• LUNES,  13 JULIO DE 2020

Colombia  |  28 junio de 2020  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

El Fantasma del café cumplió 93 años

0 Comentarios

Imagen noticia

Por Miguel Ángel Rojas Arias

El Fantasma del Café tiene 93 años, pero es poco conocido, incluso no se ha precisado su nombre. Sólo se sabe que es de origen antioqueño. Hace un poco más de dos década se instaló en la cuarta sala de exposición del Museo Nacional del Café, en el Parque Nacional del Café en Montenegro, Quindío. Y ahí sigue, a pesar de que el Parque esté cerrado como consecuencia del aislamiento obligatorio decretado por el gobierno para proteger la población del contagio del virus Covid-19.

Sin embargo, esta historia del fantasma se ha vivido en el Parque, durante estos 25 años de existencia. Cuando un visitante del Parque pasaba por el Museo antes que por las demás diversiones, se podía encontrar El Fantasma en los recodos del Sendero Ecológico, en los meandros de la quebrada cerca al Bambusario, en el Puente de Arrierías, en el Cementerio Indígena, en el Bosque de Mitos y Leyendas, en la Plaza del pueblo, en la Estación del Tren, en alguna de las atracciones mecánicas, incluso empotrado en una de las sillas de la montaña rusa, o a su lado en la oscuridad del Show de las Orquídeas. Si no se visita antes el Museo, entonces usted no podía verlo en ninguna parte y se perderá de este hechizo.

El mejor sitio para enterarse de él es, sin duda, el Museo, sala cuarta. Allí está en una foto de buen tamaño donde figuran la mayoría de los asistentes al Segundo Congreso Cafetero, realizado en Medellín en junio de 1927, hace 93 años, y en el cual se creó la Federación Nacional de Cafeteros. En esa foto a blanco y negro, colgada en una de las paredes de la sala, tomada por Jorge Obando en el patio de una antigua casa, cerca al hospital de San Vicente de Paúl, aparecen 29 productores de café y en la parte inferior sus nombres debidamente numerados del uno al 29 según su posición en la foto, faltando el once.

Esta lista, encabezada por Epifanio Montoya, parece haber sido hecha en el mismo momento que se copió la foto. Si uno cuenta de uno a once entre los caficultores que están de pie, después del diez hay un pequeño hueco, pero en el fondo, dibujada en una pared de ladrillo, está la figura desvanecida de otro hombre, El Fantasma.

Dice la leyenda que este caficultor antioqueño se inscribió para participar en el Congreso Cafetero, pero no pudo asistir porque murió días antes por lo que fue borrado de la lista, razón por la cual se desconoce su nombre. En esa foto aparecen personalidades de la vida económica y política colombiana como los ex presidentes Carlos E. Restrepo y Mariano Ospina Pérez y los empresarios Nicanor Restrepo Giraldo y Rafael Ospina López.

Después de recorrer esta sala el visitante queda embrujado. Si sube al teleférico podrá ver El Fantasma, si su imaginación se lo permite, en la parte más alta del trayecto, sobre los guaduales y el Puente Colgante. Si va por el Sendero Ecológico, El Fantasma se ratifica en su mente a través de la estatua del Cacique Quimbaya Tucurrumbí, o de las calaveras de las tumbas del Cementerio Indígena, o en los mágicos escalones de aguas cantarinas y orquídeas y heliconias. En todo caso, El Fantasma del Café lo acompañará por el Parque, como una sombra, como un dibujo desvanecido en una foto que guarda los misterios insoldables del más allá.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2020 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net