• MIÉRCOLES,  19 DICIEMBRE DE 2018

Economía  |  15 noviembre de 2018  |  12:00 AM |  Escrito por: Rubiela Tapazco Arenas

Quindío trabaja por un portafolio de cafés diferenciados y de excelente calidad

0 Comentarios

Imagen noticia

El año cerrará en el Quindío con una producción entre 250 y 300 mil sacos de café Pergamino, hecho que ha motivado al Comité de Cafeteros a reunirse con transformadores del grano, sumado a la intervención del Clúster del café.

Se han hecho acercamientos con comercializadores y tostadores quienes mantienen permanente contacto con los caficultores, pensando en conjunto con todos esos actores sobre las mejores alternativas para los productores, teniendo en cuenta que son ellos, quienes tienen cercanía con un mercado que exige calidad.

Comercio

En cuanto al comercio exterior se observa la exportación tradicional que ha venido realizando la Federación desde hace mucho tiempo, mientras que en el Quindío se debe trabajar en otro modelo de exportación enfocada a clientes que exigen un producto diferenciado.

Hacia allá es donde se tiene que apuntar, los actores ya no pueden esperar que solo el Comité del Quindío se preocupe por los caficultores del departamento y avanzar en la búsqueda de competitividad, para lo cual todos se deben involucrar en un proceso en el que se tiene claro que la caficultura hace gran parte de la economía del Quindío.

Obras

En cuanto a la ejecución de importantes obras de infraestructura como ocurrió en el pasado, el director ejecutivo del Comité de Cafeteros del Quindío José Martín Vásquez Arenas, aseguró que las condiciones han cambiado, hoy el gremio tiene planteado como estrategia beneficiar la zona rural a través de recursos provenientes de las regalías, donde mediante proyectos, la Federación por medio de sus comités ejecute obras en las zonas rurales, un ejemplo de ello es el Ocad Paz, que en el Quindío empieza a trabajar entre los municipios de Pijao y Génova y cuyo lanzamiento se cumplió el fin de semana último.

En ese propósito, se adelantó sensibilización con la comunidad sobre el proyecto y sus alcances, de tal manera que se generan alternativas para beneficiar sectores rurales, mediante la consecución de recursos con el Estado.

Jornaleros

En cuanto al mejoramiento de las condiciones de vida de hombres y mujeres que se dedican a las labores del café en el Quindío explicó Vásquez que desde el comité trabaja en el plan cosecha que se propone involucrar a la comunidad, caficultores, policía, gobierno, en un programa para crear ideas y enfrentar la situación de inseguridad y pobreza que viven los campesinos dedicados a la recolección del grano, además de ser más sensibles y ofrecer a los recolectores un espacio adecuado de descanso, buen techo y buena alimentación.

En materia de mano de obra se conoció que el Quindío cuenta con una pequeña proporción de recolectores venezolanos, entre un diez o 12% provienen del vecino país, el resto son los que siempre vienen al departamento en temporada de cosecha, es una constante que ellos se sienten cómodos en el departamento y la cercanía de las fincas, a las cabeceras municipales es un factor que les satisface.

Incentivar

El director ejecutivo del Comité de Cafeteros del Quindío José Martín Vásquez, dijo que incentivar las buenas prácticas, reducir costos y buscar alternativas de mejorar la calidad del café, es la prioridad de la institución en esta zona del país.

Explicó que el laboratorio del Agrado como centro de tostión es donde se hacen los análisis de perfil de tasa para definir las estrategias que potencializan el café, aprender a utilizar estos espacios, es la campaña que adelanta la entidad con los caficultores, para que lleven su café y logren definir su tasa, identificar el estado del café del Quindío y apuntarle a un portafolio diferenciado de cafés de calidad en el departamento.

Fin de año

Se hacen inversiones importantes, se busca el protagonismo que el Comité Departamental tuvo años atrás, recuperar espacios donde se podía interactuar, opinar y buscar en forma integrada con otros organismos e instituciones, el beneficio para las comunidades y zonas rurales, para los caficultores en su mejoramiento de infraestructura, de vivienda, pozos sépticos y otros elementos que le dan al agricultor una mayor posibilidad de subsistir en este entorno donde el precio le define la estabilidad.

El comité Departamental en conjunto con los municipales, trabaja con estrategias en la búsqueda de alternativas para marcar la diferencia a partir de la renovación, rompiendo paradigmas, sin quedarse en lo que fue y siempre se ha hecho, se debe proponer y construir sin mirar lo que se dejó de hacer, es hora de buscar el cambio, concluyó el director ejecutivo del Comité de Cafeteros del Quindío.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2018 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net