• LUNES,  18 OCTUBRE DE 2021

La Cosecha  |  08 septiembre de 2018  |  12:00 AM |  Escrito por: Rubiela Tapazco Arenas

Marina Arias Jaramillo, una centenaria mujer, ejemplo de amor a la ciudad, extraordinarias virtudes y derroche de alegría

0 Comentarios

Imagen noticia

Marina Arias Jaramillo a sus cien años de vida no ahorra sonrisas, la alegría es su compañía permanente y el gusto por servir a los demás, la mantienen joven, es increíble verla con semejante vitalidad y ganas de mantenerse activa en sus labores cívicas y sociales.

Esta mujer recibió agradecida el homenaje brindado por Alberto Gómez Mejía, líder del Jardín Botánico del Quindío con quien hace 40 años suscribió el acta de fundación de la institución que es orgullo de los habitantes en esta zona del país.

Su presencia en la sede del Jardín Botánico del Quindío contagió de felicidad a sus amigos, parientes e hijos, que asistieron al encuentro de la gratitud y los afectos con esta mujer que durante su ciclo vital se ha prodigado a los demás y a la ciudad, a la que le sirvió sin otro interés que verla progresar.

Emocion

Para Marina el homenaje fue hermoso, lo recibió como una bendición de Dios, dijo en tono pausado y con rostro sereno y amoroso, frente a quienes la acompañaron sin ocultar las lágrimas de emoción por toda una vida tan llena de virtudes convertidas en ejemplo para la sociedad.

“Armenia es muy inda, supera a muchos lugares y vivimos orgullosos de ella”, dijo Marina en la celebración de tanto cariño que le prodigaron durante este homenaje. Aconsejó a todos querer, prodigarle a la gente el acompañamiento, particularmente a los enfermos y a quienes necesiten ayuda.

Nadie mejor que su hijo Luis Fernando Jaramillo Arias pudo referirse a lo que Marina significa para la familia y la sociedad del Quindío, a la que esta centenaria dirigente, ha estado vinculada siempre desde las mejores causas sociales y cívicas.

Origen

Marina Arias nació en Montenegro el 24 de diciembre de 1918 y muy joven contrajo matrimonio con José Luis Jaramillo Londoño oriundo de Manizales y fallecido en 1985.

“Parece que las tristezas nunca hubieran hecho mella en su vida y por eso irradia alegría y sonrisas. Por sus venas corre sangre de los fundadores de Armenia y tal vez por eso, a sus cien años de hoy, aunque le han limitado una agenda congestionadísima que mantenía, ahora sus prioridades son atender a su familia y soportar los achaques furtivos que de tanto en tanto, le juegan malas pasadas” dice su hijo.

Agrega Luis Fernando Jaramillo Arias “En esa actividad la tuvimos presente en las instituciones más representativas de la ciudad, también del departamento.

Ayudó a hacer la Catedral y el Seminario con empanadas, vivió los movimientos para fundar las damas de la caridad, la acción católica, la Diócesis de Armenia, la Sociedad de San Vicente de Paul y la Universidad del Quindío. Ayudó en la construcción de la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, participó en las tres gestas, hasta que se logró la creación del departamento del Quindío, fue miembro de la Sociedad de Mejoras Públicas, cofundadora del Club de Jardinería, impulsó la creación del voluntariado femenino para la defensa civil, para la atención de niños diferentes, participó en la fundación del Jardín Botánico del Quindío y de Cofincafé.

Aún mantiene presencia en la Liga de Lucha contra el Cáncer y todavía vende boletas, especialmente a su familia, de todos los eventos caritativos que se lo solicitan. Nos da ejemplo a todos”

Por su parte Alberto Gómez Mejía presidente del Jardín Botánico expresó todo su reconocimiento a la meritoria labor adelantada durante 4 décadas por Marina Arias de Jaramillo, quien ha sido motivadora incansable para sacar adelante a la institución.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net