• MARTES,  18 ENERO DE 2022

Salud  |  09 diciembre de 2021  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

U.Q. inicia ensayo clínico de vacuna taiwanesa contra el Covid-19

0 Comentarios

Imagen noticia

Por Jhonathan Agudelo Henao
Periodista OFAC

 

Luego de la autorización otorgada por el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, INVIMA, se dio inicio, de manera oficial, a la ejecución del ensayo clínico “Solidaridad” en Armenia y el departamento del Quindío, estudio financiado por la Organización Mundial de la Salud y copatrocinado por el Ministerio de Salud, con el ánimo de probar nuevos candidatos de vacunas contra covid-19 y así contar con una nueva generación de inmunizantes en beneficio de la humanidad.

Inicialmente, se ha dispuesto del candidato de vacuna de nombre MVC-COV1901, cuyo esquema se compone de dos dosis suministradas por vía intramuscular, procedente de la casa farmacéutica Medigen Vaccine Biologics de Taiwán, empresa que también produce vacunas para otras infecciones, de las cuales se ha demostrado un buen porcentaje de eficacia.

Acorde con lo anterior, el doctor uniquindiano, Jorge Enrique Gómez Marín, PhD en Biología Parasitaria e investigador senior de Minciencias, explicó que “la vacuna de origen taiwanés es una preparación de proteína recombinante, diferente a todas aquellas vacunas manejadas en la actualidad, que tiene como ventaja la no utilización de cualquier clase de virus, como si lo hacen con las vacunas de Oxford o Johnson, ni manejan componentes de ADN ni de ARN, como las de Pfizer o Moderna”.

Asimismo, indicó que el biológico “consta de un segmento de proteína de la espícula con un adyuvante, el cual permite aumentar la respuesta inmune y producir un efecto más adecuado, pues son unos preparados que ya han demostrado efectividad para otras vacunas”.

El también magíster en Medicina Tropical y líder del Grupo de Investigación en Parasitología Molecular, GEPAMOL, reveló que los resultados obtenidos hasta ahora muestran que la vacuna es muy bien tolerada por quienes ya la adquirieron, pues ha sido utilizada para inmunizar a más de un millón de personas en Taiwán.

En ese sentido, se espera lograr la participación de 4.000 voluntarios, mayores de 16 años, que aún no se hayan vacunado ni padecido de covid-19. Así entonces, es importante manifestar que los menores de edad deberán contar con el consentimiento de sus padres. Igualmente, a quienes les sea suministrado el inmunizante se les otorgará su respectivo carné de vacunación, aprobado por el Ministerio del Interior a través del Decreto 1615, que certifica el proceso.

“Invitamos a las personas que no hayan recibido la vacuna, a aquellos que se han abstenido debido al temor a las alergias, trombos, entre otros efectos posteriores que se han reportado, a que contribuyan como voluntarios y participen de esta iniciativa clínica, cuya aplicación es muy tolerable y no presentaría dichas dificultades, acercándose a cualquiera de los dos puntos de vacunación establecidos en la ciudad para recibir la orientación correspondiente, los cuales se encuentran en la Universidad del Quindío y la Plaza Minorista de Armenia, que junto a Duitama, Ibagué y Cali, conforman las primeras ciudades que inician con el ensayo clínico, de las once designadas en el país para este propósito.

La ejecución de “Solidaridad” se extenderá hasta alcanzar la meta de los 4.000 voluntarios inmunizados o, como mínimo, durante un periodo de un año realizando el procedimiento. “Su participación es muy valiosa para brindar la posibilidad de contar con nuevas vacunas, dada la escasez mundial de los biológicos para contrarrestar los efectos del virus SARS-CoV-2 en el mundo”, expresó Gómez Marín.

La selección de nuestra alma mater como potencial foco de vacunación obedece a la gran experticia que ostenta su equipo de científicos e investigadores en el análisis de respuesta inmune, lo que los acredita como líderes de esta iniciativa en la región, en una labor conjunta con los equipos de trabajo de las Secretarías Municipal y Departamental de Salud.

El grupo de trabajo es integrado por 57 personas de diferentes áreas de la salud, incluyendo a médicos investigadores, profesionales y auxiliares de enfermería, químicos farmacéuticos, bacteriólogos y psicólogos, entre otros.

Es menester hacer hincapié en que el aval concedido por el INVIMA es necesario para ejecutar cualquier estudio clínico, garantizando el desarrollo ético, el cumplimiento de todas las normas y el rigor científico requerido para salvaguardar la seguridad y transparencia del proceso.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net