• MIÉRCOLES,  08 DICIEMBRE DE 2021

Ciencia Y Tecnología  |  26 diciembre de 2017  |  12:00 AM |  Escrito por: Edición web

Cementerio de los libros

1 Comentarios

Imagen noticia

Por Ilda Baoth

 

Guillermo Sepúlveda

De Caminos Y Andares. Historia De Una Vida.

Edición sin datos bibliográficos de ningún tipo. 170 páginas. 2012. Con numerosas fotografías y dibujos interiores.

Guillermo Sepúlveda es el más notable sonetista del Quindío. Cada poema suyo es musicalidad total, sometida a métricas clásicas del soneto. El amor, Dios, el sexo y el paisaje encuentran en su poética a un autor magistral. Falleció a avanzada edad, lúcido, lleno de anécdotas en sus diálogos, pleno de recuerdos por donde desfilaban, con intimidades de todo tipo, autores del Quindío, de Colombia y de otros lugares de Suramérica. Este libro armado con fotocopias, pésimamente impreso, del cual circularon pocos ejemplares, es un recuento de múltiples aspectos de su vida dentro y fuera de Colombia. Autobiográfico del principio al final. Un libro para encontrarse con sus procesos literarios, con su agitada vida política, con su exilio, sus amores y desamores relatados con prosa directa, sin regodeos estilísticos para rememorar escenas de su cotidianidad familiar y social. Valioso documento para hacer un amplio mural humano de personajes que vivieron al lado del poeta. Escritores del viejo Caldas, pintores, músicos, líderes políticos y religiosos, ocupan espacios de reconocimiento histórico para ampliar la perspectiva humana y social del Quindío. El tono anecdótico predomina en este libro donde Sepúlveda, reconstruyéndose a sí mismo, repasa momentos del ámbito literario y cultural de la región y de Colombia.

 

Ernesto Osorio Vásquez

Cacique

Diseños e impresiones. Como el anterior libro reseñado, este tampoco tiene referencias de ningún tipo. Ni dónde se imprimió, ni cuándo. Breve reseña biográfica en la contracarátula.Un problema para quienes tengan que ubicar la obra en un contexto determinado para su clasificación. Leyendo un ensayo de Carlos Castillón, descubrí que esta novela se editó en 1998. 170 páginas.

Distinta de todo cuanto he leído en novela quindiana. Escritor calarqueño que ha caminado más por el ámbito del cuento que por el género novelístico. En 1997 publicó su primera novela titulada El lado oscuro, con la cual Osorio abre otras formas de expresión narrativa en el género dentro del Quindío. Es de los pocos que recibe crítica favorable de algunos estudiosos de la novela regional. Esta novela nació como cuento que Osorio decidió ampliar, convertirlo en una historia mayor para desplegar sus técnicas narrativas. Y a fe que lo hizo bien. Le dio resultado su fórmula porque Cacique es una novela de detectives que se deja leer con atención, capítulo tras capítulo, verificando cualquier lector exigente aquello que e crítico risaraldense César Valencia escribió y que merece citarse aquí: “Lo más interesante en esa novela de Ernesto Osorio Vásquez es la habilidad narrativa, el carácter dinámico de los diálogos, la creación de atmósferas sobrenaturales a través de imágenes visuales y auditivas, aunque puedan notarse intertextos del cine de aventuras y de misterio”. No es fácil conseguir la novela. ¿Aún vive el escritor? ¿Seguirá escribiendo a su edad? En la reseña de la contracarátula dice que nació en febrero de 1942. Diez y siete capítulos componen esta obra que devuelve la fe en la novela quindiana. Un referente obligatorio para el estudio del género en este sector de Colombia.

 

Nelson Osorio Marín

Alguien Recogerá Mis Remos (POESÍA Reunida)

Biblioteca de autores quindianos. Estudio y edición Carlos Alberto Castrillón y Libaniel Marulanda. Universidad del Quindío. Centro de publicaciones de la Universidad del Quindío, Armenia, agosto de 2017. Solapa con fotografía y presentación biográfica del autor. Diseño de cubierta, Lina María Cocuy. Prólogo de Juan Guillermo Álvarez. Ensayo introductorio a cargo de Libaniel Marulanda. Ensayo crítico de Carlos Alberto Castrillón. 306 páginas.

Cómo no, otro poeta nacido en Calarcá. De los grandes y reconocidos a escala nacional por sus libros en los géneros de la poesía y el microrrelato. Pero también por sus relaciones con la música en una época que fue notable esta manifestación artística en Colombia. El que desee interpretaciones y aproximaciones críticas valiosas, llenas de significados y que ayudan a comprender las razones por las cuales el poeta escribió y vivió, deben leerse el texto con que Castrillón nos introduce en la poesía reunida de Nelson Osorio. Señales claras para entender y disfrutar, por primera vez, casi toda la obra del calarqueño que residió en Bogotá toda su vida. Y allí falleció. Desde el libro Cada hombres es un camino, publicado en 1963, pasando por Algo rompe la mentira, 1969, Al pie de las letras, 1976, hasta Trueno que da miedo, textos publicados entre 1980 y 1997, este libro recopila poemas que nos permiten descubrir a un poeta colombiano con voz propia para expresar sus inquietudes políticas. Hay definiciones literarias, poesía con metáforas partidistas sólidas y militantes, que descubren al escritor de izquierda cuya poesía sirvió para fustigar las injusticias cometidas contra el pueblo por conocidos políticos nacionales contra quienes Osorio, irónico, burlón pero señalador, enfiló los versos de su poesía y de sus canciones musicalizadas por significativos cantantes de los años 70 y 80 en Colombia. Libaniel los cita en su texto sobre Nelson.

 

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2021 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net