• JUEVES,  18 ABRIL DE 2024

Economía  |  18 septiembre de 2017  |  06:08 AM |  Escrito por: Redacción económica

Excombatientes de grupos armados, de las armas a las granjas

10 Comentarios

De las armas a las granjas

Un grupo de 30 excombatientes que ahora adelantan su proceso de reintegración a la sociedad recibirán formación en avicultura de alta calidad.

En avicultura de alta calidad se graduaron 30 personas que hicieron parte de los grupos armados. El proyecto se orienta dentro del proceso de reintegración de guerrilleros a la sociedad. Uno de los municipios del programa es Quimbaya, en el Quindío, a donde han llegado decenas de personas a capacitarse, en el Parque Nacional de la Cultura Agropecuaria, Panaca.

Uno de los pilares fundamentales para la reintegración de excombatientes a la legalidad y su sostenibilidad económica es la educación, por esto, como parte de las propuestas innovadoras del proceso de reintegración, la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), junto al Servicio Nacional de Aprendizaje SENA, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), inician una nueva versión del Modelo de Reintegración en Entornos de Formación Productiva.

Este proyecto, que se ha implementado de 2014 a 2017 en 13 ocasiones y 6 departamentos del país, busca que durante tres meses y a través de la metodología ‘aprender-haciendo’, este grupo de ciudadanos reciba una nivelación académica, formación técnica y un acompañamiento psicosocial por parte de profesionales de la ARN y de otras entidades que se vinculan. Además, participan en actividades lúdicas, deportivas, talleres artísticos, de comunicaciones y de otras jornadas que contribuyen de manera integral a su formación.

En esta ocasión este modelo se implementará en el Centro de Recursos Naturales Renovables La Salada, SENA regional Antioquia,  e incluirá por primera vez, a 11 personas que se acogieron a la Ley de Justicia y Paz y adelantan su ruta de reintegración especial con la ARN. Se contará con recursos del Banco alemán de Crédito para la Reconstrucción KFW y el apoyo técnico de Fundacol, institución experta en la atención integral a personas vulnerables. 

“Desde el SENA siempre hemos apoyado los procesos de reintegración a la sociedad, y que mejor manera de hacerlo que brindándole formación a estas personas que quieren una nueva oportunidad. Con los conocimientos y práctica que adquieren en nuestros centros de formación, desarrollan habilidades que les permiten conseguir un empleo o crear sus propios emprendimientos”, afirmó el director de la Regional Antioquia del SENA, Juan Felipe Rendón Ochoa.

Para el proceso de las otras 19 personas de la ruta de reintegración, los recursos y apoyo técnico serán aportados por OIM y USAID. La ruta de reintegración consiste en el conjunto de condiciones, beneficios, estrategias, metodologías y acciones definidas por la ARN y concertados con la persona en proceso de reintegración para promover el desarrollo de sus capacidades.

Según Joshua Mitrotti, director general  de la ARN, “esta es una oportunidad con la que se busca que el campo vuelva a ser eje de desarrollo. Por primera vez en el sector de la cultura avícola iniciamos este entorno de formación, también con una visión administrativa que contribuya a la sostenibilidad y autonomía de las personas que adelantan su proceso de reintegración”. 


La reintegración con enfoque rural transforma vidas
Los beneficiados de este modelo son personas  que pertenecieron a diferentes  grupos armados ilegales, provenientes de diferentes regiones del país, que están cumpliendo su proceso de reintegración con la ARN y con deseos de formarse y trabajar en sector rural. Los entornos se han desarrollado en Quimbaya, Quindío; Popayán, Cauca; Roldanillo, Toro y La Unión, Valle del Cauca; San Juan de Arama, Meta; Angostura, Huila; Puerto Salgar, Cundinamarca; Cajibío, Cauca , y ahora en La Salada, Caldas, en Antioquia.

Por su parte, Mauricio López, Gerente de Generación Ingresos y Sector Privado del Programa de Reintegración y prevención de Reclutamiento de OIM, destaca que, “el trabajo articulado con empresarios de diferentes sectores económicos ha promovido la implementación del modelo y da cuenta de la importancia de las alianzas público-privadas en el proceso de reintegración de excombatientes y en la reconstrucción social del país. Esto nos ha permitido implementar cerca de 11 entornos similares a este entre 2014 y 2016, beneficiando alrededor de 300 personas en proceso de reintegración. La formación para el trabajo se ha desarrollado en temas agropecuarios, de construcción, gastronomía, hotelería, agroturismo y desminado humanitario, entre otros”

PUBLICIDAD


Comenta esta noticia

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net