• JUEVES,  20 ENERO DE 2022

Economía  |  14 noviembre de 2017  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Estado crítico de tabletas y tableros electrónicos, así como laboratorios y otros proyectos financiados con regalías en el Quindío

0 Comentarios

Imagen noticia

Las tabletas, los tableros electrónicos y otros elementos de laboratorio entregados a instituciones educativas del Quindío durante el gobierno pasado, se están averiando y corren el riesgo de perderse. Estos aparatos suministrados en el gobierno de la exmandataria Sandra Paola Hurtado Palacio a través de un programa de innovación social para el fomento de una cultura ciudadana y emprendedora en la comunidad educativa del Quindío, tuvieron un costo de $10.670 millones, financiados a través del Sistema Nacional de Regalías.

El calamitoso estado de este material fue reportado por el Departamento Nacional de Planeación, en la evaluación que ha venido haciendo de la inversión de los recursos de regalías en cada región colombiana. Este proyecto específico carece de un plan de sostenibilidad, operación y continuidad, y de seguir en estas condiciones, la inversión se habría perdido.

Hay un laboratorio que desde el 2014 está sin uso, por falta de instalaciones y expertos que lo manipulen. Según el informe técnico de Planeación, el Laboratorio Pedagógico de Guadua, Materiales y Fibras Naturales, no cuenta con instalaciones adecuadas para una línea de producción, ni la instalación de los equipos adquiridos. Las instalaciones no cuentan con la capacidad eléctrica suficiente para poner en funcionamiento todos los equipos. Los laboratorios entregados en la Institución Educativa Río Verde Alto son de tipo industrial, de imposible manipulación por parte de alumnos de grado noveno, quienes oscilan entre las edades de 14 a 16 años.

En la Institución Educativa José María Córdoba (Córdoba) de las 750 tabletas entregadas, 30 presentan averías; y de los 2 tableros entregados, 1 no funciona. En la institución Baudilio Montoya, los equipos entregados presentan mal funcionamiento (lavamanos con fugas y el refrigerador no se encuentran en trabajando, otros no fueron entregados completos (para la dosificadora de 2 canales no se le suministró el compresor).

Otro proyecto en estado crítico es el de la instalación de una planta de descontaminación en la zona industrial de curtiembres, en La María, Calarcá. Se adquirieron los equipos, pero no se ha definido la operación y mantenimiento de los prototipos (purificador de aire, purificador de agua y deshidratador de lodos). En este sentido, un proyecto que tuvo un costo de $5.591 millones de pesos requiere con urgencia la definición de su operatividad y sostenibilidad, las que no se encuentran garantizadas documentalmente. Por tanto, según Planeación, no se ha podido determinar a cargo de quien estará la operación y sostenibilidad de los equipos, ni se ha definido el tiempo ni la condición en que se van a suscribir los comodatos con las Universidades para su operatividad.

Un caso similar sucede con el proyecto construcción de vivienda nueva en la urbanización Los Tejares del municipio de Génova, donde se encontró que en las 24 viviendas construidas hay humedades en los muros, apozamiento de aguas de escorrentías en patios y zonas comunes y faltan medidas de mitigación de riesgos para los taludes que circundan la urbanización. De las 24 casas construidas, 15 se encuentran habitadas por los beneficiarios, 4 arrendadas, 4 entregadas a familiares no pertenecientes al grupo familiar, y 1 en estado de abandono; lo anterior indica que se están beneficiando con las obras el 63 % de la población inicialmente prevista. Además, las pólizas no fueron debidamente actualizadas dejando el proyecto sin cubrimiento durante un mes y 22 días.

Un proyecto adicional con problemas es aquel relacionado con aplicación de procesos innovadores en la cadena de suministro para la industria de la guadua. Este es un proyecto que se realizó con el concurso de la gobernación del Quindío con apoyo de la Corporación Autónoma Regional del Quindío CRQ, la Corporación Ecocalidad Empresarial y la universidad del Quindío. De acuerdo con el informe de planeación, no hay decisión ni claridad sobre qué entidad se hará cargo de la operatividad.

A pesar que se están ejecutando las actividades para el cumplimiento del alcance y objetivo del proyecto, no existe garantía frente a la operatividad y sostenibilidad del mismo. Dado que, si bien se están creando los tres núcleos productivos de guadua, el software y georreferenciación realizada al núcleo piloto y la compra de maquinaria móvil para el proceso de pre industrialización de la guadua, se desconoce quién se hará cargo de la operatividad de los productos que se están generando como parte de la ejecución del proyecto. En este proyecto se invirtieron $2.194 millones.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net