• MIÉRCOLES,  28 FEBRERO DE 2024

Medio Ambiente  |  18 noviembre de 2023  |  12:28 AM |  Escrito por: Administrador web

En el barrio El Paraíso de Armenia empezó la Siembra Olímpica

0 Comentarios

Imagen noticia

“La sostenibilidad tiene que ver con el compromiso que ustedes tengan para aprovechar los recursos naturales sin comprometer los del futuro, para que las próximas generaciones cuenten con las mismas posibilidades de nosotros”, con estas palabras, Baltazar Medina, director de los XXII Juegos Deportivos Nacionales y VI Juegos Paranacionales, sembró el primer árbol en el barrio El Paraíso, de la capital del Quindío, en la siembra del bosque olímpico, actividad que hace parte del legado de este evento, que ya deja 1000 árboles en el departamento.

El sector ha tenido una evolución de diferentes matices: comenzó como una quebrada y sus faldas contaban con cafetales y platanales. La flora y fauna en todo su esplendor. Posteriormente, se convirtió en un relleno sanitario que se dispuso para la ciudad, pero con el crecimiento de esta, se dejó de utilizar y quedó como un lote abandonado. Sin embargo, en los últimos años, se comenzó a recuperar gracias a los habitantes, que empezaron a sembrar árboles y a construir canchas de baloncesto, fútbol y BMX.

De esta manera el lote, antes despreciado, se convierte en un lugar propicio para recuperar toda la diversidad biológica, que una vez se extinguió de esta área; para revivir un sitio que fue abandonado y convertirlo en un símbolo de esperanza. “Esta actividad es una gran iniciativa que favorecerá no solo a la naturaleza sino a las personas que viven aquí. Es un espacio que será un pulmón del sector”, destacó Giovanny Cruz, voluntario que ha vivido en el barrio desde los años 50.

“Esta actividad más que crear conciencia, le hace frente a una problemática que es global. Con la siembra de un árbol, también sembramos vida”, afirmó Jorge Iván Arias, de la Fundación Proyecto 100 mil, que aportó las 30 especies de árboles que se sembraron, tales como cedros, guayabos, jazmines, guayacanes, robles y acacias, entre otras. Todos nativos del Eje Cafetero. Además, con esta última siembra se completaron los 1000 árboles, dentro del legado de los juegos en el departamento del Quindío.

“Con este tipo de actividades en estos Juegos, demostramos cómo el proceso de sostenibilidad se enmarcan en los valores del deporte y ese es el gran objetivo del legado, mostrar en cada una de las sedes, de acuerdo con las necesidades que tienen, cómo el deporte puede conectar y cómo muchas personas, a partir de esto, pueden generar un valor agregado”, resaltó Claudia Rojas, directora de Legado de los XXII Juegos Deportivos Nacionales y VI Juegos Paranacionales.

 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2024 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net