• VIERNES,  12 ABRIL DE 2024

Columnistas  |  28 febrero de 2024  |  12:00 AM |  Escrito por: Fernando Jaramillo Botero

El Turismo, motor de desarrollo del Quindío

0 Comentarios


Fernando Jaramillo Botero

Por Fernando Jaramillo Botero

El turismo, en el gobierno del militar Gustavo Rojas Pinilla se fortalece como actividad económica al declarase puerto libre a San Andrés lo que generó que muchas personas fueran  al archipiélago a conocer, disfrutar y a la vez  a traer mercancía para vender lo que resultó un buen negocio; en esa misma época el gobierno nacional trajo la televisión a Colombia y sus habitantes pudieron disfrutar y conocer otros países, playas, el mar y muchos otros atractivos del mundo. El Reinado de Cartagena y las festividades el mar en Santa Marta unidos a  sus exóticos y paradisiacos lugares fueron vistos por el pueblo colombiano que anhelaba conocer el mar; posteriormente las mejoras en las  carreteras y la masificación de la aviación permitieron que las familias compartieran sus vacaciones en el mar complementado la oferta con el océano Pacífico con Buenaventura que la tenemos a 200 kms de distancia lo que permite a muchos colombianos sobre todo del occidente del país visitar el puerto más importante de Colombia y disfrutar de sus playas como la Bocana, Piangüita, Juanchaco, Ladrilleros, la Barra y otras que resultan muy económicas para los habitantes de esta región de Colombia.

En el Quindío se dan los primeros pasos del turismo en la década de los 80 con algunos programas académicos del SENA y de la EAM, las zonas de camping en Salento y el Valle de Cocora unidos  al primer hotel de la zona conocido como Mis Bohíos en los años 70, luego es declarada la Palma de Cera como árbol nacional de Colombia en 1985 lo que genera un incremento del turismo hacia Salento y el Valle de Cocora, la Granja de Mamá Lulú y el Centro de La Guadua, ingresan tímidamente a esa noble tarea de recibir turistas.

Pero llega el gran salto al turismo mundial y es con la apertura del Parque del Café el 24 de febrero de 1995, el Eje Cafetero empieza a estar en boca de quienes quieren visitar y conocer Colombia y la zona cafetera promocionada por Juan Valdés desde 1959 y por la telenovela Café con Aroma de Mujer que aun da de que hablar en las reuniones sociales o en los recuerdos de los televidentes. Hoy el parque cumple 29 años de crecimiento y desarrollo y con más de millón y medio de visitantes es el gran referente del turismo local, aún recuerdo mis primeros recorridos por el parque cuando solo era el sendero del cafetal y el guadual unidos al museo del Café para subir por el jardín de las fabulas recordando la Llorona, la Patasola, el Mohán y otros mitos regionales, felicitaciones al Parque Nacional de Café, a todos sus empleados y a los cafeteros quienes con esta magna obra le han aportado mucho a nuestra región.

El 25 de enero de 1999 la naturaleza nos pega un sacudón con la destrucción de gran parte de las viviendas y la infraestructura en Armenia y otros municipios quindianos, el Parque del Café no es ajeno a esta debacle que supo sortear con altura y gallardía; en diciembre de este mismo año abre las puertas al público el parque PANACA para complementar la oferta turística que luego se ve incrementada con RECUCA y al parque Los Arrieros donde en medio del folclor y la jocosidad nos cuentan la historia del café y la vida y recorridos de los arrieros, esos hombres que descalzos y sin saber leer ni escribir fueron capaz de  mover la economía de la región con la honestidad de la palabra, sin necesidad de contratos ni pólizas de seguros pero a punta de perrero y zurriago, chicotazos y madrazos arriando mulas y bueyes por las trochas del Eje Cafetero.

La paz y la facilidad de viajar por tierra con la mejora de las carreteras continúa fortaleciendo el turismo en el Eje Cafetero, aunque hoy la cantidad de peajes y el alto costo de la gasolina desmotivan a los viajeros para salir de paseo.

Febrero de 2024

PUBLICIDAD

Comenta este artículo

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net