• JUEVES,  15 NOVIEMBRE DE 2018

Colombia  |  08 noviembre de 2018  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Empresarios de la industria pecuaria ven con incertidumbre los nuevos impuestos en la Reforma Tributaria de Duque

0 Comentarios

Imagen noticia

Empresarios de la industria pecuaria declararon su incertidumbre, ante el IVA del 18% a la carne de res y de cerdo, y al servicio de sacrificio en las plantas de beneficio de ganado, incluidos por el gobierno del presidente Duque en el proyecto de Ley de Financiamiento o Reforma Tributaria presentado al Congreso de la República.

Gustavo Castro Guerrero, director ejecutivo de la Asociación Colombiana de Industriales de la Carne dijo que este impuesto genera incertidumbre y graves interrogantes en este sector. “Seguramente el costo del mismo se trasladará a los precios al consumidor y se generará una reducción en el gasto de consumo de estos tipos de carne, debido a la alta elasticidad que registra la demanda de estos productos”, sostuvo Castro. “Inclusive, dependiendo del incremento en los precios, el consumidor puede llegar a cambiar sus hábitos de consumo hacia la carne de pollo, de menor precio, o simplemente disminuir el consumo de proteína animal”, agregó el dirigente gremial.

Guerrero anunció que de aprobarse la ley tal como está diseñada con el IVA del 18% para las carnes de res y cerno y para las plantas de beneficio, los empresarios se verán obligados, a corto plazo, a una contracción en la operación de las plantas de beneficio, ya de por sí deteriorada.

Nada más inoportuno que nuevas cargas tributarias en la coyuntura que atraviesa la industria pecuaria. El beneficio formal de ganado bovino, en plantas registradas, en los dos últimos años decreció el 15%. Entre 2016 y 2017 el sacrificio cayó -8,4% en Antioquia; -7,8% en Bogotá; -6,3% en Santander; -5,7% en Meta; -10,3% en Atlántico, para citar algunos casos”, explicó Castro Guerrero

En el mismo período las importaciones de carne, de todas las especies, se duplicaron, y para finales del presente año se estima que se aproximarán a 200.000 toneladas por más de $300 millones de dólares.

el contrario, el futuro de las exportaciones de carne está en entredicho, al ser descalificada Colombia como “país sin aftosa con vacunación”, como consecuencia de los recientes brotes de aftosa en la frontera con Venezuela. Se espera que las exportaciones al finalizar el año no superen las 10.000 toneladas, el 10% de lo que se exportaba en el 2009 y años anteriores. De otro lado el contrabando de carne, de bovinos y porcinos vivos, de lácteos proveniente de vecino país parece incontrolable.

“Deja mal sabor la propuesta de nuevos impuestos del gobierno. Es fiscalista. No mira cómo funciona la cadena cárnica. Son pocos los mataderos bajo control de INVIMA y con contabilidad verificable. La comercialización se hace preferencialmente en mercados tradicionales, plazas y famas, en las cuales es muy difícil el control de un impuesto al valor agregado. En el primer semestre del 2018, el 78,2% de la carne bovina se comercializó en mercados tradicionales y en plazas y famas, y solo el 22% en supermercados”, sostuvo el dirigente

Castro Guerrero indicó que el Gobierno tampoco está teniendo en cuenta la carga impositiva en este sector, que tiene que pagar el impuesto de degüello, la cuota parafiscal del Fondo Nacional del Ganado, la tasa por inspección vigilancia y control de INVIMA, contribuciones que solo se encuentran en este sector de la economía, que la hace menos competitiva.

En resumen, la Asociación Colombiana de Industriales de la Carne piensa así del proyecto de Ley de Financiamiento o Reforma Tributaria del gobierno de Duque: “Nuevos impuestos del IVA del 18% a la carne y al servicio de sacrificio, profundiza el deterioro actual, inducen a una mayor informalidad, al sacrificio clandestino y al contrabando, sin que se asegure una mayor tributación en el sector”.

El gremio pidió al gobierno que recapacite y retire la propuesta de nuevos impuestos, y solicitó que se recorte la burocracia en el ministerio de Agricultura e institutos adscritos. El llamado de los productores de carnes al gobierno es que tome acciones que rectifiquen la ruta decadente de los últimos años, “con la seguridad de que un sector pecuario en continuo crecimiento va a reportar mayores ingresos tributarios. Debe empezar por lo más urgente: controlar las trochas de la Guajira, Norte de Santander y Arauca por donde entra el contrabando de ganado vivo, porcinos, carne y lácteos; gestionar el reconocimiento de zonas libres de aftosa con vacunación, especialmente en Antioquia, Córdoba y Norte de Bolívar, para que se pueda exportar; aceptar que el Decreto 1500 de 2007, que debe garantizar la inocuidad de los productos cárnicos, así como se está tratando de aplicar, es incumplible, y que se debe abrir la discusión a propuestas de modificación; revisar la política de exportaciones y compensaciones; adjudicar la administración del Fondo Nacional del Ganado, para señalar algunos de los grandes problemas que afectan al sector”.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2018 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net