• MARTES,  23 OCTUBRE DE 2018

Columnistas  |  11 octubre de 2018  |  12:35 AM |  Escrito por: Mayo Mejía

Orgullo internacional y vergüenzas regionales

4 Comentarios

Mayo Mejía

Esta semana que no termina, fue asombrosa. En el mundo del arte, el movimiento publicitario de Banksy- el enigmático artista de Bristol- destruir su obra Girl With Ballon, al alcanzar el máximo precio para una de sus obras, más de 1 millón de libras, obvio que no fue sorpresa para los subastadores de Sotheby´s, al ser la última en ser ofertada. Ahora todo el mundo conoce quien es Banksy, a quien admiro desde hace años por la fuerza gráfica y de los mensajes de su street art, su última empresa, un hotel en Palestina, toda una experiencia. Googlealo. Para ser reconocidos, los artistas a veces tienen que hacer de todo para salir del anonimato. A veces, ni nuestras parejas, ni nuestra familia y amigos aprecian y valoran al artista y mucho menos promocionan su obra. Es difícil e ingrato. Mucho hacemos por la comunidad. Y no recibimos nada a cambio, porque ni nuestras obras compran.

Caterine Ibarguen desfilando en París, me llenó de orgullo, el poder de trascender y autoinvención, admirada en el mundo y por los colombianos, sin barreras, bueno, eso si no eres de Armenia, donde se elige a una mujer afrodescendiente, reina de las chapoleras, y casi la hacen renunciar por los comentarios racistas de alguna gente, diría yo, mucha, con esa doble moral traqueta y pueril, impuesta y adoptada libremente, desde los tiempos de Escobar y socios.

Hace poco escribí que los paraísos de Colombia sufrían de una maldición, la increíble corrupción política, la pobreza extrema, que contrasta con la riqueza del turista, la prostitución y la falta de agua. Como el caso de Cartagena y San Andrés, en este último, la corrupción llegó exportada desde el Quindío, con los mismos de valorización, dejando al gobernador isleño y a casi todo su staff presos.

¡El agua del Quindío a la venta! Este recurso desde hace años ha sido monetizado de la manera más vulgar y del cual, gracias a nuestra increíble geografía, nunca nos ha faltado, se encuentra en gran riesgo. Lo absurdo es querer ignorar y banalizar este problema desde la gobernación, quienes son los que han traído a los peruanos y chilenos a explotar nuestros recursos hídricos ¡Excelente labor gobernador Osorio y secretarios! Que aún comprando todas las voluntades periodísticas locales, no han podido acallar las voces de queja, hablando de tan absurdo proceder, como que en Calarcá, a la empresa Multipropósito llegue otra vez a dirigir el nefasto señor Sanabria, el agua más cara de Colombia y ¿qué pasó con la demanda que hizo la alcaldesa hace más de un año? Pues nada, ahora son amiguis. Calarcá va de mal en peor, ahora el parque una vez más intervenido sin conocimiento claro de los planes, calles cerradas sin la menor planeación, todo conspicuamente cubierto por lonas verdes. Baia, baia, la alcaldesa jinete, aprendió rápido de su mentora y madrina Sandra Paola. Es que la pobre Calarcá no ha podido, la mayoría de sus “lidere” son solo vulgares politiqueros, que con avatares de falso civismo, han desfalcado y continúan hundiendo a la Villa del Cacique en la ignominia, ya con su emblemático reinado vuelto espectáculo de colegio- con la pérdida de toda la publicidad, esponsorias , trabajos y dinero -que conlleva la mediocridad de unas fiestas violentas, antianimalistas y sobre todo por la inmunda falta de pertenencia de los calarqueños - a propósito el público más duro, para que aplaudan un espectáculo se requiere un milagro- y en donde cualquiera pinta monumentos de dorado, aunque los parques se caigan y les cobren el agua como oro, y que estuvo contaminada por los trabajos del eterno túnel de La Línea- nadie dijo nada. ¿Emca dónde estás? ¿Y los calarqueños? Soplan vientos.

Calarcá fue una vez faro de cultura y civismo. Ahora no queda nada, basta mirar la falta de cultura del subsecretario de Cultura, valga la redundancia. Ahora empiezan a sonar nombres para la alcaldía, unos conocidos, otros no tanto, escogan bien calarqueños, no se dejen pintar pajaritos en el aire. Bueno, algo dejó una de las fatídicas administraciones calarqueñas que exportó el negociazo de las fotomultas, a otras regiones del país. ¡Qué emprendedores!

Y para finalizar, el arresto de Ánuar Oyola se veía venir, fue de una manera vergonzosa como hicieron política, nada que sorprenderse, por los ríos de dinero que este señor uso en su campaña, no creo que haya venido de su pecunio. Miau dijo la gata. Vendrán más arrestos! Luzpillaron a todos ¡(gracias Dr. Sánchez por la broma)

Me huele a alcalde numero 7.

Desde el palacio de la gobernación, un “furelnesto”silencio.

Adenda.

Ahora llueve como loco y lo del agua, quedará en el tintero, pero vendrá el ‘Niño’ y sus sequías a fin de año y desnudara las grosas falencias y mala praxis hídrica. Prepárense.

Adenda dos.

Duque condecorando a Macías. Sin palabras. ¡Estudien vagos! Aunque solo sea hasta primaria, como este bruto callando a la líder estudiantil Jennifer Pedraza, cortando su discurso, llamándola niña y coartando su libertad de expresión. Por eso la importancia de la universidad pública, por lo menos para aprender a hablar. Pinta como gobierno de analfabetas mafiosos. Pobre Colombia.

 

PUBLICIDAD

Otras Opiniones

Comenta este artículo

©2018 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net