• LUNES,  18 OCTUBRE DE 2021

Medio Ambiente  |  11 septiembre de 2018  |  12:00 AM |  Escrito por: Rubiela Tapazco Arenas

En Salento se han sembrado dos mil palmas de cera del Quindío por turistas que llegan a la finca El Escobal exportadora de aguacate Hass

1 Comentarios

Imagen noticia

Claudia Liliana Vargas, administradora de la finca El Escobal, el único predio donde se cultiva aguacate Hass en el valle de Cocora, recibió reconocimiento del presidente de la Federación Nacional de Agricultura Orgánica Fabio Ernesto Aristizábal, quien destacó el trabajo que adelanta dicha empresa en el marco de la Feria Colombia Orgánica Expo Internacional 2018.

Adicional al cultivo de aguacate para exportar a Estados Unidos y Europa, se cuenta con restaurante y se promueven las actividades turísticas, en cuyo marco se ejecuta el plan de recuperación de la palma de cera del Quindío, según informó la administradora del lugar Claudia Liliana Vargas.

Dijo la líder empresarial que la iniciativa consiste en la siembra de una planta por cada dos personas que llegan de visita, lo que ha permitido que a la fecha se hayan sembrado dos mil palmas de cera del Quindío en el valle de Cocora.

Medio ambiente

Expresó que el resultado logrado en un año y medio es muy satisfactorio para quienes viven y conocen las actividades que se llevan a efecto desde que se abrió el restaurante en El Escobal.

Explicó que el propósito es aportar al cuidado del medio ambiente, a la conservación de la Palma de Cera del Quindío y a minimizar el impacto que ha vivido el valle de Cocora con la presencia permanente de turistas.

Afirmó que El Escobal es la única finca de Salento que exporta aguacate Hass a Estados Unidos, las condiciones agroecológicas del cultivo han hecho que tengan las aptitudes para exportar, debido a que cumplen cabalmente las exigentes normas fitosanitarias de ese país.

Dejar huella

Anotó que la siembra de palmas, se inició a partir de la gran conciencia del cuidado del medio ambiente y a raíz de lo que sucede con el entorno en el valle de Cocora, con el fin de que no solo se siembren las palmas, sino que quien lo haga, sienta que dejó una huella y que lo hizo con la responsabilidad que se debe.

Se refirió a las denuncias de los ambientalistas por el daño ecológico generado por la siembra de aguacate en el sector, al señalar que no están interesados en contrarrestar las críticas de quienes están en desacuerdo con el cultivo en el sector, aseguró que están haciendo las cosas bien y que la campaña negativa de los ambientalistas contra el cultivo de El Escobal se ha hecho con base en afirmaciones infundadas y con falta de conocimiento.

Conocimiento

Invitó a quienes hacen la campaña negativa a que visiten El Escobal y conozcan su realidad y agregó que cuando es posible exportar aguacate a Estados Unidos y a Europa, significa que no se están aplicando insumos tóxicos al ser humano, de lo contrario no dejarían entrar el producto a esos países.

En la empresa se sabe que se hacen las cosas a conciencia y todos los días se le aporta al medio ambiente, son muy pocos los que tienen la satisfacción de haber sembrado dos mil palmas de cera en el Quindío.

Añadió que sembrarán todas las palmas que sean necesarias y que están dispuestos a repoblar el área del Valle de Cocora, porque dentro de 30 años no habrá aguacates, pero sí estarán las Palmas de Cera, que son cuidadas técnicamente y en forma constante.

Finalmente indicó que el predio cuenta con 240 hectáreas, de las cuales el 60% está en área de conservación que es donde se siembran las palmas, en su hábitat natural, para garantizar su permanencia.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net