• LUNES,  08 AGOSTO DE 2022

Cultura  |  05 junio de 2022  |  12:01 AM |  Escrito por: Administrador web

Mi Primera Comunión

0 Comentarios

Imagen noticia

Un texto de Gilberto Zuleta B, publicado en el libro Nostalgia a partir de imágenes, de la Tertulia Café y Letras Renata.

Clara Rosa, mi madre, se preocupaba porque sus hijos conservaran la religión de sus padres. Siendo el menor de todos y con diez años, etapa inmadura cercana a la adolescencia, me prepararon para recibir en mi alma a Nuestro Señor Jesucristo y dar un paso grande hacia el camino del bien.

En esta foto quedó el recuerdo para siempre. Al terminar la primaria en 1961 y empezar la navidad el ocho de diciembre, quince niños y niñas, tuvimos la alegría de recibir nuestra primera comunión en la parroquia del Sagrado Corazón De Jesús en Belalcázar, Caldas.

Dos primos, Ulises y Federico Bedoya, posaron conmigo hace sesenta y un años, y cada uno de nosotros la conserva como el mejor recuerdo. Sentí felicidad viéndome cachaco, de vestido negro, corbata y zapatillas nuevas, bien peinado y sonrisa constante. Una imagen sagrada en la mano izquierda y un lirio blanco en la derecha.

A mis padres los vi alegres. Se miraban, y al salir de la iglesia, con un abrazo y un beso, celebraron la pureza de mi alma. Cuatro hermanos mayores también me acompañaron, y al lado de ellos María, compañera de estudio, la niña más hermosa, de ojos azules, con una sonrisa llena de esperanza y luz.

Después de esta ceremonia, a nuestra mente iban llegando pensamientos sagrados, para continuar por el camino del bien y que el amor de la familia siempre estuviera presente. En el colegio, los domingos nos llevaban a la misa de once, de manera obligatoria para la clase de religión. No podía faltar la comunión.

Pasó la adolescencia, crecí al lado de la mujer que me inspiraba sentimientos, llegó la pubertad, emigré del pueblo a la ciudad, mi vida cambió y quedó una historia para recordar.

PUBLICIDAD

Otras Noticias

Comenta esta noticia

©2022 elquindiano.com todos los derechos reservados
Diseño y Desarrollo: logo Rhiss.net