• JUEVES,  15 NOVIEMBRE DE 2018

Cultura  |  20 octubre de 2017  |  01:50 AM |  Escrito por: Edición web

El siempre talentoso Alfredo González

2 Comentarios

Alfreso Gonzalez

Su primer trabajo como actor fue en “Kalimán”, una radionovela de finales de los años 60.

Por Manuel Gómez Sabogal

Tuve la oportunidad de conocerlo en la Universidad del Quindío. Allí él estaba enseñando teatro. Conversamos, hablamos de su regreso al Quindío después de tantos años y entonces me describió cada uno de sus sueños. .

Don Alfredo (siempre le digo así) es de Filandia y eso muy pocos lo saben. Desde pequeño se fue de su tierra porque quería hacer lo que siempre quiso, actuar. Todo lo aprendió en la finca. Allá escuchaba historias, cuentos y antes que nada, soñaba con ser uno de esos personajes.

Vivió con un tío en Bogotá. Durante ese comienzo duro en la capital fue mensajero y con lo que se ganaba, ahorraba y pagaba sus estudios.

Su primer trabajo como actor fue en “Kalimán”, una radionovela de finales de los años 60. Luego pasó a televisión y participó en la telenovela “Una vida para amarte”. Fue una realización vista por muchos colombianos de la época. Continuó como actor en muchas más obras tanto en teatro como en televisión.

Don Alfredo ha obtenido premios tanto por su actuación como por la dirección de sus trabajos.

Trabajó para la televisión colombiana como actor en las empresas, Punch, RTI, Colombiana de Televisión, Promec entre otras. Algunos de sus personajes fueron para series y dramatizados como en Caso Juzgado, Dialogando, Teatro Popular Caracol, Revivamos Nuestra Historia, Bolívar, El hombre de las dificultades, El Cuento del Domingo, La Rebelión de las Ratas, Amar y Vivir, y Siguiendo el Rastro.

En 1995 regresó a Armenia para comenzar otro de sus sueños el cual era crear una escuela de formación actoral y técnica para televisión. En la actualidad se dedica a lo que hace mejor desde hace más de 40 años, actúa y dirige proyectos de carácter independiente de cine y televisión en el Quindío.

Y mientras le da forma a ese sueño, ha dictado talleres en su casa, ha viajado a los municipios del Quindío a realizar los proyectos que siempre ha tenido claros. Le faltan cuatro municipios y terminará así otra de sus metas propuestas pero para ello habrá que esperar un poco, pues el maestro acaba de salir del hospital. Estuvo recluido allí durante 24 días.

Hoy don Alfredo González, quien nos ha regalado toda una vida de actuaciones inolvidables nos necesita. Debemos apoyarlo. Por ello y para cualquier ayuda que deseen brindar, pueden llamar al número 317-478-56-21 o en su casa ubicada en la carrera doce 24 - 26 piso 401 Edificio el Rosal en Armenia.

 

PUBLICIDAD


Comenta esta noticia

©2018 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net