• MARTES,  26 MAYO DE 2020

Economía  |  10 junio de 2018  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

En Calarcá, jóvenes le apuestan a crecer y vivir en el campo

0 Comentarios

Imagen noticia

La Asociación de Jóvenes Creciendo por un Bien Común, Asojcbc, reúne a 12 jóvenes alrededor de un sueño: sacar adelante el proyecto de huertas caseras agroecológicas. Cada mes salen con la cosecha a los Mercados Campesinos que realiza la administración de Calarcá en la plaza principal del municipio. 

Por: Elizabeth Pérez P.

Viven en la vereda La Paloma del corregimiento La Virginia, zona rural cordillerana de Calarcá, cerca al Eco Parque Peñas Blancas, uno de los sitios turísticos más visitados en la segunda ciudad del Quindío, que cuenta entre sus atractivos visitas guiadas al sitio donde se supone fue enterrado el Cacique Carlaká, jefe y guía de los habitantes ancestrales de esta parte de Colombia. 

En esas mismas tierras viven ahora los 12 jóvenes reunidos en la Asociación de Jóvenes creciendo por un bien común, Asojcbc, que decidieron quedarse a vivir en el campo. Parece extraño, en tiempos en que los jóvenes prefieren irse para las ciudades. 

“Lo mejor es levantarse todos los días con aire fresco”, dice sonriente Víctor Alfonso Riaño. Esa alegría que transmite con sus palabras se ve reflejada en las lechugas frescas cultivadas con abono orgánico que exhibía el sábado, día del Mercado Campesino. 

En las huertas –por ahora caseras- que cultivan y cuidan en la finca Las Lomitas han sembrado lechugas, cebollas, remolacha, mazorcas, productos que alistan para bajar al mercado campesino que mes a mes realiza la administración municipal en la plaza principal de Calarcá, como en los tiempos añejos, cuando los campesinos bajaban al pueblo a ofrecer el producido de las fincas, aunque ahora en lugar de ser los domingos, son los sábados.

Cuenta Víctor Alfonso que para las huertas preparan abono orgánico, como el bocashi, una técnica de agricultura sostenible y amigable con el planeta -tradicional de los campesinos japoneses- que elaboran a base de gallinaza, miel, cascarilla de arroz y otros desechos orgánicos. 

Este joven de 23 años culminó hace un año sus estudios en Gestión empresarial en el Sena, conocimientos que aplica en el proyecto que los reúne en la vereda donde nació, creció y quieren seguir viviendo. Saben que tienen en sus manos el relevo generacional que el campo necesita, y están empeñados en lograrlo. Por eso ya presentaron un proyecto de cunicultura –cría de conejos- ante la alcaldía y la gobernación, con el que aspiran afianzar un sustento económico para ellos, como jóvenes, y sus familias campesinas, convencidos además de que “existen otros métodos de sacarle dinero al campo y ser amigables con el medio ambiente”. 

Ojalá que los sueños y esperanzas de estos jóvenes puedan cristalizarse en realidades, y se cumplan las palabras dichas por Claudia Jimena Cuervo Cardona, viceministra (e) del Ministerio de Desarrollo rural durante la Audiencia de tierras adelantada en febrero pasado en Armenia: “nuestro campo es jalonador y motor de nuestro país”.

Mercados Campesinos en el Quindío

En Salento, Filandia, Montenegro, Buenavista, Quimbaya y Circasia también realizan cada mes Mercados Campesinos. Los programan en la misma fecha, con el objetivo de que coincidan con el pago de la quincena de mitad de mes, dijo Juan Carlos Reyes Gallego, director de la Umata de Circasia.

En Armenia, el primer sábado de cada mes se realiza el Mercado Agroecológico del Quindío en la plazoleta de la Uniremington, contiguo al Sena Galán. A este mercado arriban campesinos con frutas, verduras, hortalizas, y una gran variedad de novedades gastronómicas, elaboradas por emprendedores que transforman los productos agrícolas en verdaderas delicias para el paladar. Eso sí, aseguran que están elaborados con productos cultivados con abonos orgánicos. 

 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net