• SÁBADO,  02 JULIO DE 2022

Cultura  |  12 mayo de 2022  |  12:00 AM |  Escrito por: Administrador web

Mayo, el mes de las flores

0 Comentarios

Imagen noticia

 

Josué Carrillo

De niño le oía decir a mi mamá que mayo era el mes de las flores. Cuando yo estaba en la edad en que todo lo que dicen los padres es cierto, aceptaba sin objetar sus aseveraciones. Vino luego la edad en que para los hijos todo lo que dicen los padres es paja, entonces, pensé que ese era un cuento, cuya única razón era el que ella había nacido en ese mes. Con los años el péndulo de la credibilidad de los padres se devolvió hasta un punto en que uno piensa: ellos suelen tener razón en mucho de lo que dicen. Fue entonces cuando me puse en la tarea de averiguar de dónde pudo ella haber sacado el cuento de que mayo es el mes colmado de colores y aromas florales.

En un principio pensé que la relación podía estar en las estaciones: el invierno termina en marzo, las plantas comienzan a dar sus primeros botones en abril y en mayo llega la floración. Esto es valedero en los países del hemisferio norte donde hay estaciones; pero en el trópico no es tan cierto, pues aquí se vive en una cuasi primavera todo el año y las plantas florecen en cualquier mes. Después supuse que quizás la asociación tenía más que ver con la Virgen María, pues, según reza el himno que se cantaba por las calles en el rosario de la aurora, mayo no solo era florido, sino también único y estaba dedicado a la Virgen. “Salve mayo florido, salve mes sin igual, para honrar escogido a la virgen sin par”, cantábamos en la procesión a las cinco de la mañana, y ay del que no cantara: le calificaban uno en conducta. ¡Ah, esos recuerdos imborrables que tenemos los que fuimos niños de pueblo! Al final, la respuesta a mi inquietud me la dio el nombre que lleva el mes, porque ese le fue dado en honor a Maia o Maya, la diosa romana de la primavera, pero también de la fertilidad y la naturaleza.

Los antiguos romanos que, cuando no estaban guerreando con los vecinos para expandir su imperio, vivían en fiestas, tenían una para honrar a la diosa Maya y en ella adornaban su templo con plantas y flores, tal vez por este motivo llamaron mayo al mes en que se celebraba esa fiesta. Después de la caída del Imperio, cuando el cristianismo se cogió confianza también adoptó esta celebración y se la dedicó junto con el mes a la Virgen María; por esta razón es costumbre hacer en las iglesias católicas ofrendas florales en mayo. Estas ofrendas son de muy vieja data, las primeras que se conocen son del siglo XIII, cuando el rey Alfonso X “el Sabio” cantaba sus Cantigas a Santa María, en honor a la ‘Rosa de las rosas’.

En la actualidad, hay muchas fiestas y desfiles de las flores en casi todo el mundo y se celebran en diferentes fechas; en Holanda se realiza el Desfile de las Flores, el más antiguo y fastuoso de cuantos hay en Europa, se construye con flores de bulbo como tulipanes, narcisos y jacintos. Este año se llevó a cabo el 23 de abril, el desfile de 2, 5 km de carros alegóricos y carrozas tuvo un recorrido de 45 km, desde Noordwijk hasta Haarlem. También los hay en Estados Unidos, por lo general, en año nuevo; en Méjico el festival de las flores se celebra el día de los difuntos, y en otros países latinoamericanos también hay celebraciones floridas, pero no en mayo. En Colombia no son tantas las fiestas de las flores, tal vez las dos más conocidas son la Batalla de Flores de santo Tomás, que se realiza en el municipio homónimo, en Atlántico, un día después del desfile de la Guacherna en el carnaval de Barranquilla, y la Feria de las Flores que tiene lugar en Medellín. Esta sí que es una fiesta y vale por todas, es un verdadero espectáculo el desfile de cuadras y cuadras de campesinos cargados con silletas decoradas con los más diversos motivos hechos en flores. El Desfile de Silleteros es algo que bien vale la pena admirarse, aunque sea una vez; pero este evento, que se inició en mayo (1957), se realiza desde 1963 en agosto, por ser este el mes de la independencia de Antioquia.

Como se ve, la tradición de considerar a mayo como el mes de las flores no nació el año anterior, esa es una historia con bastantes siglos a cuestas, que nos lleva hasta las antiguas culturas griega y romana. Y es entendible que hubieran escogido este mes para honrar a sus diosas, por ser el de la floración, en que los campos se llenaban de color y de aromas, y que lo hubieran adoptado los primeros cristianos para ofrendarlo a la Virgen María, la ‘Flor de las flores’.

PUBLICIDAD

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net