Red de Viajes Slow, subrayamos la necesidad, urgente, de realizar los estudios técnicos de capacidad de carga de los diversos municipios en el Quindío, y, más que realizarlas, ponerlas en práctica. Nos parece peligrosa la mirada de atraer más y más turistas, si aún no se cuenta con las capacidades instaladas suficientes: vías, protección del paisaje y el agua, programas que garanticen la separación de residuos sólidos, entre otras.

Solicitamos el cumplimiento de la normatividad y del cuidado esencial de nuestras casas y pueblos. Exhortamos a las autoridades a dar cumplimiento a las políticas públicas en relación con el turismo, sobre todo, cuando existen lineamientos diferenciales como los que se tienen en Pijao, por ejemplo.

Sentimos que hay una ausencia de gobernanza local y regional. Urgen diálogos, gobernanza y autoridad del cuidado. Además, compromiso desde lo público, pues gran parte de las capacidades instaladas, en lo referente a viajes, es y ha sido un esfuerzo privado.

En algunos de nuestros pueblos, por años, se ha planteado una visión diferente al turismo de masas, y, una mirada sobre cuál es el tipo de viaje que queremos, así como sobre el estilo de vida que se desea, más allá de una lista de necesidades en infraestructura donde la participación de la ciudadana es poca, o, se limita, se fragmenta o se niega.

Es así como, ésta, es una invitación para reflexionar y actuar desde el bien común, a cooperar para que, el turismo, el viaje, se haga en el marco del bienestar colectivo, para construir desde lo que tenemos… No más rimbombantes nombres de “recintos gastronómicos”, antiguas plazas de mercado, no más teleféricos fallidos, ni parques bellos, destruidos y vueltos a construir, sin ninguna necesidad.

La ciudadanía ha elegido nuevos gobernantes a nivel regional y local, por tanto, se espera que se ordenen nuestras casas, nuestras comunidades, que se cumpla la ley y se ejecuten las políticas públicas para que los escasos recursos que se reciben para el turismo se ejecuten acorde a las necesidades básicas de nuestros pueblos, porque conocemos bien cuáles son las prioridades:

  • Adquirir las áreas de los municipios donde se genera nuestro recurso hídrico.
  • Garantizar la potabilización del agua, se está en deuda desde los famosos planes departamentales de agua.
  • Impedir que empresas, nacionales o extranjeras, se ubiquen en las partes altas de nuestras montañas, zanjando el territorio y alterando nuestro paisaje.
  • Garantizar el cumplimiento de la ley en lo relativo a la señalización de vías urbanas, señalética, protección del espacio público para evitar su invasión, regulación del ruido y contaminación auditiva, prevención de la gentrificación del territorio, regulación de la entrada de visitantes a los Parques Nacionales, así como a Distritos Regionales de Manejo Integrado, tales como Salento, Pijao, y Génova.

La gobernanza y la comunicación del turismo NO solo debe ser entre gremios empresariales y autoridades gubernamentales únicamente, se debe ampliar para que sabedores y emprendedores locales también puedan participar de manera activa. Igualmente, es de vital importancia la participación de las organizaciones de la sociedad civil, sobre todo, de quienes reconocen el turismo como una opción del buen vivir.

La Red de Viajes Slow está comprometida con una narrativa sobre el viaje y sus impactos, en concordancia con las tendencias globales del turismo, es decir, un turismo de “talla mundial” con características relacionadas con:

  • Experiencias auténticas de gastronómica local y ancestral.
  • Escapadas rurales y naturaleza: reconocimiento de la importancia del Paisaje.
  • Conexión con los habitantes del territorio y la cultura local.
  • Planeación de destinos idílicos y experiencias culturales.
  • Experiencias en clave de sostenibilidad y regeneración.

Pero ¿cómo ser competitivos y de talla mundial? Sí… el agua se agota, si nuestras infraestructuras y hospitales agonizan, si los parques no se mantienen y los ríos se contaminan, si la autoridad es incapaz de regular las contaminaciones visuales y auditivas, si se habla con orgullo del Paisaje Cultural Cafetero - PCC, no obstante, se evidencia que las hectáreas sembradas en café disminuyen y nuestras montañas son taladas cada día, si las vías rurales son caóticas y nuestras casas, símbolo de tradición e identidad, son demolidas sin regulación pertinente para las nuevas edificaciones… ¿cómo ser de talla mundial si no se promueve la movilidad sostenible ni se cumplen las normas y códigos de convivencia…?

En la Red de Viajes Slow estamos comprometidos con el respeto y el cuidado del territorio, por tanto, requerimos el apoyo de la institucionalidad para dar más vida a nuestros patrimonios culturales y naturales, para recuperar el patrimonio arquitectónico de las casas, ya empobrecido y degradado. Queremos contribuir con el cuidado del agua como eje central de la vida y promover campañas de educación sobre los lineamientos para proteger nuestros patrimonios, incluido el Paisaje Cultural Cafetero.

Nuestro territorio requiere con urgencia: recuperar senderos, dar vida a las festividades de cultura local, eventos gastronómicos, de música tradicional y música campesina, así como apoyo para el mantenimiento y la recuperación de los oficios tradicionales, jardinería, juegos tradicionales y el establecimiento de las capacidades de carga de cada uno de nuestros municipios.

Por todo lo anterior, esperamos que este nuevo periodo de gobierno sea un cuatrienio en donde: entes gubernamentales, gremios empresariales, emprendedores locales, mujeres y jóvenes, tengamos claridad y poder de ejecución de las políticas públicas en relación con el turismo, no, únicamente para atraer más y más visitantes, pero sí para concertar voluntades y planear destinos con dialogo, organización y mejoramiento de lo existente, así como una visión del viaje con autoridad del cuidado y gobernanza participativa en nuestras municipalidades”.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net